El Ayuntamiento de Madrid invertirá 5 millones de euros en 2018 para taxis de bajas emisiones

  • El Ayuntamiento de Madrid incrementa un 233% en 2018 las ayudas para la compra de vehículos Eco o Cero emisiones destinados a este servicio.
  • Podrán acogerse a las ayudas los propietarios de licencias de taxi que hayan comprado un vehículo con etiqueta de bajas emisiones de la DGT y que quedaron fuera de plazo de la convocatoria de 2017, así como los que se presenten a la convocatoria de 2018.
  • A partir del 1 de enero de 2018, los vehículos que se adquieran para taxi, excepto los eurotaxis, deberán contar con etiqueta CERO o ECO de la DGT.

El Ayuntamiento de Madrid destinará en 2018 cinco millones de euros -un 233% más que este año-, a subvencionar la compra de vehículos autotaxi que incorporen tecnologías y combustibles menos contaminantes, según   ha informado el director general de Gestión y Vigilancia de la Circulación,  Francisco López Carmona, en la Comisión Permanente Ordinaria de Medio Ambiente y Movilidad, celebrada hoy, miércoles 25 de octubre.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad ha incrementado en los últimos años de manera significativa las subvenciones que concede para la renovación de la flota de este servicio público, que en 2016 fueron de 279.000 euros y en 2017 de 1,5 millones de euros.

Con estas ayudas se persigue “atender las demandas de los profesionales del taxi y conseguir una movilidad más eficiente y sostenible que mejore la calidad del aire, objetivos contemplados en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático”. Las subvenciones, además, dan cumplimiento a la medida 21 del Plan que contempla incentivos para la transformación de taxis a vehículos de bajas emisiones.

Podrán acogerse a esta ayudas aquellos propietarios de licencias de taxi que hayan adquirido un vehículo de bajas emisiones con etiqueta  ECO o CERO de la Dirección General de Tráfico después del 29 de junio de 2017, fecha en que se cerró el plazo para solicitar las ayudas de 2017, y hasta que finalice el plazo de la convocatoria de 2018.

La nueva Ordenanza del Taxi, que tiene que ser aprobada por el próximo Pleno Municipal, contempla que a partir del 1 de enero de 2018 todos los vehículos que se adquieran para prestar servicio de taxi, excepto los eurotaxis, deberán ser de bajas emisiones, es decir, tendrán que tener etiqueta ECO o CERO emisiones de la Dirección General de Tráfico.

Los eurotaxis quedan exentos de dicha obligatoriedad debido a la limitada oferta comercial de estos vehículos adaptados para personas con movilidad reducida.

Deja un comentario