Rutas de cine: recorrer la Comunidad de Madrid para descubrir su lado «western»

El creciente interés por parte del público en general de visitar los lugares en los que se han rodado películas y series de gran audiencia, genera una importante oportunidad para promocionar los destinos y promover las visitas turísticas a dichos lugares. Un fenómeno que crece en todo el mundo y que representa una importante alternativa para diversificar la oferta turística y combatir la estacionalidad.

Más de 80 millones de viajeros eligen su destino de vacaciones, basándose en películas y series de televisión. En este sentido podemos hablar de una nueva tipología del turismo que responde a un desplazamiento del interés de los nuevos consumidores culturales hacia la industria audiovisual.

Film Madrid la Oficina de Promoción de Rodajes de la Comunidad está trabajando en la realización de varías rutas cinematográficas. La primera de ellas ha sido presentada recientemente en la feria FITUR 2020 y se trata de una guía sobre localizaciones de películas del Oeste filmadas en la Comunidad de Madrid.

Estas publicaciones, tiene un doble objetivo: por una parte, favorecer el conocimiento de estos escenarios de rodaje, aún disponibles, para profesionales de cine. Y por otra, fomentar el turismo cinematográfico en la Región, a través de las localizaciones de estas películas.

Comunidad de Madrid: territorio ‘Far West’

El género de las películas del Oeste fue uno de los más prolíficos de la industria cinematográfica; tanto que más de 500 películas se rodaron en Europa y, de estas, más de 200 en la Comunidad de Madrid, una cifra que supera los rodajes wéstern de otras zonas de España. La primera, en 1941, ‘Oro vil’, de Eduardo García Maroto y la última, en 2016, ‘Parada en el infierno’, de Víctor Matellano.

Entre los más de 200 wésterns que se rodaron en la Región, destacan importantes títulos como ‘El regreso de los siete magníficos” (1966, Burt Kennedy), ‘Sol rojo’ (1971, Terence Young) o la llamada ‘Trilogía del dólar’ dirigida por Sergio Leone y protagonizada por Clint Eastwood, compuesta de ‘Por un puñado de dólares’, ‘La muerte tenía un precio’ y ‘El bueno, el feo y el malo’.

Gracias a los rodajes cinematográficos anglosajones que desembarcaban en Madrid, y al nacimiento y auge del wéstern producido en Europa (popularizado como ‘spaghetti western’) se desarrolla una actividad económica singular en la Comunidad de Madrid, que se materializó en estructuras como el primer poblado del oeste de Europa, en Colmenar Viejo, o el primer poblado del oeste con carácter estable en Europa, en Hoyo de Manzanares. Precisamente en Hoyo fue donde Sergio Leone grabó en su práctica totalidad ‘Por un puñado de dólares’, iniciando el fenómeno del eurowéstern.

En la Comunidad de Madrid han rodado películas de Oeste grandes figuras del Hollywood clásico como los directores Robert Siodmak, Raoul Walsh o Richard Fleischer, y como actores como Claudia Cardinale, Robert Mitchum, Terence Hill, Gina Lollobrigida o Lee Marvin. Prácticamente debutaron actores como William Shatner o Burt Reynolds, John Wayne condujo una diligencia en el madrileño Parque de El Retiro, o Clint Eastwood disparó más rápido que nadie…

Independientemente de que guste o no el género western, existe la fascinación colectiva por los ico-nos y elementos del Far West. Por las diligencias, los sombreros, los guardapolvos, los ponchos o los pe-nachos de plumas. Sin ser parte de España, la historia de la segunda década del siglo XIX de los EEUU y la construcción del territorio del oeste, nos es absolutamente familiar, especialmente gracias al cine.

Un cine que se rodó también en la capital y pueblos de la Comunidad de Madrid, tanto por parte de empresas americanas, como de nacionales y europeas. Más de quinientas películas de este género se rodaron en Europa, y de estas más de doscientas en la Comunidad de Madrid, una cifra que supera los rodajes western de otras zonas de España.

La publicación señala 36 municipios de la Comunidad de Madrid donde se han rodado películas del oeste y cuatro rutas fundamentales que recogen rodajes en municipios como Talamanca de Jarama (‘Un dólar por los muertos’), Daganzo (‘Una ciudad llamada bastarda’), Nuevo Baztán (‘El genio’), Alcalá de Henares (‘Los compañeros’), Rivas Vaciamadrid (‘Cañones para Córdoba’), Aldea del Fresno (‘La última aventura del general Custer’) o la propia Casa de Campo de Madrid (‘Por un puñado de dólares’).

Además, la guía incluye información específica sobre la presencia de Clint Eastwood y Sergio Leone en la Región, así como de John Wayne, el actor americano del wéstern clásico por excelencia.

1 – Ruta Noroeste: LA PEDRIZA • COLMENAR VIEJO • HOYO DE MANZANARES

Esta ruta supone el eje fundamental de los rodajes wes-tern en municipios de la Comunidad de Madrid. Aquí se rodó la mayor cantidad de títulos, realmente importantes.

Comenzamos en La Pedriza, conjunto granítico realmente singular para el cine, pertenece al término municipal de Manzanares El Real. Muy frecuentado por el cine de géneros por su semejanza a los parajes estadounidenses, albergó el primer rodaje western en 1941, “Oro Vil”, de Eduardo García Maroto, y el último hasta la fecha, en 2016, “Parada en el infierno” de Víctor Matellano. Con parajes como el Embalse de Santillana, Charca Verde o Canto Cochino, son las fincas denominadas El rodaje las que han albergado mayor número de filmaciones, ya sea “El bueno, el feo y el malo” (1966, Sergio Leone), “Los despiadados” (1967, Sergio Corbucci), “Sol rojo” (1971, Terence Young) o “Esos locos cuatreros” (1985, Hugh Wilson). Para ello se construyeron varios decorados como el rancho de madera de “El halcón y la presa” (1966, Sergio Corbucci) o la cabaña de piedra de “Un hombre llamado Noon” (1973, Peter Collinson).

La siguiente parada es en Colmenar Viejo, el municipio que mas rodajes de películas del oeste ha albergado de la Comunidad de Madrid, ya sea en fincas particulares, como en “Django” (1966, Sergio Corbucci), en La Ermita de los Remedios como “La furia de los siete magníficos” (1969, Paul Wendkos) o en la línea de ferrocarril como en “Villa Cabalga” (1968, Buzz Kulik).

La localización más frecuentada es la Dehesa de Navalvillar, donde llegaron a coexistir hasta cinco decorados activos, como el fuerte de “La última aventura del General Custer” (1966, Robert Siodmak), ranchos como los de “Las petroleras” (1971, Christian Jaque), y especialmente la city del oeste donde rodó Sergio Leone, “La muerte tenía un precio” (1965) y “El bueno, el feo, y el malo” (1966). En esta localización se construyó el primer poblado del oeste en España, para “La rubia y el sheriff” (1958, Raoul Walsh), después del rodaje desmontado, y el de la “última filmación del género en la Comunidad de Madrid hasta la fecha, la parada de postas de “Parada en el infierno” (2016, Víctor Matellano). Cercano a la Dehesa, junto a la carretera a San Agustín de Guadalix, se encontró el decorado del pueblo mexicano levantado para la serie americana de The Family Channel, “El Zorro”, rodándose 88 capítulos.

Terminamos este recorrido en el lugar donde se construyó el primer poblado del oeste estable de España, el llamado Golden City, en el paraje Los Atillos de la zona Las Machorras, en Hoyo de Manzanares. Esta instalación es de alguna manera la causa directa del boom del western europeo, especialmente después de que Sergio Leone rodase “Por un puñado de dólares” en 1964. El decorado debía de ser desmontado tras rodar “El sheriff terrible” de Alberto de Martino y Antonio Momplet, y “Cabalgando hacia la muerte” de Joaquín Romero Marchent en 1962, pero la persistencia de los decoradores Jaime P. Cubero y José L. Galicia hizo perdurar la iniciativa y albergar rodajes posteriores como el citado éxito de Sergio Leone, “Brandy” (1963, José Luis Borau) u “Oro maldito” (1967, Giulio Questi). Es apasionante rememorar el caótico rodaje de Sergio Leone con Clint Eastwood en aquel decorado, que desató la fiebre de los rodajes. Un decorado que fue ampliado con un pequeño fuerte, cabañas, y posteriormente una calle de estilo Chicago años veinte para el rodaje de películas de gansters.

2 – Ruta Este: TORREMOCHA DE JARAMA • TALAMANCA DE JARAMA • ALGETE• DAGANZO DE ARRIBA • ALCALÁ DE HENARES • NUEVO BAZTÁN

Junto al término de Uceda, en Torremocha de Jarama, comenzamos esta ruta. Precisamente en la finca el Soto de la Noria, hizo uno de sus primeros trabajos Burt Reynolds en “Joe, el implacable” (1966, Sergio Corbucci). Un estupendo rancho con varias edificaciones, que albergó rodajes tan importantes como las películas de Corbucci, la citada más “Minnesota Clay” (1964) y “Django” (1966), o “Cara a cara” (1967) dirigida por Sergio Sollima.

La segunda parada la hacemos en un auténtico plató cinematográfico, Talamanca de Jarama, cuyo puente medieval, y su complejo agrario del siglo XVII, conocido como La Cartuja, han albergado rodajes nacionales y extranjeros de todo tipo. El primer rodaje western fue “Siete pistolas para los McGregor” (Franco Giraldi, 1966) al que siguieron “Fedra West” (1968, Joaquín L. Romero Marchent), “Tierra de gigantes” (1968, Ferdinando Baldi), o “El Zorro” protagonizado por Alain Delon (1975, Duccio Tessari).

Tras pasar por Valdetorres del Jarama, lugar de rodaje de “El hijo de Jesse James” (1965, Antonio del Amo), nos detenemos en Algete donde se situó junto al río Jarama, el importante decorado de un fuerte confederado construido para “La carga de la policía montada” (1964, Ramón Torrado). Se rodaron cuatro películas más, la primera “Mestizo” (1966), dirigida por Julio Buchs, y la última, “Un hombre vino a matar” (1967, León Klimovsky).

De construcción más tardía fue el poblado del oeste de nuestra siguiente parada, en el paraje Los Frailes de Daganzo de Arriba, los Estudios Madrid 70, que también albergaban platós. El decorado, realmente impresionante, tenía varios ambientes, albergando rodajes con grandes estrellas como Robert Shaw en “Una ciudad llamada bastarda” o Gina Lollobrigida y Lee Van Cleef en “El hombre del río malo” (1971, Eugenio Martín). Otros títulos importantes fueron “¿Qué nos importa la revolución?” (1972, Sergio Corbucci) “Tres forajidos y un pistolero” (1973, Richard Fleischer) o “Los locos del oro negro” (1975, Enzo G. Castellari). Con rodajes también dedicados a las aventuras y el terror, el último western rodado allí fue “Yendo hacia ti” (1981, Ferdinando Baldi).

Nos dirigimos después a Alcalá de Henares, donde el Palacio Arzobispal y el Teatro Cervantes acogieron a Vittorio Gassman protagonizando “¿Qué nos importa la revolución?” (1972, Sergio Corbucci). Ya fuera del núcleo urbano, los acantilados rojizos del Parque Natural Los Cerros, sus cárcavas, acogieron rodajes western desde 1962 con “La venganza del Zorro” (Joaquín L. Romero Marchent) y hasta 1983 con “Al oeste de Río Grande” (José María Zabalza). Se sucedieron rodajes como los de “Oro maldito” (1967, Giulio Questi), “Llego, veo y disparo” (1968, Enzo G. Castellari) o “Caza implacable” (1971, Don Medford) con Oliver Reed y Gene Hackman.

Terminamos esta ruta en Nuevo Baztán, la población construida en el siglo XVIII, con diseño monumental de José Benito de Churriguera. Su Plaza de Fiestas, que se conserva prácticamente igual, albergó diferentes rodajes western, como la producción de Sergio Leone, protagonizada por Terence Hill, “El genio” (1975, Damiano Damiani). Entre los diferentes títulos, “Sugar colt” (1966, Franco Giraldi), “Salario para matar” (1968, Sergio Corbucci) o “Los locos del oro negro” (1975, Enzo G. Castellari).

3 – Ruta Sur: ARANJUEZ • COLMENAR DE OREJA • TITULCIA • CIEMPOZUELOS

Arrancamos la ruta sur en una localidad muy cinematográfica, que tradicionalmente ha conocido rodajes importantes nacionales e internacionales, Aranjuez. Entre estos, “La selva blanca” (1972, Ken Annakin) con Charlton Heston. El Real Sitio también ha albergado rodajes western, siendo edificios históricos las localizaciones elegidas. Como La Casa de la Flamenca para rodar “El vengador de California” (1963, Mario Caiano) o “La ametralladora” (1968, Paolo Bianchini). O el Real Cortijo de San Isidro, donde José María Elorrieta rodó en 1964 “El hombre de la diligencia” y “Fuerte perdido”.

Continuamos en Colmenar de Oreja, cuyos rodajes se centraron en la vistosa Plaza Mayor porticada, ya fuese para las aventuras de héroes enmascarados dirigidas por Ricardo Blasco, “Las tres espadas del Zorro” (1963) o “El Zorro cabalga otra vez” (1964) o para que Yul Brynner reúna de nuevo a su grupo en “El regreso de los siete magníficos” (1966, Burt Kennedy), corrida de toros incluida. Mientras, fuera del casco urbano se sitúa la finca La Parralaza, con La casa del reloj, donde se rodaron entre otras, “Los siete de Pancho Villa” (1967, José María Elorrieta) o “Un dólar para Santana” (1971, León Klimovsky).

Importante es la siguiente parada, Titulcia, cuyas calles acogieron los rodajes western pioneros como “El Coyote” y “El regreso del Coyote”, dirigidas en 1955 por Joaquín L. Rome-ro Marchent, y posteriormente “El hombre de Valle maldito” (1964, Primo Zeglio) protagonizado por Ty Hardin. Pegado al núcleo urbano se encuentran los impresionantes cortados junto al Río Jarama, muy frecuentados por los rodajes western desde 1955 con las citadas películas de El Coyote de Romero Marchent, hasta 2016 con “Parada en el infierno” de Víctor Matellano, pasando por “Los despiadados” (1967, Sergio Corbucci) o “Al infierno, gringo” (1969, Nathan Juran), con repartos como los de “Villa cabalga” (1968, Buzz Kulik) con Robert Mitchum, Charles Bronson y Yul Brynner.

Y no menos importante es terminar la ruta en Ciempozuelos, en el Valle de Valdelachica, cerca de Seseña, una zona árida que no tiene nada que envidiar a los desiertos del sur de España. En las Salinas Espartinas y las ruinas del convento de San Juan de las Espartinas, convenientemente atrezado como fuerte, se rodaron westerns como “El secreto del capitán O ́hara” (1965, Arturo Ruíz-Castillo), “El sabor del odio” (1968, Umberto Lenzi) o “El blanco, el amarillo y el negro” (1974, Sergio Corbucci).

4. Ruta Suroeste: VILLAMANTA • ALDEA DEL FRESNO • PELAYOS DE LA PRESA

Iniciamos la ruta suroeste en Villamanta, muy ligada a las secuencias de trenes en los rodajes western. Una de las líneas más utilizadas fue el tramo cerrado a partir de Navalcarnero, de la vía estrecha Madrid-Almorox, dentro de la cual Villamanta tenía entonces la estación cerrada. Pero, tanto las vías como las viejas locomotoras se encontraban hábiles para rodar “Pampa salvaje” (1966, Hugo Fregonese), “Tu perdonas, yo no” (1967, Giuseppe Collizi), “Los compañeros” (1970, Sergio Corbucci), y especialmente “Cien rifles” (1969, Tom Gries), protagonizada por Raquel Welch y Burt Reynolds, donde se levantó un importante decorado.

También conoció Villamanta la construcción de dos decorados efímeros para “La furia de los siete magníficos” (1969, Paul Wendklos), un fuerte en el Barranco de Rodeavacas y un poblado mexicano junto a la estación de ferrocarril.

La siguiente parada es una de las localizaciones fundamentales para el western, la playa del Río Alberche en Aldea del Fresno. El ancho del río, la poca profundidad, y el arenal, se mostraron perfectos para representar un “Río Grande”. Ideal para pasar a caballo o con carretas en películas que van de “Por un puñado de dólares” (1964, Sergio Leone) a “Tres forajidos y un pistolero” (1973, Richard Fleischer), pasando por “El hijo del pistolero” (1965, Paul Landres) o “La última aventura del General Custer” (1967, Robert Siodmack). El último rodaje western se produjo en 1981 con “Yendo hacia ti” de Ferdinando Baldi.

Terminamos esta ruta en Pelayos de la Presa, en el Monasterio de Santa María la Real de Valdeiglesias, a orillas del pantano de San Juan. Las ruinas de este monasterio cisterciense sirvieron para gran cantidad de rodajes de cine de géneros, ya fuese bélico o terror, y también para el western. De esta forma se filmaron “La hora del coraje” (1968, Umberto Lenzi), “Cien rifles” (1969, Tom Gries), “Cañones para Córdoba” (1969, Paul Wendkos) o “Los compañeros” (1970, Sergio Corbucci).

Fuente, texto y mapa: www.madrid.org

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *