Los sindicatos de la Biblioteca Nacional denuncian la gestión de la Dirección y la falta de personal

Las representaciones sindicales de CCOO, CSI-F y UGT en la Biblioteca Nacional de España (BNE) en Madrid manifiestan su “más enérgico rechazo al modelo de gestión de la Dirección General de la BNE, causante de la insostenible disminución de personal público de esta Institución, que hasta ahora no había transcendido gracias a la profesionalidad, responsabilidad y compromiso de la plantilla”.




“La indiferencia de la Dirección General hacia la más grave consecuencia de su gestión, la falta de una plantilla suficiente, estable y necesaria, desprestigiando el desempeño del trabajo de las empleadas y de los empleados públicos, afecta directamente a los servicios que la BNE ofrece a las personas investigadoras y usuarias presenciales”, denuncian.

Además, “el traslado de la oficina de reprografía, eliminando su visualización y acceso directo y convirtiendo  su antigua ubicación en un mero trastero; el cierre de la Sala de Consulta de la sede de Alcalá de Henares durante todo el verano y la ausencia de protagonismo de esta sede en el año Cervantino;  la reestructuración de Información Bibliográfica y Documentación Bibliotecaria, reduciendo el espacio y la importantísima colección de referencia; la imposibilidad, si no  es a través de la petición anticipada de un día para otro, de consultar los fondos de la sala de prensa y revista; el intento de ir “educando” a personas de investigación y usuarias del Salón General, Barbieri, Cervantes y Goya a que, preferentemente (sic), soliciten de un día para otro la documentación necesaria para sus trabajos y estudios, …, son sólo la punta de ese iceberg que la Dirección General tiene preparado para demoler el servicio presencial de la BNE”.




Las organizaciones sindicales preguntan a la directora general y al presidente del Real Patronato de la BNE si “están esperando a encontrar a la persona patrocinadora de turno para dejar en sus manos este patrimonio, que adquiera los derechos de autor y controlar, económicamente, la posterior gestión y difusión”.

La Biblioteca Nacional de España es la institución superior del Estado, concebida desde su creación, como el centro depositario del patrimonio bibliográfico y documental de España, responsable de la identificación, preservación, conservación, gestión y difusión del patrimonio bibliográfico y documental español, “y como servicio público, todos los trabajos que lleva a cabo la BNE tienen que ser desempeñados por el personal público necesario que dé un buen servicio a las personas que acuden a investigar y a las que usan esta institución de manera presencial”, recuerdan los sindicatos.

Deja un comentario