Los Centros Madrid Salud (CMS) visibilizan hoy un cambio sustancial, puesto que pasan a denominarse Centros Municipales de Salud Comunitaria (CMSc), aunque este cambio no es únicamente de nombre, sino que responde a un proceso de reorientación de los mismos, a través de la Estrategia de Barrios Saludables.

La estrategia y el cambio de nomenclatura se han presentado este lunes, 1 de octubre, en un acto celebrado en el palacio de Cibeles en el que han participado el gerente de Madrid Salud, Antonio Prieto; el subdirector general de Prevención y Promoción de la Salud, Javier Segura, y la jefa de dicho servicio, Mercedes Martínez, y al que han acudido numerosos profesionales del ámbito de la salud.

De momento se está instalando una nueva señalización de los 16 centros que están distribuidos por la ciudad, y que incluye el cambio de nombre –antes Centros Madrid Salud- de estos centros. Esta decisión no solo se basa en el anuncio de Javier Barbero al arrancar esta legislatura, sino en la necesidad de adaptar el nombre a la especificidad del contenido de su trabajo, tal como ocurre con otros centros de Madrid Salud que llevan el nombre de su especifica misión y oferta de servicio (Centros de Atención a las Adicciones, Centro de Protección Animal. Centro de Salud Internacional, Centro de Salud Bucodental, etc.).

Según sus responsables, “como fruto de la profundización en la perspectiva comunitaria de estos centros de salud, definida en la Estrategia “Barrios Saludables” (2015-2019) y de la maduración del proceso de reorientación comunitaria iniciado hace 10 años, los CMSc son actualmente los centros territoriales de Madrid Salud especializados en programas, proyectos y actividades de prevención y promoción de la salud con orientación comunitaria”.

La Salud Comunitaria designa pues la especificidad de esta función de base territorial que desarrolla la estrategia “Barrios Saludables”, que es uno de los instrumentos comunitarios principales del Plan “Madrid, Ciudad de los Cuidados”.

Una “salud comunitaria” y “una ciudad que cuida”

“El cuidado colectivo en el barrio, tanto del espacio público, como de los vínculos de apoyo de las personas y grupos entre sí en su vida cotidiana, es el camino para mejorar la salud colectiva de los barrios de Madrid, es decir, la Salud Comunitaria. Todos y todas somos vulnerables, pero unos más que otros. El cuidado de los más vulnerables y la disminución de la brecha en las desigualdades sociales en salud es la senda para conseguir la equidad en salud y la sensación de una ciudad que cuida”, han expuesto.

Los CMSc constituyen “espacios abiertos de colaboración cuyo objetivo es hacer de Madrid una ciudad más saludable y ayudar a su ciudadanía a promover la salud comunitaria y la equidad en salud, a través de sus programas de: alimentación, actividad física y salud (ALAS); salud sexual y reproductiva, promoción de la salud en el ámbito educativo, envejecimiento activo y saludable, salud maternoinfantil, prevención y control del consumo de tabaco, desigualdades sociales en salud y promoción de la salud mental”.

Más de 100.000 personas atendidas

En el año 2017 se citaron en los CMSc 110.411 personas para acudir a los diferentes los programas. Se llevaron a cabo 3.377 grupos con 66.316 personas participantes en los mismos; 93 de ellos incluyeron personas con diversidad funcional. Los temas y materias fueron muy diversos tales como: grupos de ALAS, desayunos saludables en colegios, caminar por Madrid a través de rutas preestablecidas, talleres de alimentación e imagen corporal; grupos de sexualidad saludable, grupos de ayudando a crecer en diferentes etapas de la infancia y la juventud, taller de “pensando en nosotros y nosotras” dirigido a personas mayores, memoria-estimulación cognitiva, prevención de accidentes, prevención del inicio de consumo de tabaco, deshabituación tabáquica, talleres de piercing y tatuajes, libro abierto sobre hábitos saludables, sexualidad responsable, bucodental; entre otros.

También se han realizado 749 proyectos comunitarios impulsados por los propios CMSc o participando en los barrios junto a otras entidades públicas y del tercer sector con el objetivo del empoderamiento no solo individual sino colectivo de la ciudadanía.