‘La deshumanización, perros de caza y el virus’, por Carmen Esteban

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

Artículo de opinión por Carmen Esteban Sanz, estudiante de derecho y ciencias políticas en la UC3M.

Si tuviéramos que pensar quién es la persona a la que más hemos insultado en las últimas semanas, ¿sería un político? Siempre hay roces, en política siempre hay encontronazos, el problema se convertirá en un mal mayor cuando se fijen dichas actitudes como un modelo de conducta, como la tónica general de hacer política en España y, como consecuencia, en modelo a seguir por la ciudadanía. Si la ciudadanía percibe como aceptable y elegante la falta de educación y de respeto a la vista de las conductas de la clase política, apaga y vámonos.

Desde hace ya más de un año, la libertad de expresión acompañada de irrespetuosidad ha copado el Congreso de los Diputados y las barras de bar. Descalificaciones unidas a la expansión y contagio de bulos han prendido la última mecha, la confrontación del cuerpo a cuerpo.

¿Y quién tiene la cerilla? La ultraderecha.

-Tu crispas una sociedad y luego puedes pescar a río revuelto– decía el historiador Steven Forti sobre el modus operandi de la ultraderecha. Vox y la ultraderecha se nutren de la polarización ciudadana, es por ello que siempre se declaran defensores de la patria neutra, de todos los españoles. A la ultraderecha no le interesa autodefinirse como tal pues el que lanza la red con los agujeros más pequeños siempre pesca.

Pero, ¿por qué utiliza Vox la deshumanización? La deshumanización debemos percibirla no como mera animalización sino como la instalación mental de un sentimiento claro y reafirmado de superioridad. Mediante la deshumanización la violencia podría justificarse, si creemos que tenemos más derechos que otros humanos podremos justificar moralmente el uso de la violencia al ejercer cierto tipo de paternalismo. El padre es más sabio que el hijo, el padre sabe lo que le conviene al hijo y decide por él. Además, la deshumanización es una herramienta para los privilegiados de legitimación del status quo. Y lo último y más peligroso que caracteriza a la deshumanización es la desinhibición de la moral. Las consideraciones éticas no son las mismas cuando lo que vemos enfrente es un ser humano o una media persona e incluso un animal. De esta forma, Vox va creando un ejército de perros de caza que no dudan ni un segundo en acosar o atacar a cualquiera que se interceda en el camino de la formación pues solo contemplan una mera presa y no a una persona. Las principales presas serán los líderes de los partidos ideológicamente opuestos, Podemos, PSOE y los independentistas.

Otro gran factor del que se aprovechan los ultraderechistas son las redes sociales. Este tipo de comunicación concreta, rápida y oculta suelta las riendas de la deshumanización, no hay caras ni nombres reales, no hay temor al qué dirán. Las redes sociales llevan siendo una herramienta a disposición de la crispación desde su creación, Vox ha sido quién ha decidido usarlas indiscriminadamente a su favor, pero la opción siempre estuvo ahí. Si bien Vox es el mago de la crispación y la deshumanización, el resto de partidos políticos no han sabido cómo gestionarlo y combatirlo. La muestra de ello son los límites a menudo inexistentes durante las declaraciones de los diputados del Congreso, incluidas las de la formación de extrema derecha. Vox es ahora mismo un perro sin bozal y nadie sabe cómo callarlo. Por supuesto es una tarea ardua el combate contra quien es incesante e irrazonable. Podemos optar por el camino del cordón sanitario o por el combate cuerpo a cuerpo, y yo me decanto por el primero. La ultraderecha necesita calor, necesita del fuego y el fuego sin oxígeno se ahoga.

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *