El debate en La SER finaliza bruscamente ante la negativa de Monasterio (Vox) a condenar las amenazas de muerte a Pablo Iglesias y sus provocaciones a los demás candidatos

El debate electoral de los candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid organizado por la Cadena SER ha finalizado de forma brusca después de que Ángel Gabilondo (PSOE) y Mónica García (Más Madrid) hayan decidido abandonarlo tras las continuas faltas de respeto y descalificaciones de Rocío Monasterio y, especialmente, después de que se negara a condenar las amenazas de muerte contra Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y su familia recibidas ayer.

Test de claidad del sueño

El ministro del Interior del Gobierno de España, Fernando Grande-Marlaska, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, han recibido  en las últimas horas sendas cartas con graves amenazas en su interior y cartuchos de bala.

El debate a comenzado con la condena de dichas amenazas por parte de todos los asistentes al debate (Isabel Díaz Ayuso, del PP, no ha querido asistir a debatir) menos Rocío Monasterio, que en vez de eso ha puesto en duda esas amenazas y ha pedido a Iglesias que denuncie también «la violencia en sus mítines como en Vallecas».

«Nosotros condenamos todo tipo de violencia. Me hubiera gustado que Pablo Iglesias hubiera condenado la violencia que sufrimos en Vallecas. Yo le animo a que vaya a una comisaria a denunciar estas amenazas. Lo que le he dicho es que lo españoles ya no nos creemos nada de este Gobierno. Si usted es tan valiente, levántese y lárguese. Lárguese de este plató», ha dicho la candidata de Vox.

“Son amenazas de muerte muy graves, si permitís que sigan en este debate creo que estáis contribuyendo a la globalización del fascismo, como demócrata, tengo que abandonar el debate”, ha subrayado Iglesias, tras lo cual ha abandonado el debate y ha dicho a la moderadora, la periodista Ángels Barceló, que «están cometiendo un error con esta gente blanqueándolos. Nosotros no vamos a debatir con la ultraderecha».

El debate ha continuado con continuas faltas de respeto y provocaciones por parte de Rocío Monasterio a los demás candidatos, acusando a la candidata de Más Madrid de tener «cara de amargada», saltándose su tiempo de intervención y descalificando a la moderadora, a la que ha calificado como «activista progre».

Por su parte, Ángel Gabilondo ha acusado a Monasterio de ejercer la «anti política» y de hacer impresiones «como si fuera una emperadora japonesa» tras la propuesta de la candidata de Vox de «reducir gastos superfluos» y pedir reducir el número de diputados y consejerías.

Ante ello Mónica García le ha recordado la Fundación por el Mecenazgo y Patrocinio que dirigía el líder nacional de Vox, Santiago Abascal, «el representante de la España jeta. ¿Qué lecciones van a dar de chiringuitos ustedes?», ha preguntado.

«¿Cuál es un número de diputados ideal. Entiendo que pueda votarse una reducción», ha incidido Gabilondo. «La historia es saber cuál es su sueño ideal de diputado, que sería 6, uno por cada grupo, y en su sueño de corazón es que hubiera uno y eso tiene nombre. Cuando quieren reducir los poderes establecidos en la anti política eso tiene otro nombre, porque son incipientes nidos de dictadura. Los discursos de la anti política son muy inquietantes», ha dicho el candidato socialista.

La candidata de Vox ha contestado que dictadura es «la que sufren los trabajadores a la hora de pagar impuestos» y ha dicho a los demás candidatos que «no se pongan irritaditos porque les toco su estado de bienestar. Porque aquí lo que tenemos es que hablar del estado de los madrileños y no de los políticos».

Finalmente, tras el primer corte, tanto Ángel Gabilondo como Mónica García han anunciado que abandonaban el debate «por la democracia» y después de que Pablo Iglesias no hubiera regresado y que Monasterio no hubiese condenado las amenazas al líder de Unidas Podemos. García ha declarado que “no se puede mantener un debate cuando alguien está apaleando la democracia” en referencia a la candidata de Vox.

A pesar de que el candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, les ha pedido que no lo hicieran porque «conseguimos la democracia entre todos», excluyendo a Monasterio en sus palabras. Ante todo ello, Barceló ha cerrado el debate mientras que Monasterio denunciaba «la dictadura de La SER» y que desde la cadena de radio se les hubiera rechazado el insertar cuñas publicitarias sobre sus acusaciones a los ‘menas’.

Tras todo ello, desde la cuenta de Twitter del PP en la Comunidad de Madrid han emitido un mensaje en el que se mofaban de la salida de Pablo Iglesias del debate, un tuit que ha sido borrado apenas varios segundos después.

Posteriormente han emitido un nuevo mensaje: «El PP de Madrid ha condenado las amenazas recibidas, como ha hecho siempre. Somos un partido que condena la violencia, venga de donde venga, siempre».

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

3 comentarios en «El debate en La SER finaliza bruscamente ante la negativa de Monasterio (Vox) a condenar las amenazas de muerte a Pablo Iglesias y sus provocaciones a los demás candidatos»

  • el 23 abril, 2021 a las 4:04 pm
    Enlace permanente

    Cierre al salir: Iglesias, García, Gabilondo.
    “Quien siembra vientos, cosecha tempestades”

    Respuesta
  • el 23 abril, 2021 a las 5:26 pm
    Enlace permanente

    Es verdaderamente esperpéntico la cínica actitud del candidato comunista por unas presuntas amenazas por carta que fueron en correos marcadas para devolver y nunca llegaron al Marqués de Galapagar. Es un montaje bananero como el supuesto atentado de la sede comunista de Cartagena. Su numerito de “niño maleducado ofendidito” es de un cinismo absoluto cuando este individuo es el responsable, al menos intelectual, de las agresiones en Carabanchel y Navalcarnero o el atentado a la sede nacional de VOX. La izquierda no sabe cómo manipular las elecciones para ganarlas como un sucio trilero, es decir, al más puro estilo comunista La única solución es la ilegalización inmediata de Podemos, es un ente distorsionador y generador de odio y enfrentamiento en nuestra democracia.

    Respuesta
    • el 23 abril, 2021 a las 10:49 pm
      Enlace permanente

      Rodear el congreso, ataques en Vallecas, ciudad lineal y en cada uno de los actos legales de VOX.
      Váyase, señor Pablo Manuel Iglesias, viva usted en cualquier país de los cuales usted está orgulloso, pues le cuesta decir España.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *