Familias de alumnos reclaman a la Comunidad de Madrid la «vuelta al cole» presencial y con normalidad tras la Navidad y advierten de «una movilización multitudinaria» si no se hace

El recién creado Sindicato de Familias de la Comunidad de Madrid ha denunciado, a través de un comunicado recogido por Gacetín Madrid, «el atropello a nuestros derechos por parte de las administraciones públicas». Las familias de alumnos tachan de «intolerable» que el Gobierno de la Comunidad de Madrid esté estudiando retrasar la vuelta a las aulas o volver a un escenario de semipresencialidad tras las vacaciones de Navidad, «mientras permiten aglomeraciones en espacios cerrados, la mayoría de los centros de trabajo siguen funcionando presencialmente sin problema o se reducen las cuarentenas porque esta variante es diferente».

«De nuevo son las aulas las únicas para las que se está planteando el cierre o la merma de la presencialidad como medida para la contención de la pandemia. Medidas que atentan directamente contra el bienestar de nuestras hijas e hijos, además de dinamitar toda posibilidad de conciliación de la vida laboral y familiar», exponen.

Toda vez que «ha sido demostrado que las aulas son entornos seguros, que las niñas y niños no son los grandes transmisores que en su día anunciaron, nuevamente vemos cómo una administración incompetente arremete directamente contra las familias, negando el carácter esencial de la institución educativa».

«Desde la primera ola -añaden- familias y docentes hemos pedido que la educación de nuestras hijas e hijos sea tratada como lo que es, un derecho fundamental para su desarrollo en libertad e igualdad de oportunidades, y por tanto sea considerado un servicio esencial: lo último que se cierra y lo primero que se abre han de ser las escuelas. No nos podemos creer que la única medida que se ponga encima de la mesa sea de nuevo el posible cierre de los centros educativos o el paso a la semipresencialidad para estudiantes ya vacunados, habiéndose, por otro lado, revertido las pocas medidas que se implementaron el pasado curso, como la bajada de ratios y la contratación de profesorado de refuerzo».

Así las cosas, las familias «no podemos más», advierten. «Llevamos soportando el peso de la pandemia solas casi dos años. Esto no solo es una medida fallida sino que es un desastre económico, pues la afectación a los puestos de trabajo para soportar el cuidado no es una problemática individual sino un fracaso como país. Se están invisibilizando las actividades reproductivas que hacen posible el funcionamiento de los demás ejes de la economía. No se ha previsto ninguna medida que permita soportar el cierre de las escuelas: ni medidas que facilitaran la conciliación durante el confinamiento, ni medidas que nos permitan cuidar a nuestros hijos e hijas confinados por contactos estrechos o casos positivos, ni ayudas económicas para hacer frente a la crisis económica que estamos viviendo, ni teletrabajo durante la sexta ola… nada».

«Llevamos semanas autocuidándonos en casa: no llevando a los niños al colegio los últimos días de diciembre, acumulando cuarentenas, haciendo test caseros para evitar contagios, aislando a criaturas durante las que deberían ser las fiestas más familiares del año… Siempre solas, sin recibir ni una ayuda por parte de nadie, subrayan.

En esta ocasión «las familias decimos basta . Los derechos de nuestros hijos e hijas y su salud mental deben estar por encima de los planes políticos de cualquiera. Exigimos que se tomen las medidas necesarias para que la vuelta a los colegios el día 10 se haga con seguridad y normalidad, en todos los ciclos, desde infantil hasta la universidad. Hagan lo que tengan que hacer: contraten personal docente, desdoblen aulas, aumenten las horas en espacios abiertos y reduzcan las horas de aula, ventilen… Hagan su trabajo y no nos vuelvan a pedir a las familias que asumamos su incapacidad de gestionar la pandemia. Junto a la responsabilidad individual que se nos exige, demandamos responsabilidad institucional».

Las familias «llevamos fuera de las decisiones sobre la educación de nuestros hijos toda la pandemia. Fuera de los centros escolares, donde no podemos entrar desde hace 2 años. En esta ocasión no vamos a ser meros espectadores de las decisiones que toman en despachos sobre el futuro de nuestros hijos e hijas. Si las escuelas no abren el día 10 de enero, convocaremos una movilización multitudinaria de familias en la Puerta del Sol para que por fin se escuche nuestra voz y se visibilice nuestra realidad».

Por ello exigen «que se produzca una vuelta al cole con normalidad, sin retrasar la entrada ni un solo día, en formato presencial, en todas las etapas educativas; que la Comunidad de Madrid ponga los medios que considere necesarios, desde el punto de vista sanitario, para que esta vuelta se produzca de manera segura para estudiantes, personal docente y no docente y familias; que, como parte de la comunidad educativa, se nos escuche antes de tomar decisiones que nos afectan; y que se vuelva a contratar a los refuerzos COVID en sanidad y educación que hemos perdido».

Canal

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *