Inicio Opinión ‘Tampoco tenemos salud’, por Miguel Gómez-Leal Martín

‘Tampoco tenemos salud’, por Miguel Gómez-Leal Martín

Gacetín Madrid

por Miguel Gómez-Leal Martín, secretario general del PSOE de Barajas. 

Ya queda menos para uno de los días más esperados en España. El sorteo de la lotería de Navidad es un momento donde la gente se carga de ilusión, pese a tener una probabilidad científicamente insignificante de ganar algo. Lo bonito es que cuando no toca nada en el sorteo, la gente responde que por lo menos tiene aquello que más valora: salud. Desgraciadamente este año no podremos decir eso.

Los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) han sido siempre, y deben seguir siendo, un lugar de referencia, ayuda y apoyo de todos los vecinos y vecinas. No solo porque es el lugar más cercano al que acudir cuando a altas horas de la madrugada ocurre un accidente, sino que es una pieza clave para descongestionar las urgencias de los hospitales públicos, que a día de hoy, se encuentran saturadas.

Desde hace años el PSOE de Barajas ha reclamado la reapertura total del SUAP de nuestro distrito. En 2012 se cerró de lunes a viernes para abrir los fines de semana. Desde entonces, se ha aprobado en el Pleno de la Junta Municipal de Barajas en múltiples ocasiones, y por unanimidad, su reapertura total. En 2020 se clausuraron todos los SUAP de la Comunidad de Madrid. Esto hizo que la demanda de la reapertura por parte de los vecinos y vecinas fuera más fuerte todavía. Sin embargo, el Partido Popular siguió con su estrategia de desmantelamiento de la sanidad pública. Una estrategia planificada y organizada a la que jamás va a renunciar.

En junio de 2022 la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, comunicó que 20 de los 37 SUAP de nuestra región quedarían clausurados para siempre, entre ellos, el de Barajas. La reacción de vecinos y vecinas del distrito no se hizo esperar y, pese a una ola de calor histórica, más de un centenar de personas se concentraron en la Avenida de Logroño, frente al SUAP de Barajas, para exigir a la Comunidad de Madrid su reapertura.

Barajas, Getafe, Fuenlabrada, Villaverde…todos los rincones se levantaron gritando “Sanidad Pública”. Un grito cargado de rabia, enfado y frustración. Un grito de auxilio al ver como un derecho fundamental que se conquistó hace más de 30 años, hoy, en la Comunidad de Madrid, se vende al mejor postor. Tal fue la reacción de las personas que vieron su salud en peligro, que la Presidenta tiró de freno de mano para camuflar su plan. Anunció entonces que todos los centros reabrirían en octubre de este año, pero el truco estaba no explicar cómo.

Lo que antes se llamaban “Servicios de Urgencias de Atención Primaria”, ahora pasarían a llamarse “Puntos de Atención Continuada”. Al igual que padres y madres piensan durante meses el nombre de sus hijos, la Comunidad de Madrid tejió ese nombre con sumo cuidado. Ya no eran “servicios”, ahora serían unos “puntos” en el mapa. Ya no hay “urgencias”, sino una ventanilla donde recibes “atención”. Y “continuada” porque ver la puerta cerrada, otra vez, era demasiado obsceno.

El 27 de octubre se abrió el “Punto de Atención Continuada de Barajas”. El personal que acude a Barajas recibe un SMS invitándoles a sumarse como voluntarios. En caso de querer sumarse, acuden a un centro del cual no conocen en qué o con quién hay que trabajar. Esto genera incertidumbre, malestar e ineficiencias en el trabajo. Fallos tales como: no poder acceder a los sistemas informáticos, problemas para recetar medicamentos, no tener camas de descanso para las personas de guardia y falta de personal en algunos horarios. La “atención continuada” se basa en que si tu hijo o hija se hace una brecha en casa, mientras sangra por la cabeza, un celador de Barajas indica cómo ir al centro de García Noblejas. Esto sucede porque el que haya médico o no, depende de los voluntarios que levanten la mano para trabajar esa noche. Esta situación es la que podría haberse dado en Barajas la noche del 28 al 29 de octubre, y desde luego, el PSOE no lo va a consentir.

Desde el Partido Socialista de Barajas llevamos luchando 10 años para que los vecinos y vecinas de Barajas tengan como referencia, ayuda y auxilio un centro en el que puedan confiar. Sabemos que gobernando se encuentra un partido que desea que ese centro lo gestione una empresa privada, o que directamente no exista. Sin embargo, el PSOE seguirá en pie para que el servicio público más importante conquistado, también esté presente en Barajas.

Seguiremos luchando para que nadie necesite el Gordo de la Lotería de Navidad para pagarse una operación. Seguiremos trabajando y gritando, para que el 23 de diciembre podamos decir que, por lo menos, tenemos salud.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

* Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web y nuestra Política de privacidad.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Más información

Política de cookies