Cae la cúpula de la peligrosa banda latina Dominican Don’t Play (DDP) en el Corredor del Henares

La Guardia Civil, en el marco de la operación BÁVARO, ha detenido a los siete integrantes del Coro del grupo delictivo Dominican Don’t Play (DDP) que operaban en el Corredor del Henares (área metropolitana entre Madrid y Guadalajara) por los presuntos delitos de agresión sexual, pertenencia a grupo criminal, contra el patrimonio, lesiones y amenazas, y tenencia de armas prohibidas.

Los ahora detenidos eran los responsables de DDP en el Corredor del Henares y, consecuentemente, se encargaban de llevar a cabo la expansión de esta banda en dicho territorio y las actividades delictivas que habitualmente cometen sus miembros en las zonas donde se asientan. Muestra de ello, es que algunos de ellos contaban con un amplio historial delictivo.

La operación se inició cuando los investigadores obtuvieron indicios suficientes que señalaban a un grupo de jóvenes integrantes de la banda juvenil de origen latino Dominican Don’t Play como posibles responsables de las numerosas agresiones y amenazas que estaban teniendo lugar en la zona donde operaba este grupo.
Tras las investigaciones realizadas, los agentes registraron varios inmuebles en la localidad de Torrejón de Ardoz (Madrid), entre ellos las dos sedes utilizadas por esta banda, en los que intervinieron numerosas armas prohibidas, objetos que podrían haber sido robados y las armas y  herramientas que utilizarían para cometer esos delitos contra  el patrimonio, aparte de un gran número de elementos distintivos de la banda.
Este grupo, que tenía su base en Torrejón de Ardoz, operaba a lo largo de todo el Corredor del Henares, quedando acreditada su relación con la delincuencia común, principalmente en la comisión de presuntos delitos contra las personas y contra el patrimonio.
Tanto es así que, en numerosas ocasiones, estos individuos habrían provocado enfrentamientos violentos contra miembros de bandas rivales asentadas en distintas localidades aledañas con el fin de vengar disputas anteriores y hacerse con el control de las zonas.

Utilizan los ‘coros’ para controlar diferentes zonas 

Esta banda, al igual que otras semejantes, aspiran a controlar determinados espacios geográficos, estableciéndose en diversas regiones del país mediante la formación de grupos territoriales, a los que denominan “Coros”, que se dedican a cometer delitos como los citados anteriormente, creando una enorme desestabilización social en las zonas donde se asientan.
Por lo general, este tipo de bandas juveniles violentas son grupos organizados con una fuerte jerarquía y donde cada uno de sus miembros tiene una función definida. En la mayoría de estas organizaciones, un elevado número de componentes son menores de edad, quienes habitualmente son inducidos a abandonar sus domicilios familiares y cometer actividades ilícitas como medio de financiación de la banda. Es por ello que la Guardia Civil sostiene un importante esfuerzo en prevenir y esclarecer las actividades de este tipo de bandas.
La investigación ha sido desarrollada de forma conjunta por la Unidad Central Especial (UCE) nº3 y los Grupos de Información de las Comandancias de Guardia Civil de Guadalajara y Madrid, que han contado además con la colaboración de la Policía Local de Torrejón de Ardoz.
Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *