‘¿Cristina Cifuentes inductora a la falsedad documental? La Audiencia dice no’, por Carmen Esteban

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

Artículo de opinión por Carmen Esteban Sanz, estudiante de derecho y ciencias políticas en la UC3M.

La Audiencia Provincial de Madrid ha dictado hoy sentencia sobre el caso “Máster” y ha decidido absolver a Cristina Cifuentes, la antigua Presidenta de la Comunidad de Madrid, de los cargos de inducción a la falsedad documental respecto al acta sobre su trabajo de fin de máster.

Sin embargo, el tribunal condena a la profesora Cecilia Rosado y a la funcionaria María Teresa Feito, exasesora del Gobierno de Cifuentes, como autoras del delito de falsedad documental. El Ministerio Fiscal había solicitado para Cristina Cifuentes una pena de tres años y tres meses de cárcel por inducción.

Y, ¿por qué inductora? ¿Qué es la inducción?

La inducción consiste en convencer o determinar intencionalmente a otra persona para que cometa un delito, pero sin que la inductora participe en la ejecución del delito. En este caso lo que el Ministerio Fiscal trataba de demostrar era que Cifuentes obligó o presionó para que se llevara a cabo la falsificación de la nota de su trabajo de fin de máster. La Audiencia provincial de Madrid no ha apreciado pruebas suficientes para condenar a la expresidenta madrileña como inductora y todas las conclusiones sobre la misma han sido favorables.

Las tres acusadas

Cifuentes, la imputada despistada

El argumento sobre el que ha girado la defensa de la expresidenta ha sido el desconocimiento total de los hechos. Cristina no asistía de manera presencial a la universidad Rey Juan Carlos sino que seguía el curso académico de manera telemática ante la imposibilidad de compaginarlo con su trabajo. No hay constancia de la entrega de ningún proyecto o presentación durante la duración del máster, y ¿cuál es la respuesta de Cifuentes? Ella le entregaba los trabajos de las diferentes asignaturas al catedrático Enrique Álvarez Conde ya fallecido pero figura central del caso. Es decir, Cifuentes no remitía los trabajos a los profesores y todo lo gestionaba con el catedrático, sin tener relación con ninguno de los profesores que suponía le calificaban.

Cifuentes ha declarado no estar al tanto de ninguno de los trámites que se llevaron a cabo para asegurar su acta de calificación del trabajo de fin de máster, aun así afirma haberlo entregado. No obstante, no hay ninguna copia de dicho trabajo, ni de forma electrónica ni en papel. Aunque Cifuentes haya esquivado la cuestión del acta del trabajo de fin de máster, son muchos los desajustes que han visto la luz. Los trabajos finales de máster han de presentarse ante un tribunal para que los valore y los califique y la expresidenta no realizó ninguna presentación. “Realmente yo no defiendo mi trabajo: yo entrego el trabajo y lo explico en líneas generales. Me sorprendo porque fue un acto muy informal”. Cuanto menos extraordinaria esta nueva metodología de exponer un TFM.

Cecilia Rosado, gran reconocedora de los hechos

Cecilia ha admitido desde el primer momento los hechos. La profesora de la URJC afirma que llevó a cabo la realización del acta de Cifuentes bajo las amenazas y presiones de Álvarez Conde, director del instituto de la URJC donde ella trabajaba. Rosado declara que en un primer momento se le pidió elaborar el trabajo de Cifuentes, “me pidieron que buscara bibliografía y lo escribiera”, pero después bastaba con que redactara el acta sobre el TFM de Cifuentes. “Si no me envías el acta Cifuentes os va a matar”, le dijo Teresa Feito a Cecilia Rosado en una llamada telefónica, según declara Cecilia.

Teresa Feito, la funcionaria que “da largas”

La declaración de María Teresa Feito duró mucho más que las del resto de imputadas. La estrategia de Feito ha sido el campechanismo. Feito se mostraba segura de sí misma durante todo el juicio y explicaba lo sucedido con extrema cercanía, como si de un predicador se tratara. Las pruebas estaban en su contra, decenas de llamadas con Álvarez Conde y Cecilia Rosado en días clave. La sentencia recoge que Teresa llamó en once ocasiones a Cecilia el día de la falsificación, el 21 de marzo de 2018.

El tribunal considera que Maria Teresa Feito, exasesora del gobierno de Cifuentes, fue quien efectuó presión contra Cecilia, quien en aquel momento dirigía dicho máster, para que elaborara el acta. Las penas que ha establecido el tribunal son de un año y seis meses de cárcel para la profesora Cecilia Rosado y de tres años para María Teresa Feito.

Son muchas las incógnitas que quedan sobre la mesa, veremos qué sucederá a la espera de recurso. ¿Cambiará la posición de la justicia respecto a la participación de Cifuentes?

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *