La Junta Municipal de Distrito de Usera ha comenzado las obras de acondicionamiento y mejora en las instalaciones deportivas básicas de La Perla y Maris Stella, que se van a realizar aprovechando el periodo estival. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de entre siete y nueve meses y un presupuesto total de más de un millón de euros.

Test de claidad del sueño

En el caso de la Instalación Deportiva Básica La Perla, con un presupuesto de casi 400.000 euros y un plazo de ejecución de siete meses, los trabajos incluyen el levantado del césped artificial, el drenaje, y los bordillos.

Se instalará un nuevo césped artificial del campo de fútbol, conforme a las instrucciones del CSD y la RFFM, una nueva escalera metálica de acceso directo entre el terreno de juego y los vestuarios, se va a acondicionar la zona de calentamiento de jugadores de fútbol, y se realizarán otras actuaciones puntuales de mejora de las barandillas y cerramientos del entorno del campo.

La Instalación Deportiva Básica Maris Stella, con un presupuesto de casi 900.000 euros y un plazo de ejecución previsto de nueve meses, sufrirá una transformación total ya que es necesario la demolición de la totalidad del terreno de juego por problemas graves debido a la incidencia de las raíces del arbolado cercano. Las obras también incluyen la revisión del alumbrado de la instalación, sustituyendo las partes que se encuentren en mal estado, y la reparación del muro perimetral de cierre de la instalación.

Como en el caso de La Perla, se acondicionarán los vestuarios existentes, tanto en instalaciones como en acabados y se realizará la acometida a la red de alcantarillado urbano de los vestuarios y drenaje del campo, que actualmente no existía.

La concejala del distrito de Usera, Loreto Sordo, ha reiterado el compromiso del distrito con los clubes, asociaciones y entidades deportivas para “acabar con los años de abandono y desidia que han sufrido, ya que somos conocedores de la gran labor que desempeñan en pro del fomento del deporte, de nuestros barrios y los valores que transmite la práctica deportiva”.

Además de poder construir así, “proyectos deportivos sólidos y ambiciosos, con todas las garantías dentro del marco legal y frenar el mal estado de mantenimiento en el que se encontraban estos equipamientos deportivos”.