Entrevista | Gabriela Beni, Coordinadora General Técnica de la Asociación Progestión

La Asociación Progestión es una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la prestación de servicios sociales. Constituida en mayo de 1990 y de ámbito estatal, tiene como misión dotar a las personas en situación o riesgo de exclusión social de las estrategias y habilidades necesarias para conseguir sus objetivos de manera autónoma y responsable, para ejercer sus derechos y obligaciones como parte de la ciudadanía y, consecuentemente, mejorar su calidad de vida.




En la Asociación Progestión trabajan con personas que, por distintos motivos, se encuentran en situación o riesgo de exclusión social. Sus proyectos están dirigidos a diferentes colectivos: personas extranjeras no comunitarias, desempleadas, sin recursos drogodependiente o personas con enfermedad mental grave y duradera. Su trabajo se desarrolla en 5 grandes áreas: empleo, inmigración, formación, personas sin hogar y viviendas supervisadas.

Hoy entrevistamos a Gabriela Beni, Coordinadora General Técnica de la Asociación Progestión.

Pregunta: ¿Cómo surgió esta iniciativa?

Respuesta: La Asociación Progestión surge  en los 90 como respuesta a una necesidad socio-sanitaria que en aquella época estaba entre las prioridades de los gobiernos autonómico y municipal; en concreto la atención a población con problemas de adicción. Las personas que crearon la asociación tenían una larga trayectoria de atención a personas vulnerables. Se abrieron varios recursos residenciales para atender a estas personas en distintas fases de sus tratamientos y a finales de la década de los 90 se puso en marcha un proyecto integral para  facilitar la estabilización y autonomía una vez finalizado el tratamiento; facilitando la inserción socio-laboral, formativa y residencial. Los primeros años del nuevo milenio supusieron la creación de proyectos orientados a facilitar la integración de la población migrante y se apoyaron en dos objetivos altamente demandados, el empleo y el asesoramiento jurídico.

A partir del año 2008 y  durante la crisis económica fuimos testigos de los procesos de empobrecimiento de la población en general y la población migrante en particular. La pérdida del empleo, la pérdida de la vivienda, los procesos de retorno de parte de la familia reagrupada, la irregularidad sobrevenida; la ausencia de redes socio-familiares y un largo etc., nos llevaron a plantear una intervención más cercana poniendo el énfasis en el acompañamiento social, por un lado, y en el apoyo psicosocial a mujeres migrantes.




En la actualidad contamos con la sede de Madrid y otra en Valladolid.

P: ¿Cuáles son los principales servicios que ofrecen? ¿Y a qué colectivos en concreto?

R: Nuestra apuesta son las personas en riesgo de exclusión y, de forma especial, personas migrantes con permiso de residencia o de trabajo, sobre todo, pero además, tenemos proyectos específicos para personas sin hogar, personas tuteladas, y personas con problemas de adicción, entre otros colectivos muy vulnerables.

A las personas migrantes les ayudamos a buscar un empleo, cómo buscarlo, cómo hacer un currículum, cómo acudir a una entrevista de trabajo, cómo hacer una carta de presentación…, les asesoramos y acompañamos en la tramitación de su documentación. Y con las  mujeres migrantes realizamos apoyo psicosocial individual y grupal, procurando la creación de redes comunitarias que faciliten la integración en el barrio.

Tenemos servicios específicos para personas sin hogar, personas tuteladas y personas con problemas de adicción. También realizamos acompañamientos a quienes necesitan determinados apoyos para la realización de trámites administrativos, médicos o similares.

P: ¿Por qué es necesario llevar a cabo estas actividades?

R: Porque son personas que atraviesan por dificultades y situaciones de riesgo o exclusión social y que se enfrentan a grandes obstáculos que les dificultan o les impiden  desarrollarse  como personas y organizar su vida en las mismas condiciones que otros ciudadanos.

Por eso, consideramos que tenemos que ofrecer un espacio, herramientas, conocimientos y experiencia profesional gratuita, para fomentar la autonomía de las personas en general y la reconstrucción del proyecto migratorio, en el caso de las personas migrantes. Hay que garantizar el ejercicio de los derechos y deberes que todos y todas tenemos como ciudadanos.




P: ¿Cómo se financian para llevar a cabo su labor?

R: Nuestra entidad cuenta con ayudas tanto públicas como privadas, que proceden de procesos de concurrencia competitiva a los que presentamos propuestas de intervención que son valoradas y, aprobadas o no, según su interés.

En la actualidad nuestra financiación procede de la Unión Europea, a través del Fondo Social Europeo y del Fondo de Asilo, Migración e Integración así como del Ministerio de Empleo y Seguridad Social como entidad gestora de los recursos europeos. Pero también recibimos el apoyo del Ayuntamiento de Madrid o de entidades privadas como la Obra Social de “La Caixa” o de fondos procedentes del IRPF, es decir, de la asignación que los contribuyentes hacen en su declaración de la renta destinada a entidades sociales sin ánimo de lucro.

P: ¿Cuáles diría que son los problemas que más afectan a los migrantes?

R: En este país ser una persona migrante es un problema de hecho, dado que se han generado estructuras legales y sociales que no facilitan precisamente la inclusión de las personas extranjeras. Y los problemas con los que se encuentran son diversos, desde su propia situación legal hasta su imposibilidad para encontrar un trabajo remunerado en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía española, las dificultades que tienen para encontrar una vivienda digna o, y no por invisible es menos dramático, los problemas y afecciones derivadas del duelo migratorio como la lejanía de la familia, desafección por parte de sus hijos, distanciamiento con la pareja o la pérdida de relaciones personales, además de todo lo derivado del desconocimiento de nuestra lengua, por citar sólo algunos ejemplos.

P: ¿Cómo se siente la comunidad inmigrante en los diferentes distritos de Madrid?

R: Lo cierto es que eso habría que preguntárselo a cada una de esas personas pero lo que nosotras detectamos en la Asociación Progestión es que no encuentran el suficiente cobijo como para favorecer un proceso de inclusión rápido y efectivo. Les ponemos muchos límites y les exigimos que adopten y acepten conductas que, o bien nosotras mismas no seguimos o, incluso, se alejan de sus hábitos y costumbres habituales. Eso de “donde fueres haz lo que vieres” nos lleva a la perversión de querer imponer nuestros hábitos y costumbres sin cuantificar el valor de lo que estas personas nos aportan




P: ¿En qué consiste la red de “Vecinos Cicerone” que propusieron al Ayuntamiento de Madrid y en qué situación se encuentra?

R: Se trata de un proyecto muy sencillo pero de una profunda implicación en los barrios. “Vecinos Cicerone” es una iniciativa que quisimos plantear al Ayuntamiento aprovechando el impulso que se ha hecho desde la ciudad de Madrid por fomentar procesos de acogida a personas refugiadas y, por ende, a personas migrantes. Y lo que proponíamos era trabajar, en el marco de iniciativas de desarrollo comunitario, en el fomento de las interrelaciones personales entre habituales vecinos y vecinas del distrito con las personas migrantes que llegan. Se trataría de fomentar redes de cooperación y de apoyo mutuo de manera que los propios vecinos impulsaran procesos de acogida basados en el conocimiento de los recursos, incluso no formales, que tiene el barrio. Algo tan sencillo como decirle a una persona que acaba de llegar dónde puede adquirir ropa a buen precio, por ejemplo, o dónde puede hacer un curso gratuito de español o dónde hay una asociación cultural con la que pueda colaborar y empezar a empoderarse.

El proyecto fue presentado a los distritos de Carabanchel y Latina, en el marco de iniciativas del Fondo de Reequilibrio Territorial, y lo cierto es que hasta la fecha nadie nos ha notificado que el proyecto haya sido descartado.

P: Este mes presentan en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Ankara (Turquía) su Blog de Extranjería, ¿cuál es su labor? ¿Por qué está teniendo tanta trascendencia?

R: Finalmente el blog no se ha presentado en Turquía y se va a presentar en el mes de septiembre en Suecia. La situación política que vive Turquía en estos momentos ha hecho que hasta Ankara hayamos desplazado un número reducido de profesionales de Progestión y, por lo tanto, algunos contenidos se han tenido que quedar fuera de la agenda de trabajo.

En cualquier caso, la trascendencia del blog viene dada porque hemos conseguido hacer una herramienta de trabajo eminentemente práctica que sirve tanto a expertos como a la ciudadanía que necesita de información sobre Extranjería.

El blog, en definitiva, es una compilación de información práctica y oficial sobre convocatorias, fechas de vencimiento, eventos, cursos, apertura de períodos de tramitación documental; estado de la tramitación de los expedientes; información actualizada a diario y veraz. De ahí el enorme interés que despierta.




P: Ustedes han anunciado en su página web los foros de participación ciudadana recientemente creados por el Ayuntamiento de Madrid, concretamente los de los distritos de Latina y Carabanchel. ¿Cuál es su opinión con respecto a estos foros de participación ciudadana?

R: Nos parece fundamental que la ciudad la hagan las personas porque somos nosotras las que la pateamos, las que la vivimos y también sufrimos. Por eso, que un Ayuntamiento, además de la envergadura del de Madrid, decida dar la palabra a toda la vecindad sólo puede ser positivo.

De hecho, nuestra entidad y su equipo está representada en los foros de Carabanchel y de Latina y nos parece fascinante poder compartir la experiencia y el trabajo de veintisiete años de recorrido, no sólo en estos distritos, con entidades y personas que se creen sus barrios y que se juntan para formular propuestas en positivo de mejora de esta parte de la ciudad.

Por eso nosotras estaremos ahí y, de hecho, lo estamos haciendo en las mesas que se han constituido para abordar los temas relacionados con la exclusión social, el empleo  y los derechos humanos, por ejemplo.

P: Tanto en el foro de Carabanchel como el de Latina, hubo vecinos que propusieron que el tema de inmigración no se tratará de forma específica en una mesa, sino en un grupo de trabajo dentro de la mesa de exclusión social. ¿Cuál es su opinión al respecto?

R: Afortunadamente hay aspectos de la inmigración que no están asociados a la exclusión social. Hablar de personas migrantes no quiere decir que siempre estemos hablando de bolsas de pobreza, por suerte. Inmigración es cultura, son relaciones interculturales, es educación, es política sanitaria… son muchas cosas que se pueden analizar desde una perspectiva amplia, al margen de los problemas de exclusión social que padecen muchas de estas personas.

Que se diferencie entre estas dos mesas no nos parece mal pero, además, porque hablar de exclusión social implica hablar de muchos asuntos que afectan no sólo a personas migrantes.




P: En el distrito de Latina finalmente se aprobó una mesa exclusiva para el tema de inmigración, ¿tienen pensado participar? ¿Cuáles son las primeras iniciativas que tienen pensado presentar en ese caso?

R: Nosotras ya estamos participando, en concreto, en la Mesa de Exclusión Social y Derechos Humanos de Latina porque, aunque la mayor parte del público que participa de nuestros servicios son personas migrantes extracomunitarias también atendemos otros perfiles que son víctimas de exclusión y que, sin embargo, no son migrantes.

Y la primera propuesta que hemos hecho en la primera reunión de la Mesa ha sido algo que creemos que es fundamental. Que la Mesa tenga siempre como referencia el trabajo en red y que cuente con otras entidades y movimientos que llevan años trabajando a favor de las personas. De hecho, Progestión participa de forma activa en la Mesa de Empleo de Carabanchel y Latina, así como en la Mesa de Vivienda de Carabanchel y Latina, en el Espacio de Género de Carabanchel y Latina o en la Red EAPN de Personas sin Hogar, estructuras participativas en las que muchas entidades sociales e instituciones estamos trabajando y que, desde luego, podemos aportar a estas Mesas de los Foros Locales mucha información de relevancia para cambiar las cosas.

 

Deja un comentario