Adif invertirá 4,6 millones de euros en las obras de mejora estructural de la estación de Méndez Álvaro

Con esta actuación, que cuenta con un plazo de ejecución de 5 meses, se pretende solucionar las patologías estructurales que afectan a los andenes en superficie.

Adif ha licitado, por importe de 4.602.718 euros (IVA incluido), el contrato de las obras de consolidación estructural de la estación de Méndez Álvaro, que presta servicio a las líneas C-1, C-5, C-7 y C-10 de las Cercanías de Madrid.

La estación de Méndez Álvaro, que funciona como intercambiador de transportes por su conexión con la línea 6 de Metro y la Estación Sur de autobuses, se encuentra situada sobre un terraplén.

A lo largo de los años se han llevado a cabo diversas actuaciones en este emplazamiento. La primera que se llevó a cabo fue la construcción del tramo de la línea 6 de Metro entre Pacífico y Oporto, abierto en 1981, que incluía la estación de Méndez Álvaro, bajo la intersección de las calles de Pedro Bosch y la propia Méndez Álvaro.

En 1989 se puso en servicio la variante de la C-5 de Cercanías con la construcción de la estación subterránea en Méndez Álvaro, situada de forma perpendicular a la estación de metro existente, se realizó entonces un nuevo vestíbulo común a ambas estaciones. Con la remodelación del conocido como Pasillo Verde, entre 1989 y 1994, se construyó una nueva estación con dos andenes en superficie situada sobre un puente sobre la calle Méndez Álvaro y el mencionado terraplén.

Desde hace varios años se han observado diversas patologías en la estación, fundamentalmente en el nivel de las vías y andenes que discurren en superficie, causadas por el paso del tiempo y los movimientos del material de relleno del terraplén. Estas deficiencias se han resuelto con actuaciones y reparaciones puntuales.

Con el contrato ahora licitado, que cuenta con un plazo de ejecución de 5 meses, Adif pretende una actuación global que acabe con estos problemas estructurales y evite su repetición.

El proyecto contempla todas las actuaciones necesarias para atajar las deficiencias estructurales en los andenes en superficie de manera que las obras se puedan ejecutar con el menor perjuicio a los usuarios y al tráfico ferroviario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *