Concha Hernández, directora de Conde Duque de Madrid, premio de las Artes y las Letras de Francia





El embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, impuso anoche a la directora del Centro Cultural Conde Duque, Concha Hernández, la insignia de Caballero de las Artes y las Letras del Gobierno francés.

La concesión de la considerada máxima distinción de la cultura francesa tuvo lugar en la Embajada de Francia en Madrid, donde se reconoció la trayectoria profesional de esta licenciada en Historia del Arte, periodista y gestora cultural, desarrollada en distintas entidades y organismos, tanto de ámbito local como nacional. Durante el acto de entrega también se destacó “la especial sensibilidad de esta trabajadora de la cultura -como a ella le gusta definirse- con las artes y las letras francesas, así como su firme compromiso con la igualdad de género en las artes escénicas y musicales, manifiesta tanto en su labor al frente del centro cultural del Ayuntamiento de Madrid como en festivales con personalidad propia como Ellas Crean.

“Francófona confesa”, comentó Saint-Geours, “Concha siempre ha dado valor al intercambio y la diversidad cultural, convirtiendo en estos dos últimos años a Conde Duque en uno de los más importantes espacios culturales de Madrid”. Concha Hernández, por su parte, recibió esta alta condecoración francesa con “honor, porque me lo otorga un país, cuya lengua fue la primera diferente a la mía que aprendí cuando era niña. La lengua de un país que ha hecho de la cultura una de sus principales señas de identidad y, por ello, cuenta con la admiración y el respeto de quienes nos dedicamos a la gestión cultural”.




Durante su intervención, la actual directora del Centro Cultural Conde Duque hizo un elogio de la cultura, recordando emocionada la unión de cultura y educación que siempre le acompañó: “Fui la primera mujer de mi familia que estudió una carrera universitaria y en mi memoria habita aún la imagen de un abuelo que no conocí, Ricardo, que hacía leer a todos sus hijos por las noches, una vez acabadas las tareas del campo, unos libros traídos de Salamanca, en un tiempo de pan y cultura, de trabajo y cultura. Tiempos de La Barraca, de García Lorca. Casualidades de la vida, mi madre y sus hermanos crecieron leyendo en voz alta, a la luz del candil, porque no había luz eléctrica todavía, el Conde de Montecristo de Alexandre Dumas o a Emile Zola. Literatura francesa”.

Igualmente, Concha Hernández hizo extensivo su premio a todos los profesionales que le han acompañado en su trayectoria, porque “ellos hacen posible cada día el milagro de la cultura en nuestro país”, afirmó, reservando un capítulo especial al abrazo solidario que protagonizaron hace un año Conde Duque y la parisina sala de conciertos Bataclan: “estos profesionales hicieron posible que al día siguiente de la barbarie se produjese ese abrazo solidario. “La vie en rose”, cantada aquella trágica jornada por un emocionado Kurt Elling, que actuaba en nuestro auditorio, se convirtió en un himno en defensa de la cultura y de la libertad, mientras los colores de la bandera francesa teñían la fachada del centro cultural”.

El dramático suceso también fue recordado por el embajador francés: “Fueron unos momentos en los que la solidaridad de Conde Duque nos hizo sentir a los franceses que no estábamos solos”. Al acto asistieron distintas personalidades del mundo del arte y la cultura, como la cantaora Carmen Linares, la bailaora María Pagés, el director teatral Juan Carlos Corazza, los diseñadores Modesto Lomba y Juan Duyos, las galeristas y expertas en arte Soledad Lorenzo y Oliva Arauna, el realizador Diego Más Trelles, o los escritores y poetas Fernando Beltrán, Luisgé Martín o Isel Rivero. Igualmente, la gestora cultural estuvo respaldad por Luis Cueto, coordinador general de Alcaldía del Ayuntamiento de Madrid, y Ana Varela, consejera delegada de la empresa municipal Madrid Destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *