Un 67,2% de los adolescentes madrileños activos sexualmente han tenido relaciones de riesgo

Siete de cada diez adolescentes madrileños activos sexualmente han tenido relaciones de riesgo. Esta es una de las conclusiones del ‘Estudio sobre necesidades, preocupaciones e intereses de la población adolescente escolarizada en la ciudad de Madrid’ llevada a cabo por el Ayuntamiento de Madrid.

Este estudio fue encargado por el equipo de Gobierno de Manuela Carmena y hecho público esta semana por el nuevo alcalde, José Luis Martínez-Almeida, un estudio realizado entre 9.934 adolescentes madrileños de entre 12 y 17 años en un centenar de centros educativos.

De entre los adolescentes mayores de 15 años que residen en la ciudad de Madrid, son más los que no se consideran activos sexualmente (58,2%), representando losque sí lo son un 41,8% del total (porcentaje sensiblemente menor entre las mujeres que en los hombres). La mayor parte de los que no lo son afirman que no lo consideran prioritario.

De entre los que han respondido que son activos sexualmente,la mayoría admite haber realizado al menos en alguna ocasión prácticas de riesgo (un 67,2 frente al 32,8% que nunca las ha efectuado). De entre ellos, más del 40% afirma queno se siente preocupado por ello.

Existe una amplia diferencia entre sexos en este sentido, ya que el porcentaje de aquellos que nunca han asumido prácticas de riesgo es del 36,8% en las mujeres y del 29,7% en hombres.

Según indica este informe, la mayoría de los adolescentes se sienten muy o bastante satisfecho con los aspectos personales sobre los que se les pregunta. Un 69,8% de los chicos se sienten muy o bastante satisfechos con su cuerpo, porcentaje que desciente hasta el 52,8% en el caso de las chicas. De ellas, un 33,8% ha hecho dieta para bajar de peso. El porcentaje de los chicos que hacen dieta es de solo el 22,6%.

En el caso de la orientación sexual, el 95,% de los chicos está muy o bastante satisfecho con ella, porcentaje que desciende al 95,4% en caso de las chicas adolescentes.

Además, según este estudio, la mayoría de la población adolescente considera la relación con su familia muy buena: el 58,2% le otorga una puntuación entre 9 y 10, mientras que un escaso 3,5% la califica por debajo de 5.

Si atendemos a la valoración general de las relaciones familiares y siempre partiendo de una visión positiva en todos los casos, se observa una considerable tendencia negativa conforme aumenta la edad de los/las adolescentes. Así pues, entre los alumnos/as de 17 años y los de 12 la diferencia es de un punto.

Valoraciones algo por debajo de la media en los distritos con rentas más bajas (a excepción de Vicálvaro y Villa de Vallecas), y por encima en aquellos con rentas más altas (también con alguna excepción como es el caso de Arganzuela). Es especialmente llamativo el caso de Villaverde, que arroja el dato más bajo con una sensible diferencia respecto al inmediatamente superior (7,9).

Atendiendo al nivel de desarrollo de los distritos (definido apartir del Índice Combinado de Salud, Conocimiento y Renta que elabora Madrid Salud), agrupados en torno acuatro grandes clústeres en función de esta variable (bajo, medio-bajo, medio-alto y alto), se aprecia un acierta tendencia, aunque muy leve, hacia una mejor valoración global de las relaciones familiares conforme aumenta el grado de desarrollo de los distritos.

Mayoritario es el acuerdo sobre una situación de bienestar: 75,3% se sienten bien tratados y el 74,2% seguros. Posiciones intermedias ocupan el apoyo (60,8% y la consideración (8,35%). Posiciones más bajas ocupan compartir los problemas con su familia (36,2%) y que poder participar de las decisiones del hogar(31,9%). En torno al 6% de los adolescentes no se sienten bien tratados en su familia, ni se sienten seguros.

De las tres maneras de relacionarse con la familia que se plantean, hablar con ellos es la más frecuente, de modo que el 73,2% lo hace cada día. En cuanto a divertirse con ellos, el porcentaje de adolescentes que lo hace a diario se reduce considerablemente al 34,1%. Son las experiencias de aprendizajelas menos habituales (28,7% a diario) y 16,4% que no lo hace nunca.

En cuanto a la situación económica del hogar, el 84,1% la considera normal. En los extremos, hay más adolescentes que consideran su hogar rico (11,6%) frente a pobre o muy pobre (4,3%). Respecto a la preocupación por el dinero de la familia, dicen estarlo a menudo o siempre el4 1,7% de los adolescentes frente al 58,3% que no lo está nunca o solo a veces.

Aumento de los porcentajes de adolescentes que perciben a sufamilia como rica a medidaque aumenta aquel. Así pues,pasa del 5,6% en los distritos con grado bajo dedesarrollo al máximo de 17,2% en los de desarrollo alto

Se detectan importantes diferencias en la proporción de adolescentes que perciben su hogar rico o adinerado, considerablemente superior en los colegios privados (29,2%) que en concertados (9,6%) y públicos (5,3%). Del mismo modo, la preocupación por la situación económica es menor entre los alumnos/as de colegios privados y de forma creciente en centros concertados y públicos.

En cuanto a la disponibilidad de dinero para uso personal, la mayoría no tiene paga como tal, pero o bien sus padres les aportan dinero cuando lo necesitan (46,8%) o directamente se ocupan de comprar lo que precisan (8,5%). Algo menos del 8,1% tienen una paga fija, ya sea mensual o semanal, un 13,9% no recibe ninguna aportación y un escaso 2,7% obtiene ingresos con un trabajo a jornada parcial.

Es más frecuente entre los/las escolares de centros privados disponer de paga semanal o mensual (un 33,8% frente al 26,2% en los públicos). Además, en loscentros de titularidad pública es más común recurrir a un trabajo de finde semana o a tiempo parcial.

En cuanto a la satisfacción con el entorno escolar, es alta en relación a los compañeros y moderada en relación a los profesores. Se aprecia un porcentaje considerablemente mayor de adolescentes que declaran estar bastante o muy satisfechos en centros de titularidad privada que concertada y en éstos, a su vez, que en la pública.

La distribución de aquellos que se declaran muy o bastante satisfecho no sigue una progresión ascendente en función del grado de desarrollo del distrito de residencia, lo que es especialmente claro en la satisfacción con el colegio en general. Únicamente en la satisfacción con las notas y, especialmente, con los compañeros de clase, sí que puede apuntarse cierta correlación positiva entre satisfacción y nivel de desarrollo del distrito.

En cuanto a la visión que tienen los adolescentes de la actuación de la clase política en general, se aprecia un marcado escepticismo en todas las afirmaciones por las que se pregunta su acuerdo. Así pues, tan sólo el 15,4% opina que son de fiar y no lleganal tercio (28,1%) los que consideran que se preocupan de los asuntos que afectan a los ciudadanos. Atendiendo a los cruces por sexo, es más acentuado el citado escepticismo en las mujeres que en los hombres.

Por grado de desarrollo de los distritos, no existe una clara relación entre este aspecto y la opinión que suscita la actuación de los políticos entre la población objeto de estudio, en ninguna de las esferas analizadas.

Sobre las actividades de ocio y tiempo libre, las más frecuentes son hacer uso de las redes sociales, acceder a contenidos audiovisuales y estudiar (un 72,7%, un 67,6% y un 57,1%, respectivamente, realizan estas actividades a diario).

En familia, son más habituales pasear por el barrio y comer fuera de casa e ir decompras, mientras quecon los amigos, es más frecuente ir de compras y hacerdeporte. La mayor parte de los/las adolescentes de entre 15 y 17 años afirman salir por las noches de fin de semana (un 56,8%).

Otra que practica casi la mitad es la de fumar tabaco (49,1% ), y otras conprevalencias superiores al 20% son beber cervezas o vino (24,2%) y beber bebidas combinadas (19,6%). Por sexos, salvo en el caso fumar tabaco, el resto de actividades son más frecuentes en hombres que en mujeres.

Se observa que el porcentaje más amplio de adolescentes que suelen realizarlas varias veces a la semana o a diario es ligeramente más elevado en los distritos dedesarrollo alto o medio-alto y siempre más reducido en los de desarrollo bajo.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *