Por Paco Ramírez, presidente de COLEGAS-Confederación LGBT Española.

La conmemoración del Orgullo LGBTI+ es de especial importancia para poner de relieve el odio y el acoso que las personas LGBTI+ sufren en muchos países del mundo. No podemos dejar de olvidar a los gays, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales que en estos momentos son perseguidos y privados de libertad en 72 países del mundo, y en otros muchos agredidos, insultados, cuando no ejecutados y asesinados ante el silencio cómplice de las propias fuerzas de seguridad y el Estado. La fiesta no debe hacernos olvidar nuestras reivindicaciones y exigir el respeto de los derechos humanos en todas las partes del mundo. Una reinvidicación no sólo de un día al año, sino de los 365 días del año.

La reivindicación y lucha por los derechos LGBTI+ que dio origen a la realización inicial del Orgullo LGBTI+ ha ido perdiendo fuerza pasando a fomentar la fiesta, el consumo y el negocio. La única “manifestación” del mundo que cuenta con numerosos patrocinadores se ha convertido en un Parque Temático que privatiza y convierte en un nítido negocio todo el centro de Madrid, con la adquiescencia de las administraciones que no cobran tasas de ocupación, ponen escenarios e infraestructura, y hasta incluso ofrecen sustanciosas subvenciones públicas para pagar actuaciones y actividades musicales y culturales, y todo ello con el sello de ser un “evento social”.

Hace años que se está proponiendo incluir al Orgullo LGBI+ como Fiesta Popular por el Ayuntamiento de Madrid, lo que beneficiaría su desarrollo y evitaría problemas como la normativa de ruido y otras consideraciones. ¿Por qué no se ha conseguido? Simplemente porque entonces la organización debería ser participativa y abierta a todas las organizaciones de la ciudad, lo que terminaría con el monopolio participativo actual y significaría la pérdida de control del negocio y de la imposición del pensamiento único por parte de sus organizadores.

Desde COLEGAS creemos que otro Orgullo es posible, un orgullo más participativo, dónde todas las organizaciones LGBTI+ y administraciones de la ciudad de Madrid participen en igualdad de condiciones, y no sea todo decidido únicamente por 3 organizaciones que se han autootorgado ese derecho desde hace más de una década.

Desde COLEGAS creemos que otro Orgullo es posible, un orgullo más transparente en su gestión, y que no beneficie exclusivamente a unas organizaciones que se han autoadjudicado el negocio de la explotación económica junto a un clientelismo empresarial y organizativo.

Desde COLEGAS creemos que otro Orgullo es posible, un orgullo más inclusivo, un orgullo que sea en verdad de todxs lxs ciudadanxs, sin excluir ni vetar a nadie, para hacer de las reivindicaciones LGBTI+ las reivindicaciones de todxs sin usarlas como “arma política”, puesto que debemos aspirar a un cumplimiento universalista y maximalista de nuestros derechos. Necesitamos que cada vez haya más aliados que apoyen y no sólo toleren nuestros derechos y nuestras reivindicaciones. Necesitamos siempre sumar, no restar. Sólo así conseguiremos una aceptación y respeto total, eliminando toda aceptación meramente superficial, políticamente correcta o las microhomofobias cotidianas que tanto daño siguen haciendo a muchas personas LGBTI+.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Gacetín Madrid es un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid. así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Contacta con nosotros
  • Contacto: contacto@gacetinmadrid.com
  • Opina: opinion@gacetinmadrid.com
  • Anúnciate: marketing@gacetinmadrid.com
Suscríbete