La empresa de autobuses interurbanos La Veloz cierra sus oficinas de Conde de Casal

(Foto: El Intercambiador)

La empresa de autobuses interurbanos La Veloz ha decidido cerrar las oficinas de Conde de Casal (Retiro), cerrando con ello los aseos que eran utilizados por más de 150 personas, al ser cabecera de las líneas 331, 332, 333, 334, 336, 337 y 339, y privando a los miles de viajeros que hacen uso de esas líneas de poder reclamar sus objetos perdidos.




Según denuncian desde CCOO, “la empresa ha visto que puede engordar sus ingresos alquilando el local con el único fin de obtener unos pocos euros para poder aumentar sus ganancias”. Durante muchos años la sección sindical de CCOO de La Veloz ha estado luchando sindicalmente en los Ayuntamientos de Rivas- Vaciamadrid, Morata de Tajuña, Valdelaguna y San Martin de la Vega, para que en las cabeceras de las líneas los conductores tuvieran unos aseos.

“En todo este tiempo, la empresa nunca se ha querido implicar en mejorar las condiciones de los trabajadores, pese a que ayuntamientos como el del Rivas siempre se han mostrado dispuestos a colaborar económicamente siempre con la condición de que La Veloz también aportarse una parte del gasto que supondría mantener un baño en las cabeceras de las distintas líneas que confluyen en el municipio”, explican desde CCOO.




En el intercambiador de Conde de Casal, La Veloz ha mantenido durante casi 30 años un local donde los trabajadores podían hacer uso de aseos, además de tomar un café o una botella de agua. El local les permitía tener un sitio decente donde realizar el tiempo de espera, al mismo tiempo que servía para suministrarles cambio para un correcto desarrollo de sus funciones como conductores, y como oficina de objetos perdidos.

La empresa ofrece como única alternativa unos baños químicos portátiles que, según el sindicato “no cumplen con los mínimos requisitos higiénicos para su utilización. Este baño químico será el único aseo con el que cuenten los alrededor de 150 trabajadores. Para que los conductores puedan esperar o tomar un café ofrece como alternativa un bar cercano”.

“Es evidente que La Veloz solamente piensa en sus intereses económicos, obviando las necesidades de sus trabajadores y la de los viajeros que perderán el lugar al que dirigirse si pierden cualquier objeto en los autobuses”, concluyen desde CCOO.

Deja un comentario