La sostenibilidad y la sensibilización por el medio ambiente son dos de las apuestas del Ayuntamiento de Madrid en su programación navideña, “que además se caracteriza por impulsar la inclusión, la accesibilidad y la igualdad de género”, han indicado.

Intercambio de Juguetes

Bajo el lema ‘Juguetes que se mueven’, Conde Duque pretende que los niños aprendan los valores de la movilidad, la generosidad y el reciclaje. Por eso, les invita a traer esos juguetes con los que tanto han disfrutado y que ya no usan, para que los intercambien con otros peques que los volverán a utilizar. Es una forma de enseñarles a compartir y que se acerquen a otros modelos de consumo responsable y reutilización, así como a las dinámicas de los movimientos migratorios.

Quienes estén dispuestos a acoger un antiguo juguete deberán firmar un compromiso con este juguete e incluir el mismo en el ‘Árbol de los propósitos’. El resultado final será una instalación compartida compuesta por todos los deseos de los niños y niñas que han querido acoger un juguete antiguo y darle una nueva vida.

Esta actividad, dinamizada por la ONG Accem, está dirigida a los niños y niñas de 0 a 13 años e incluye diariamente (a excepción del 5 de enero y de los días de cierre del centro) un taller gratuito de 15.30 a 16.30 horas sobre la importancia del reciclaje.

Taller de economía circular

La Navideña ha organizado el taller ‘Economiza Reciclando’, impartido por Miogás, mediante el que descubrir qué es la economía circular, dónde la basura se convierte en un recurso muy valioso. A partir de plásticos, latas de conservas y envases, se hizo un minihuerto, y muchas otras cosas gracias a la imaginación y la creatividad de cada uno.

La Navideña, que finaliza este domingo 23, cuenta con otras propuestas muy interesantes: la agrupación Vibra-tó celebró un concierto infantil con instrumentos reciclados. Regaderas, recogedores, botellas, embudos, peines e incluso tubos fueron los protagonistas de esta cita en la que todos pudieron escuchar música de distintas partes del mundo, un concierto inclusivo que pudieron disfrutar especialmente los niños y niñas con discapacidad auditiva, gracias a la interpretación en lengua de signos y las mochilas con tecnología vibratoria.

También la Feria Internacional de las Culturas fue el escenario del encuentro de aviones de papel, en el que se reutilizaron materiales de información turística para hacer este juguete que todos alguna vez hemos construido de pequeños y grandes.

Además, acoge un punto de información sobre reciclaje, donde se informa sobre la campaña de sensibilización para la recogida de residuos orgánicos, “Yo acierto con la orgánica”, y se resuelven todas las dudas sobre cómo separar correctamente en casa.

Otras iniciativas

A estas dos actividades, se sumará el próximo sábado 29 un taller especial de ‘Scrap’ en Conde Duque. Con la premisa de que donde unos ven objetivos inservibles, otros ven el comienzo de una obra de arte, se propone que cada participante traiga cosas que encuentre por casa y se prepare a hacer algo nuevo y diferente. Es una idea inspirada en la artista Louise Nevelson.