Aulas hexagonales para asegurar la distancia de seguridad en las «escuelas pospandemia» de Madrid

  • Es la propuesta de Enrique Cilleruelo, Elena del Cura y Clara Dominguez, estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UPM, que han ganado un concurso promovido por BBVA y FAD.
  • El reto animaba a jóvenes de 18 a 29 años a proponer soluciones innovadoras para un inicio de curso escolar más seguro y digital.

¿Cómo podemos repensar las aulas de enseñanza para que permitan que tanto docentes como alumnado estén en un ambiente seguro? Enrique Cilleruelo, Elena del Cura y Clara Dominguez, estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, proponen dividir en hexágonos el suelo para asegurar la distancia de seguridad entre estudiantes.

Esa es una de las propuestas ganadoras del concurso de ideas “Escuelas pospandemia. Jóvenes repensando las aulas”, lanzado por BBVA y FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción)  en el marco del proyecto Educación Conectada.

El reto animaba a jóvenes de 18 a 29 años a proponer soluciones innovadoras para un inicio de curso escolar más seguro y digital frente a la crisis del Covid-19. En concreto, se propusieron dos modalidades: “Jóvenes repensando espacios” y “Jóvenes repensando modelos educativos”.

La iniciativa ganadora en la primera categoría, dotada con un premio de 1.500 euros, ha sido la presentada por los estudiantes de la ETSAM. Plantean teselar en hexágonos el suelo de las aulas y espacios escolares existentes como medida más eficiente de aprovechamiento del espacio, asegurando la distancia de seguridad entre estudiantes.

Además, proponen el montaje de módulos de arquitectura desmontable (formados por esqueleto metálico y paneles antipatógenos) que, basándose en el hexágono como forma de distribución de pupitres, amplíen los espacios útiles de los centros escolares.

El segundo premio, dotado con 1.000 euros, ha sido otorgado a la idea presentada por Marta Jiménez, también estudiante de la ETSAM de la Universidad Politécnica de Madrid, quien propone plantear a los estudiantes la construcción de un traje EPI propio que no les impida mantener un contacto con sus compañeros. Un “traje de carnaval constante” que usarán cuando entren en el centro escolar.

Otros ganadores

El tercer premio ha sido para Laura Manglano, que propone la instalación de mamparas separadoras de cartón reciclado y metacrilato entre pupitres, una iniciativa barata y sostenible.

En cuanto a la categoría “Jóvenes repensando modelos educativos”, el primer premio ha sido otorgado al proyecto presentado por Mariely Pulgar, Arturo Martínez, Mireia Kesti y Lisandra Velasco, que proponen instaurar en los centros educativos un régimen de semipresencialidad mediante la rotación de grupos estables de alumnos y alumnas.

El segundo premio ha sido para el proyecto presentado por Esther Polo, que propone “reconstruir los horarios lectivos” dividiendo cada grupo en dos (mañana/tarde) con un máximo de 13 alumnos por aula. El tercer premio ha sido para el proyecto de Carla López y Víctor Camiños, quienes realizan una propuesta de modelo bi-modal conjugando educación presencial con educación a distancia, separando los contenidos de cada asignatura en teóricos y prácticos, que se trabajarán por proyectos y ‘learning by doing’.

Educación Conectada, el proyecto educativo de BBVA y Fad para paliar las consecuencias de la pandemia

Las candidaturas han sido valoradas por un jurado compuesto por el vocal asesor del secretario de Estado de Educación del Ministerio de Educación, Juan López Martínez; el profesor e investigador experto en innovación educativa, Manuel Fernández Navas; la directora de 20 Minutos, Encarna Samitier; el arquitecto y profesor de Proyectos de la Universidad Rey Juan Carlos, José Mª Echarte;  la directora de Programas Sociales de BBVA, Lidia del Pozo; el artista y formador especializado en creatividad y espacios, Siro López; y la directora general de Fad, Beatriz Martin Padura.

La iniciativa forma parte de Educación Conectada, un proyecto puesto en marcha por BBVA y Fad que comprende un conjunto de acciones de urgencia dirigidas al ámbito educativo tras la crisis causada por la COVID-19. El objetivo es contribuir a paliar las graves consecuencias que la actual crisis está teniendo en toda la comunidad educativa, que está afectando especialmente a la población más vulnerable, y contribuir a la transformación digital de la comunidad educativa.

Un comentario en «Aulas hexagonales para asegurar la distancia de seguridad en las «escuelas pospandemia» de Madrid»

  • el 19 agosto, 2020 a las 6:32 pm
    Enlace permanente

    Otra cuestión es calcular el lado del hexágono para que dicha distancia esté garantizada. La forma óptima es teselar mediante triángulos equiláteros de lado la distancia de seguridad (así, sin cálculos adicionales, que la distancia es dos metros, pues el lado es dos metros) y poner las sillas en los vértices de dichos triángulos. Cada alumno tendrá alrededor un máximo de seis compañeros, todos ellos a distancia de seguridad. Ahora… unan cada alumno de la teselación hexagonal (los centros de los hexágonos) con los más cercanos ¿qué tenemos? ¡Una teselación por trińgulos equiláteros!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *