Los vigilantes de seguridad del centro comercial Plenilunio llevan seis nóminas sin cobrar





La plantilla de seguridad del centro comercial Plenilunio pertenece a la empresa de seguridad Studios de Inversión Argualas, que actualmente se encuentra en concurso de acreedores. Mientras tanto el centro comercial se niega a rescindir el contrato a esta empresa si no se reduce el servicio.

Los vigilantes del centro comercial Plenilunio, 15 personas en total, cobraron su última nómina en enero. Desde entonces no cobran por su realizar su trabajo. Cinco mensualidades después y una paga extra sin cobrar, estos profesionales siguen acudiendo a proteger el centro comercial mientras este sigue enrocado en no rescindir el contrato a la actual empresa de seguridad.

La empresa que presta servicios de seguridad en el centro comercial, Studios de Inversión Argualas, se encuentra en concurso de acreedores desde el mes de marzo. La información que maneja CCOO es que esta empresa solo mantiene activo el servicio del centro comercial Plenilunio, habiendo desaparecidos de otros centros comerciales y servicios por motivos evidentes.

En otros casos similares a este se rescinde el contrato tácitamente y se otorga el servicio a una empresa solvente. Lo curioso de este caso es que el gestor de servicios de centro comercial Plenilunio, la empresa Klepierre, no quiere rescindir el contrato sin realizar una merma en el mismo, cosa legalmente imposible estando un concurso de acreedores por medio.

Mientras tanto los trabajadores acuden día a día, sin cobrar, a custodiar las instalaciones y bienes del centro comercial. La empresa KIepierre por su lado, aunque está al corriente de los pagos, sigue sin dar su brazo a torcer y no ceja en su empeño de aprovechar con mediocridad la oportunidad para bajar el contrato de su servicio de seguridad.

CCOO de Construcción y Servicios de Madrid quiere transmitir la gravosa situación que están viviendo estos trabajadores, y anunciar las medidas legales oportunas y las movilizaciones sindicales pertinentes para acabar con la desesperada situación de la plantilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *