Cerca de 200 niños y jóvenes madrileños reciben regalos de ‘El árbol de los deseos’

Cerca de 200 niños y jóvenes de diferentes centros tutelados de la Comunidad de Madrid y ONG han recibido esta Navidad regalos de los trabajadores de Metro, el Consorcio Regional de Transportes y la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid gracias a la iniciativa ‘El árbol de los deseos’, que ha consistido en la instalación de varios árboles en diferentes centros de trabajo.

La consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras ha entregado esta mañana personalmente a varios de estos niños su regalo en el centro de menores Hogar Menchu Herrero, donde ha subrayado “la importancia de estas acciones solidarias que suponen muy poco para un trabajador y son muy importantes para los jóvenes y los niños que en sus circunstancias no tienen posibilidad de recibir regalos durante estas fechas”.

‘El árbol de los deseos’ es una acción solidaria que realizó por primera vez Metro de Madrid el año pasado y que, tras su buena acogida, este año se ha extendido a otros centros de trabajo, 10 en total. El objetivo es no perder la oportunidad de poder ayudar a más jóvenes y niños que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad en la Comunidad de Madrid.

La iniciativa consiste en la colocación en estos centros de trabajo de árboles de Navidad de cuyas ramas colgaban tarjetones con el nombre, la edad y los deseos de niños y jóvenes para que los empleados pudieran comprarles un regalo personalizado acorde con sus gustos.

Nuevas tecnologías y juguetes tradicionales

Los niños y jóvenes han recibido una gran variedad de regalos. Los más demandados han sido los que tienen que ver con la música y las nuevas tecnologías; los relacionados con el deporte y los juegos de mesa y en equipo. Para los más pequeños ha habido muchos juegos de construcciones, muñecos tipo bebé y princesa, así como disfraces y cuentos tradicionales en inglés y español.

Los regalos se han entregado a niños y jóvenes de dos pisos tutelados y las residencias infantiles Isabel Castilla y El Valle de la Dirección General de Familia y Menor, un piso tutelado de Buitrago gestionado por Cruz Roja Madrid, niños y jóvenes de familias con escasos recursos con las que trabaja la Fundación Candelita, centros gestionados por la Fundación Balia y familias con escasos recursos con las que trabaja Cooperación Internacional.

Esta acción forma parte de la Línea Social de Metro de Madrid, el programa de acción social por el que Metro colabora con entidades sociales y distintos colectivos en riesgo de exclusión social poniendo a su disposición recursos clave de la compañía y aprovechando el gran potencial de la red de Metro como canal de comunicación y vinculándola a la estrategia de la compañía. En el marco de este programa, en lo que va de año, se han realizado más de 60 acciones en colaboración con otras tantas entidades sociales.

Deja un comentario