Las chicas del Club de Campo Villa de Madrid hacen historia y conquistan Liga, Copa y Eurocopa

30 años después, el Club de Campo femenino de hockey ha conquistado este domingo en Terrassa su segundo triplete de la historia: Liga Iberdrola, Copa de la Reina y Eurohockey Trophy.

En una épica final liguera que ha durado cuatro horas y se ha decidido en la tanda de shootouts contra el Júnior (1-1 en el tiempo reglamentario, 4-3 en los shootouts), el Club de Campo ha alzado su 21ª Liga, octava en los últimos 11 años. El título trae como premio gordo la participación en la primera edición de la EHL (Euro Hockey League) femenina en 2020.

El Club de Campo se ha unido en la historia a aquella plantilla de 1989 que logró el primer triplete. Y lo ha hecho totalmente a lo grande: sin haber perdido ni un solo partido en toda la temporada, ni en España ni en Europa.

Como si el guion de la final se hubiera escrito en Hollywood no ha faltado de nada: igualdad, suspensión por fuertes lluvias durante dos horas y media, empate del Júnior de penalti stroke con el cronómetro a cero y victoria en la tanda de shootouts. Carmen Cano se ha erigido en la heroína que ha marcado el último shootout. También Mari Ruiz, que ha parado dos shootouts, ha dejado su impronta de enorme portera.

El Club podría haber cerrado la final mucho antes pero ha preferido dejarlo para el final, quizás para saborear mejor la hazaña. La capitana Guti, que ha cuajado una actuación imperial, ha levantado el trofeo al cielo de Barcelona, en el que seguramente ha sido uno de los éxitos más especiales de su sensacional carrera deportiva.

Desde los primeros compases se presagiaba una final no apta para cardiacos, al estilo de la semifinal de Liga que ambos conjuntos protagonizaron hace dos años. Ya empezó avisando el Júnior con un penalti córner en el minuto 9 que pinchó Mariona San José y sacó prodigiosamente Mari Ruiz.

Poco después el Club dispuso de cuatro penaltis córner consecutivos y el Júnior se las ingenió para salir indemne. Y en la última jugada del primer cuarto, las árbitras anularon un gol a Carmen Cano.

A falta de 8:57 minutos para la conclusión del segundo cuarto, se suspendió el partido por riesgo de tormenta. Y cayó la mundial, hasta granizo. El choque estuvo suspendido dos horas y media.

Tras la reanudación, el Club salió enchufadísimo y poco después se adelantó en el marcador en un pase precioso de Alejandra Torres-Quevedo a Laura Barrios, que llegó como un tren por la banda izquierda y su centro fue rematado de primeras por Carmen Cano a la red.

La segunda parte fue un recital del Club, que tuvo varias ocasiones para sentenciar el duelo. Tuvo opciones desde el penalti córner (acabó con 0/6), en ocasiones de Alejandra Torres-Quevedo, Carmen Cano y Laura Barrios que sacó de milagro Isabel Barguñó.

El caso es que la bola no quería entrar y el Júnior seguía con vida. Y como en una tragedia griega, se llegó al final de los finales. Cuatro penaltis córner consecutivos del Júnior en los últimos dos minutos. Los tres últimos con el reloj a cero. Y en el tercero las árbitras señalan stroke que Fernanda Flores se encarga de transformar para ir a los shootouts.

En la tanda de shootouts, marcaron por el Club Rocío Gutiérrez, Begoña García, Bea Pérez y Carmen Cano, con un único error por parte de María López. Por el Júnior anotaron Marta Grau, Carlota Petchamé y Mariona Serrahima pero Mari Ruiz evitó los tantos de Berta Queralt y Laura Bosch.

Un final de cine para la consagración de uno de los mejores equipos de la historia del deporte español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *