Inicio Comunidad La inflación dispara la moda de segunda mano en Madrid

La inflación dispara la moda de segunda mano en Madrid

Gacetín Madrid

El número de clientes en las tiendas de moda secondhand en Madrid ha aumentado un 19% en los 10 primeros meses del año respecto al mismo período del año anterior, mientras que las ventas han crecido un 5%.

Así se desprende del estudio de Humana Fundación Pueblo para Pueblo: por primera vez en sus 35 años de historia, la red de establecimientos de esta entidad sin fin de lucro supera a estas alturas del año el millón de clientes. Los principales factores que explican la atracción por la moda de segunda mano son los precios económicos ante la alta inflación y la conciencia ambiental y social de los consumidores, especialmente entre los más jóvenes.

De enero a octubre, el número de personas que han comprado en alguno de los 24 establecimientos de la entidad sin fin de lucro en la capital ha superado el millón, con un incremento del 19,3% respecto al mismo período del año anterior. Por lo que respecta a las ventas, a falta de dos meses del cierre del ejercicio, el incremento es del 5,6% (3 millones de artículos), respecto al período entre enero y octubre del año anterior.

“El sector de la moda de segunda mano ha vivido un punto de inflexión al final de la quinta ola de la pandemia, en 2021. No sólo se recuperó bien de los efectos del confinamiento y las restricciones que se impusieron, sino que esas buenas sensaciones se han visto refrendadas en este 2022”, explica Rafael Mas, director de Proyectos y Relaciones Externas de la Fundación, “porque entra en escena el auge del consumo, la mayor conciencia ambiental y el paulatino redescubrimiento de otras maneras de consumir. Los buenos precios de este tipo de productos actúan como otro factor importante en un contexto de inflación y ante una posible recesión económica”.

Proceden de donaciones

Todos los artículos a la venta en las tiendas de Humana proceden de las donaciones depositadas o bien en los contenedores de la vía pública o bien los que hay en los propios establecimientos. Estas donaciones textiles se clasifican en el centro de preparación para la reutilización que la entidad tiene en Leganés. “La gestión de estas prendas permite que vuelvan al mercado como moda sostenible y reutilizada, para ser adquiridas por personas con convicciones ecológicas y sociales”, indica Rafael Mas.

“La oferta secondhand seduce cada vez a más personas. Por necesidad, tendencia, o consumo sostenible, la compra de segunda mano va a más y es una opción cada vez más valorada socialmente. Es una alternativa seductora para muchos segmentos de la sociedad, atraídos en gran parte por el valor añadido de las prendas de segunda mano, porque contribuyen a la sostenibilidad a precios asequibles”, añade.

“En general, la moda reutilizada ha dejado atrás prejuicios o estigmas relacionados con la ‘moda de pobres’. España se está impregnando de la conciencia del consumidor de países nórdicos, Inglaterra o Alemania y la ropa de segunda mano se ve cada vez como una alternativa más normal, incluso deseable. Es una alternativa potente y seductora para muchos segmentos de la sociedad. Especialmente significativa es la respuesta del segmento de jóvenes: cada vez más se inclinan por ropa de segunda mano, por moda y sostenibilidad. Tienen menos poder adquisitivo y al mismo tiempo apuestan por el menor impacto posible en el consumo”.

“Por otro lado, el 70% de la ropa comprada en las tiendas de segunda mano de Humana reemplaza la adquisición de prendas nuevas, lo que contribuye a la prevención de emisiones de CO₂ y de posteriores residuos textiles”, indica el director de Proyectos y Relaciones Externas de la Fundación.

El éxito del vintage

Las tiendas Humana han vendido tradicionalmente todo tipo de ropa reutilizada, sin más distinciones. Hace unos años, la entidad reservó espacios específicos de productos vintage en alguna de sus tiendas; esta experiencia exitosa y el auge general del vintage, ha convencido a la entidad sin fin de lucro para apostar decididamente por esta tendencia. La red de tiendas Humana en España asciende a 48, de las que siete son exclusivamente vintage: cuatro en Madrid y tres en Barcelona.

“La moda vintage es un producto en auge. Se repiten los esquemas y los gustos de los años 70, 80 y 90, dando como resultado una mezcla curiosa de estilos. Son prendas únicas que no se encuentran en otro tipo de establecimientos”, afirma Rafael Mas, que indica: “El público mayoritario es joven y alternativo, en su gran mayoría con conciencia social y ecológica”.

Tipología del comprador de moda secondhand

El perfil del comprador en las tiendas Humana es el siguiente:

  • Persona con un alto grado de fidelización, interesada en la moda sostenible (concienciada ambientalmente) y que aprecia el valor añadido de la finalidad social de la ropa usada. Es un público adulto y destaca un número creciente de jóvenes.
  • Persona que busca prendas de calidad a precios económicos, también muy fidelizada.
  • Persona que busca prendas y artículos de marca a precios asequibles: Dolce & Gabana, Armani… Todas proceden del mismo origen: las donaciones en los puntos de recogida.
  • Un número creciente de jóvenes que buscan prendas especiales (no las encuentran en una tienda convencional) así como amantes de la moda y el vintage.
  • Diseñadores que buscan prendas únicas para usarlas en sus creaciones o para upcycling.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web y nuestra Política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Más información

Política de cookies