La Gestora del PP de Madrid aprueba por unanimidad 22 enmiendas para el Congreso del Partido Popular





La Gestora del Partido Popular de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes, ha aprobado esta tarde por unanimidad las 22 enmiendas que se van a presentar de cara al XVIII Congreso del PP, previsto para el próximo mes de febrero.

La Gestora del Partido Popular de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes, ha aprobado esta tarde por unanimidad las 22 enmiendas que se van a presentar de cara al XVIII Congreso del PP, previsto para el próximo mes de febrero. Entre ellas, destaca la enmienda a la Ponencia Política y de Estatutos, en la que se establece la elección directa por los afiliados del Presidente del partido, tanto a nivel nacional como regional y provincial, mediante el sistema de “un militante, un voto” en todas las fases de este proceso.

Según fuentes populares, “esta enmienda responde al compromiso de la presidenta de la Gestora del Partido Popular de Madrid, Cristina Cifuentes, de avanzar en la regeneración democrática y potenciar el protagonismo de los afiliados, como factores que pueden contribuir a la revitalización del PP. En todo caso, la voluntad de Cifuentes es dialogar e intentar un acuerdo transaccional, que pueda hacer compatibles la propuesta de la organización madrileña, con la Ponencia nacional”.




Durante su intervención ante los casi 30 miembros de la Gestora del PP madrileño, reunida en la sede de la calle Génova, Cifuentes ha señalado que “en un partido democrático como el nuestro, el Congreso es el momento de plantear propuestas, de debatir, y de llegar a acuerdos fruto del diálogo y del consenso”.

La presidenta de la Gestora ha hecho hincapié en que “podemos y debemos hacerlo con lealtad, dejando muy clara una cosa: proponer no es dividir, sino querer participar; debatir no es rivalizar, sino impulsar el diálogo; intentar mejorar no es debilitar, sino fortalecer al partido”.

Propuestas políticas, económicas y sociales

Partiendo de este criterio, el PP de Madrid ha dado luz verde esta tarde a un total de 22 enmiendas no sólo de carácter político, sino también con un alto contenido social y económico, incluyendo, entre otras, propuestas sobre financiación autonómica, modificación de la Ley de Haciendas Locales, elaboración de una Ley de Financiación del Transporte Público, mejora de la situación laboral de colectivos con especiales dificultades como jóvenes, mujeres y mayores de 45 años, impulso a la atención sociosanitaria de enfermos con patologías crónicas, o incentivos a las familias y fomento de la natalidad.

En el ámbito educativo, las enmiendas se centran en el reforzamiento de la autoridad del profesor, y el apoyo a la libertad de elección y a la enseñanza concertada, mientras que en el tema europeo se aboga por reforzar los lazos con la Unión Europea, pero potenciando al mismo tiempo la marca España.

A todo ello se suman enmiendas orientadas a mejorar la movilidad, mediante la extensión de los carriles Bus-Vao en las grandes ciudades como Madrid, a proteger a los animales mediante el establecimiento a nivel nacional del sacrificio cero de animales domésticos, o a facilitar la inversión de los Ayuntamientos.




Las enmiendas han sido elaboradas y suscritas por cinco grupos de trabajo formados por miembros de la Gestora y coordinados por el Presidente del Comité Electoral, Ángel Garrido.

Desde el punto de vista operativo, el sistema propuesto por el Partido Popular de Madrid se aplica en las distintas fases planteadas en la Ponencia de Estatutos.

En la primera vuelta, y en línea con lo establecido en la Ponencia presentada por el Partido a nivel nacional, los militantes elegirían tanto a los candidatos como a los compromisarios que participarán en el Congreso. En ambos casos, bajo la premisa de “un militante, un voto”.

Sin embargo, la propuesta del Partido Popular de Madrid plantea en la segunda vuelta una diferencia sustancial con respecto a lo establecido en la Ponencia de Estatutos, dado que, en el proceso de elección final, serán nuevamente todos los militantes los que con su voto decidan quién será Presidente.

La función de los compromisarios

De acuerdo con este modelo, la función de los compromisarios que resulten elegidos al inicio del proceso comprendería la presentación de enmiendas a los Estatutos y al resto de Ponencias, así como la votación y aprobación, en su caso, de las mismas.

En la propuesta de la Ponencia de Estatutos para el Congreso del PP, la función de estos compromisarios incluía, también, la elección del Presidente en la segunda vuelta, y esta es la diferencia sustancial.

En síntesis, el modelo del Partido Popular de Madrid para el Congreso “hace un planteamiento integrador, diversificando las funciones, de tal modo que los militantes se configuran como principal órgano decisorio del partido para elegir al Presidente, manteniendo al mismo tiempo el protagonismo de los compromisarios en asuntos relevantes como el debate ideológico orientado a la elaboración de las Ponencias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *