White & Trendy Christmas Time (2)

Lula & Lola. Si la semana pasada comenzábamos esta sección navideña hablando de decoración y de árboles de navidad, hoy nos proponemos lanzar ideas para nuestra mesa, porque si algo hacemos, y mucho en estas fechas, es estar sentados en torno a suculentos platos que han pasado horas de esfuerzo y cocina, mereciéndose una mesa decorada a su altura.

Vamos a tratar nuestra mesa con el mismo cariño y calor que le damos a nuestros platos, así que desterremos los manteles rojos con motivos de nasty Christmas decorations, basados en pequeños Santa Claus con caras sonrientes o renos con narices rojas. Démosle a nuestros platos la elegancia y el calor que merecen.

En una buena mesa navideña nunca nos pueden faltar velas encendidas, nos ofrecen luces tenues y relajantes para cenas largas alrededor del fuego. Si le añadimos un poco de verde en forma de hojas o ramas de pino, conseguiremos algo de color y naturaleza, un toque de campo en la ciudad. Si lo tuyo es algo más moderno, no olvidéis tampoco las velas, mezclándolas con otras luces eléctricas, encontraréis miles de ejemplos de hileras de luces que podréis esparcir por vuestra mesa.

En cuanto a la mantelería yo soy muy de blancos, así el marco no te condicionará el arte y te dará opción a mayores combinaciones con tu vajilla, siempre que ésta tenga color. Si la tuya es blanca, podremos poner bajoplatos que nos ofrezcan cierto contraste. Eso sí, no es día para platos de plástico, si cocinamos los mejores manjares, ofrezcámoslos en los mejores platos.

¿Y qué pasa con las copas? os preguntaréis, pues ahí tengo opiniones encontradas. Reconozco que para tomar un buen vino me gustan las copas de balón, copas anchas que le dan aire, pero últimamente me encantan cómo decoran las copas con poca base y forma de tulipán. También aquí hablamos de gustos, cenar ese día con un buen cava o champagne, para los más exquisitos, es una buena opción y en este caso las copas cambian, pero pensad primero en el líquido que bañará vuestras recetas y a partir de ahí las copas que mejor les sentarán.

La cubertería la queremos bien seca y brillante. Recuerda: tenedor a la izquierda, cuchillo y cuchara a la derecha o por qué no, hagamos un paquete con los cubiertos atados con cuerda tipo esparto en lazo y pongámoslo encima de una servilleta de tela sobre el plato.

Por último una sugerencia: hagamos lo que hagamos con nuestra mesa, siempre pensando que tanto esfuerzo, que tanto arte en la cocina merecen un espacio acorde y donde poder admirarlo.

Deja un comentario