Este fin de semana trajo las victorias del Encinas de Boadilla y CN Cuatro Caminos en waterpolo femenino

Con el parón de las Ligas Nacionales masculinas por la disputa de la Copa del Rey, la actividad femenina ha sido protagonista de este fin de semana con los últimos partidos de la primera vuelta, destacando las victorias del Encinas de Boadilla-Villalkor y del CN Cuatro Caminos, que se colocan en la parte alta de la clasificación de Primera División.




El partido entre el Encinas y el WP 98 02 se preveía bastante tenso, puesto que ambos equipos estaban separados en la tabla por tan solo dos puntos y las madrileñas, tras dos semanas de descanso, querían tomar ventaja. Aun así, a las chicas de Boadilla les costó entrar en el juego, viéndose sorprendidas en el primer periodo con tres dianas consecutivas de las navarras, llegando al descanso con un gol de desventaja (4-5). Las chicas de Freddy Bedoya supieron reaccionar y cogieron carrerilla en el último periodo, encajando un 5-2 que les daba la victoria por 11 a 8.

El Encinas de Boadilla se coloca así en puestos de ascenso tras un CN Sant Feliú que abre una brecha de 8 puntos en la tabla.

Siguiendo su estela se posiciona el CN Cuatro Caminos tras ganar en su visita a la UE Horta. Victoria de las madrileñas fraguada gracias a una buena primera parte, llegando al descanso con una ventaja de 1-7 que sería muy difícil de remontar para las catalanas. Las de Jorge Pancorbo se mantuvieron firmes y, a pesar de los ataques del Horta, se llevaron los tres puntos (resultado final: 6-11), lo que les hace ganar una posición en esta jornada, colocándose cuartas con un solo punto de diferencia con el Encinas de Boadilla-Villalkor que, además, tiene un partido jugado más.

Terminando con Primera División, las chicas del CDN Boadilla tropezaron con el Santa Eulalia. Partido igualadísimo tanto en el agua como en el marcador que acabó con un resultado de 6-6, descolgándose en la clasificación general tras el buen arranque de temporada que tuvieron, acumulando cuatro victorias, dos empates y tres derrotas.




En Rivas se podría hablar de la “maldición de la mínima”. Ni los cuatro goles de Isabel Riley ni los otros tantos de Alejandra Fernández consiguieron dar la victoria al AD Rivas en su visita al CW Marbella. Enfrentamiento entre colistas que se saldó a favor de las malagueñas por 12-11. Buena primera parte de las madrileñas, que se marchaban al descanso largo con dos goles de ventaja. Iniciado de nuevo el partido, las del Marbella tomaban la delantera con un parcial de 6-3. Se acercaban de nuevo las de Javier Soler, pero el último tanto salió de manos de las locales, dándole sus primeros puntos de la temporada. Ya son cuatro partidos consecutivos para el AD Rivas perdiendo por la mínima y es el único equipo de Primera División que aún no ha conseguido puntuar.

Si en Rivas fue “la mínima”, para el CN Madrid Moscardó fueron los palos. Varias veces fueron las que el balón chocó contra la escuadra en el partido de las madrileñas contra el CN Rubí. Las catalanas golpeaban primeras en el marcador aunque las de Bea Espinosa le dieron la vuelta al marcador. Aun así, la igualdad se mantenía hasta el último cuarto, donde las del ‘Mosca’ salvaban un valioso punto anotando el último gol que dejaba el marcador con un empate de 10-10. Aunque el resultado podía haber sido favorable para las madrileñas, que no estuvieron muy acertadas con los tiros, se llevan un punto que las mantiene quintas en División de Honor, empatadas con el CN Terrassa, pero perdiendo distancias con los primeros equipos (18 puntos tiene el CN Sant Andreu, que es cuarto).




El otro partido disputado en Madrid fue interesante por la visita, ya que la AR Concepción-Ciudad Lineal recibía a un Sabadell invicto en este curso. Las madrileñas se vieron ampliamente superadas, y poco pudieron hacer para evitar la goleada (2-31). Las de Sergio García se mantienen en puestos de descenso junto al Dos Hermanas, aunque la Escuela de Zaragoza tampoco consigue coger ventaja en los puestos de salvación.

Deja un comentario