El Hospital Clínico San Carlos forma a nuevos educadores para tratar el asma en niños y adolescentes

Se estima que el porcentaje de población infantil de la Comunidad de Madrid, que padece asma se sitúa en torno al 10% y se caracteriza por la aparición de episodios de dificultad respiratoria, tos, pitidos al respirar y sensación de ahogo.

El asma es uno de los trastornos crónicos más frecuentes en el mundo. Su prevalencia e impacto están aumentando de manera notable en las regiones urbanizadas, en relación con cambios ambientales y estilos de vida.

Se estima que el porcentaje de población infantil de la Comunidad de Madrid, que padece asma se sitúa en torno al 10% y se caracteriza por la aparición de episodios de dificultad respiratoria, tos, pitidos al respirar y sensación de ahogo.

Estudios españoles recientes indican que alrededor del 50% de estos pacientes permanecen sin diagnosticar, y que entre el 60 y 70% de los niños asmáticos no tiene bien controlada la enfermedad, provocando unos costes directos e indirectos que pueden llegar a ser hasta diez veces superiores, a los que tendría el sistema sanitario si tuviese a estos pacientes bien controlados.La prevalencia de asma grave no controlada en España se estima en torno a los 80.000 pacientes.

Para pediatras, médicos de familia y enfermeras

La Unidad de Neumología del Instituto del Niño y del Adolescente del Hospital Clínico San Carlos, que dirige el doctor Santiago Rueda, junto con el Grupo de Asma y Educación de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica, ha organizado un curso eminentemente práctico, dirigido a pediatras, médicos de familia, diplomados en enfermería y, en general, a todos aquellos profesionales sanitarios que están relacionados con la atención del niño asmático.

El objetivo de esta actividad es mejorar los conocimientos y las competencias desde el punto de vista educativo, de los profesionales sanitarios que atienden al niño-adolescente asmático y a su familia, dándoles habilidades básicas, para que impartan sus conocimientos y transmitan la información y los contenidos educativos tanto al paciente como a sus cuidadores habituales.

En definitiva “para que aprendan a realizar un plan de acción individualizado para que el niño asmático adquiera unos hábitos que mejoren su calidad de vida”, añade el doctor Rueda.

Atención integral al niño asmático

El Clínico San Carlos puso en marcha en el año 2013 una consulta de Alta Resolución de Atención Integral del paciente pediátrico asmático, destinada a atender a niños y adolescentes que padecen esta enfermedad respiratoria, que requiere un diagnóstico precoz y la instauración inmediata de su tratamiento.

Esa atención integral incluye la realización, en una sola visita al hospital, de historia clínica, exploración física del paciente y una batería de pruebas diagnósticas: espirometría forzada -que incluye test basal y prueba broncodilatadora-; fracción exhalada de óxido nítrico a partir de los 6 años; pruebas cutáneas a neumoalergenos; extracción de sangre para determinación de IgE específica en los casos que esté indicado.

Además se realiza una intervención educativa específica, por las dos enfermeras especialistas con las que cuenta la consulta, centrada en enseñar al paciente, y en algunos casos también a sus padres, cómo utilizar las técnicas de inhalación y los dispositivos para administrarse el tratamiento, y cómo manejar una crisis asmática.

Asimismo enseñan hábitos de higiene y de evitación alérgica. Al final de este proceso, el neumólogo infantil elabora un informe global con el diagnóstico y las indicaciones correspondientes para el paciente, sus padres y/o tutores y su pediatra o médico de familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *