El Real Canoe cadete de baloncesto femenino corta la racha del Rivas Ecópolis

Mediada la segunda fase de Preferente, el cadete A del Rivas Ecópolis mantenía el pleno de victorias: trece de trece. El Real Canoe cortó su racha y, de paso, añadió más leña al fuego de una categoría vibrante, que ahora tiene al Movistar Estudiantes como único invicto en el grupo de los favoritos.




El 48-55 en el Cerro del Telégrafo llegó tras un encuentro muy intenso en defensa, que comenzó con 8-22, pero después se igualó hasta el extremo (22-22 al descanso, 38-38 en el tercer cuarto…) La aparición en el último periodo de Sara Alonso (en la imagen), con tres triples y un total de diez puntos, rompió ese equilibrio y decantó la balanza.

Rivas Ecópolis A 48 (8+16+16+10): Alba Quesada, Irene de Gregorio, Paula Pérez, Irene Llanos, María Torres -cinco inicial- Esther Barroso, Gema Alegre, María Alexandra Mariscal, María Rodríguez, Andrea Elena Ionele, Inés Sánchez y Pilar Rodríguez.

Real Canoe 55 (15+7+16+17): María Isabel López, Cristina Fontecha, Sara Alonso, María García, Ana Arroyo -cinco inicial- Aurelia Gil, Laura Ramos, Lucía Moya, Elena Rodríguez, Catherine Lecop, Natalia Martínez y Míriam Fernández.

Árbitros: Garvin y Latina.

Tras encadenar trece victorias en los trece primeros partidos de la temporada, el Rivas Ecópolis buscaba prolongar la racha ante uno de sus obstáculos más duros, un Real Canoe que venía de sufrir su primer tropiezo de la segunda fase en el Magariños (cuarto el total de temporada).



Los 27 puntos de Irene Llanos no fueron suficientes para el Rivas Ecópolis

Con las cifras en la mano, las ripenses partían como favoritas, pero el primer enfrentamiento entre los dos equipos planteaba muchas dudas. María Torres lanzó la primera ofensiva del Rivas Ecópolis, que tuvo como consecuencia los tres puntos desde los tiros libres de Irene Llanos. En el Canoe, Cristina Fontecha y Sara Alonso se repartían el timón, pero era muy complicado traspasar la defensa local. En cambio, en el extremo contrario, los ataques solían terminar en falta. De ahí el 4-0 a los dos minutos de juego. Eso sí, enseguida María Isabel López encontró el hueco para acortar distancias y certificar la resistencia del Canoe, que también ajustó mejor las líneas en defensa.

El 6-6, tras la contra de Catherine Lecop, reflejó ese despertar canoísta. Los dos equipos seguía el mismo manual: robar y salir volando a la contra. De hecho, Aurelia Gil puso a la carrera la primera ventaja para el Canoe (8-10) y, con las amarillas más acertadas, la diferencia se abrió hasta el primer parcial de 8-15.



Gema Alegre, encerrada entre la defensa del Canoe

El partido era un duelo sin tregua por cada balón, en el que el Canoe parecía poner un punto más de intensidad y acierto. El técnico local, Mario Cataluña, reforzó el juego interior con Andrea Ionele, pero costaba mucho llegar al aro.  En cambio, un triple de Míriam Fernández llevó el marcador  hasta 8-18. Las alarmas comenzaban a encenderse en el banquillo local, sobre todo en un partido que ya estaba encaminado a un marcador bajo. Un rebote arañado (y culminado) por Natalia Fernández (8-20 a 7:06) provocó el tiempo muerto de Mario Cataluña en busca de soluciones.

Aunque un nuevo robo de María Isabel López con asistencia a Laura Ramos amplió la ventaja canoísta hasta un máximo de 8-22, enseguida llegaron tres puntos seguidos de María Torres que rompieron la sequía local. Con la base incrustada en la pintura, el Rivas Ecópolis aprovechó la superioridad aérea para arañar rebotes, sacar faltas y rebajar la diferencia. Punto a punto, las ripenses encadenaron un parcial de 14-0 que llevó al empate a 22 del descanso.

Era un partido loco, que se movía a base de rachas. Las ripenses ampliaron la suya  por medio de Andrea Ionele desde los tiros libres, pero enseguida respondió Ana Arroyo desde el mismo lugar; un solo acierto, pero muy valioso porque sirvió para romper la sequía. La velocidad de Irene Llanos puso una marcha más al Rivas Ecópolis que cobró una ligera ventaja (28-25) antes de que el Canoe enlazara un parcial de 0-4.



La intensidad del partido se reflejó en escenas como esta

Porque el partido seguía vivo, abierto, con fuertes defensas, robos y rápidos contraataques. También con demasiados nervios, que provocaban errores en el tiro. Pero había que intentarlo. Un triple de Llanos supuso el 31-29 mediado el tercer cuarto y ella misma amplió la difencia poco después con un robo. Sin embargo, el 38-38 con que terminó el tercer cuarto reflejó la enorme igualdad de un encuentro frenético.

Mario Cataluña puso todas las armas sobre la mesa al comienzo del último (Llanos, María Torres…), pero fue el Canoe el que comenzó por delante gracias a un parcial de 0-5, la primera aparición de Sara Alonso. La respuesta llegó, una vez más, de la mano de Irene Llanos con otro triple que volvió a estrechar el marcador. Ninguno de los dos equipos parecían acusar el desgaste y las defensas mantenían la intensidad en un encuentro que podía llevarse cualquiera.




Si las ripenses tenían a Llanos (¡que alcanzó los 27 puntos!) las canoístas contaban con Sara Alonso, que solo anotó en el último periodo pero resultó decisiva. Con su segundo triple llevó a su equipo a +5 (43-48) y, a 2:03, un triple desde la esquina supuso el 46-53, ya decisivo. Quedaba tiempo, pero la defensa de las canoístas y la sangre fría de Míriam Fernández desde los tiros libres hicieron el resto. El Canoe venció en el Cerro del Telégrafo y añadió más emoción a la liga.

Fuente: fbm.es

Deja un comentario