Madrid renovará y ampliará sus radares fijos y móviles para poder hacer controles «en cualquier vía» de la ciudad

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2021-2030 de la ciudad elaborado por la Policía Municipal y que establece la estrategia de seguridad vial de la capital alineando las políticas y objetivos nacionales e internacionales con la finalidad de «contribuir a la protección de la vida, la salud y la integridad física de todas las personas usuarias de las vías y espacios públicos de la ciudad, ya sean peatones o empleen cualquier tipo de vehículo».

La portavoz municipal y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, ha explicado que este plan desarrolla el proyecto recogido en la Estrategia Municipal Madrid 360 y el mandato legal establecido en la Ordenanza de Movilidad Sostenible, además de estar incluido tanto en el plan de Gobierno como en los Acuerdos de la Villa.

“Este Plan Estratégico de Seguridad efectúa una revisión del anterior, un diagnóstico y punto de partida, así como unas líneas estratégicas y retos futuros con objeto de avanzar hacia una movilidad segura, con tolerancia cero ante la accidentabilidad, y promover hábitos de seguridad vial que permitan desplazamientos seguros”, ha destacado la delegada y portavoz.

El diagnóstico realizado sobre la situación de la seguridad vial en la ciudad ha definido las líneas de actuación en las que el nuevo plan fija los mayores esfuerzos, por lo que el enfoque de las acciones va dirigido a la prevención y el perfeccionamiento en la educación a través de la formación de las personas usuarias de las vías; la mejora del comportamiento mediante el cumplimiento de las normas de circulación; la promoción del uso de dispositivos para mejorar la seguridad vial y la protección de las personas, y la atención y rápida respuesta en los accidentes con heridos.

8 objetivos y 33 acciones

En cuanto a su desarrollo y ámbito de actuación, el plan se estructura en torno a 8 objetivos con 33 acciones para su consecución, entre ellas la creación de un Observatorio Municipal de la Seguridad Vial que permita evaluar el cumplimiento de los objetivos y su mejora continua.

Entre esos objetivos, está reforzar la coordinación institucional y la participación civil con un liderazgo municipal –con la implicación de los diferentes departamentos del Ayuntamiento de Madrid– y la colaboración de la ciudadanía. También, incrementar la dotación tecnológica en el campo de la seguridad vial, entre otras acciones, renovando y ampliando los radares fijos y móviles «hacia un uso más polivalente y eficaz», de forma que posibiliten la materialización de controles de velocidad en cualquier vía de la capital con independencia de su infraestructura, así como seguir implementando la instalación de radares en los puntos negros, donde las investigaciones de accidentes determinen.

Otros objetivos son reducir las tasas de victimización por accidentes de tráfico y por atropello, incidiendo también en la conducta del peatón, impulsando iniciativas e impartiendo conocimientos en todos los distritos en este sentido, para lo que se tendrán en cuenta las demandas de los colegios y otros grupos de interés, y creando espacios para promover el uso de la bicicleta y las rutas escolares seguras para avanzar hacia una seguridad vial y una movilidad seguras.

En este sentido, la Policía Municipal proseguirá con los patrullajes programados, vigilando las rutas escolares mediante el estudio integral de las zonas de los colegios, entre otros ámbitos, proponiendo mejoras en las zonas de convivencia peatones-vehículos y creando unas rutas peatonales seguras en bici y VMP (Vehículos de Movilidad Personal) para colectivos vulnerables.

El resto de objetivos previstos en el plan son disminuir la siniestralidad asociada al consumo de alcohol y drogas, la ratio de indisciplina viaria por incumplimientos de los límites de velocidad, el número de fallecidos y heridos graves por accidentes laborales relacionados con la seguridad vial y, por último, reducir también las víctimas en usuarios de motocicletas y ciclomotores, estableciendo para ello un plan de acción especial.

Referente en materia de seguridad vial

Con el nuevo horizonte estratégico de este nuevo plan, en 2030, el cuerpo de la Policía Municipal de Madrid pretende situarse como referente en materia de seguridad vial y movilidad segura, a partir de las acciones desarrolladas en el campo de la seguridad vial, teniendo muy en cuenta la protección de los colectivos vulnerables, en particular de los niños, las personas mayores, los ciclistas, motoristas y personas usuarias de los VMP, así como los viandantes y los conductores laborales (tanto in itinere como en misión).

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *