Dos detenidos en Puente de Vallecas acusados de delitos contra la salud pública, falsedad documental y hurto

Dos personas han sido detenidas este jueves en Puente de Vallecas, acusados de cuatro presuntos delitos contra la salud pública, falsedad documental, contra la seguridad del tráfico y hurto. Tenían en su poder 180 pastillas de un medicamento utilizado contra la epilepsia, y diez recetas con el mismo medicamento a nombre de una sola persona.




Los agentes patrullaban por la calle Alcalá de Guadaira cuando se encontraron con un turismo circulando en sentido contrario. Tras detener el vehículo e identificar al conductor, pudieron comprobar que no disponía el permiso de conducción y que nunca lo había tenido.

Explicó a los agentes que lo había movido unos metros porque su propietario se encontraba mal y había bajado del vehículo a una farmacia próxima. Poco después, apareció el propietario corroborando la versión.

Ante el nerviosismo que mostraban los dos individuos, y las sospechas que infundían a los agentes, éstos optaron por revisar el interior de vehículo, encontrando en la guantera dentro de una bolsa de farmacia, 180 pastillas de un medicamento llamado RIVOTRIL, y en la consola central del salpicadero otra conteniendo 10 recetas del mismo medicamento a nombre de la misma persona, con un sello de colegiado cuyo titular había interpuesto una denuncia por sustracción.




Tras las oportunas averiguaciones, se pudo comprobar que también existían dos denuncias de otra colegiada por sustracción de un sello y de un talonario de recetas relacionadas con esta intervención. Por todo ello se informó a los dos detenidos de los presuntos delitos de los que se les acusa, y fueron puestos a disposición judicial. Se da la circunstancia de que el pasado lunes un hombre y una mujer fueron detenidos por idénticos hechos en el Distrito de Moratalaz.

También el pasado 17 de enero en el distrito Puente de Vallecas, un hombre fue detenido cuando tenía en su poder 180 comprimidos, y se le encontraron otras 18 recetas médicas del mismo medicamento escondidas bajo la alfombrilla de su vehículo.

Deja un comentario