La FRAVM demanda una solución urgente al problema de los niños que viven en el parque de Clara Eugenia de Hortaleza





La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) se suma a los colectivos ciudadanos del distrito de Hortaleza para exigir al Gobierno de Cristina Cifuentes que resuelva de manera urgente el grave problema de los menores que actualmente pernoctan en el parque de Clara Eugenia. Las entidades vecinales consideran “absolutamente inconcebible que en pleno año 2016 y en una ciudad como Madrid haya niños durmiendo en la calle y que estos, además, estén tutelados por la Administración”.

“¿Por qué estos chavales, que tienen entre los 9 y los 16 años, prefieren permanecer a la intemperie, soportando bajas temperaturas, y no en el centro de menores al que han sido designados?” Tal y como denuncian las asociaciones de Hortaleza en un comunicado al que la FRAVM se ha adherido, “los menores duermen bajo condiciones infrahumanas: falta de ropa de abrigo, falta de alimentos, pernoctan a la intemperie sin edredones ni sacos que les protejan del frío, etc. ¿Cómo es posible que ningún educador de sus centros salga a buscarles al parque?” se preguntan. La quincena de niños que se encuentra en la zona verde procede de los centros de menores Isabel Clara Eugenia y Hortaleza, establecimientos que las ONG Save the Children y Fundación Raíces han denunciado como “responsables de casos de aislamiento, insultos y agresiones contra los menores”.

“El pasado lunes tuvimos que acompañar a niños a urgencias porque el domingo habían sido agredidos en el centro de primera acogida Isabel Clara Eugenia, el cual les expulsó a la calle. El personal de seguridad del centro procede a métodos disciplinarios que, en última instancia, vulneran los derechos fundamentales de los menores que habitan este centro, obligándoles a preferir estar en la calle, con las consecuencias de vulnerabilidad, riesgos y exclusión social que ello conlleva. Cuando estos menores denuncian estos hechos no se les escucha por parte de la Administración, ni se activan los protocolos de protección e investigación pertinentes”, sostienen.

La treintena de entidades de Hortaleza que firman el manifiesto, entre las que se encuentran las asociaciones vecinales La Unión y Manoteras, varias entidades juveniles y de estudiantes, la Asociación Danos Tiempo y la Oficina de Apoyo Mutuo de Manoteras, reconocen el “perjuicio” que está generando esta situación en el vecindario. “En el barrio se han producido robos, no lo negamos, aunque si defendemos la presunción de inocencia del colectivo de menores en la calle. No podemos meter en el mismo saco a todos aquellos que habitan el parque. Entendemos perfectamente la preocupación y el enfado de la gente ante estos hechos, nosotros también queremos que no haya robos y sacarles de la calle, pero ¿la única solución es lanzarse todo un barrio contra estos niños? ¿son los máximos culpables? ¿o sólo unas víctimas más de todo este problema?” se cuestionan en la citada nota informativa, antes de apuntar hacia “los verdaderos responsables del problema”, la Comunidad de Madrid. “Y es que el Gobierno regional, al tener su tutela legal está cometiendo un delito de desamparo de menores y dejación de funciones, así como los centros que tienen su guarda, que ni se preocupan de buscarles aun sabiendo donde están viviendo y pernoctando”.

Por todo lo anterior, los colectivos ciudadanos de Hortaleza, con el apoyo de la FRAVM, han presentado una batería de demandas, que van dirigidas a los centros que tienen la guarda de los menores, a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital. A los primeros exigen que “se abra una investigación para esclarecer los malos tratos por parte de trabajadores del centro; mecanismos de escucha y de denuncia reales para los menores del centro; y, para aquellos niños que necesiten una pedagogía y un seguimiento educativo mayor, se lleve a cabo, y no se proceda a métodos disciplinarios que atentan a los derechos fundamentales del menor”.

Al Ejecutivo autonómico le piden que “termine con los malos tratos en el centro de menores Isabel Clara Eugenia”, que “asuma la tutela inmediata efectiva de todos los menores no acompañados de la Comunidad de Madrid y no permita que duerman en las calles en las condiciones que se encuentran; y, por último, que garantice unas condiciones de vida digna y de bienestar a todos los menores no acompañados de la CM. Y utilice para ello todos los recursos disponibles”.

Por último, las entidades del distrito demandan al Consistorio de la capital que “se implique desde el primer momento en que tenga conocimiento de que menores están viviendo en las calles de nuestra ciudad, y de nuestro barrio, y ponga a su disposición todos los recursos de los que tenga a su alcance para solucionar la situación de exclusión y vulnerabilidad de derechos en la que se encuentran”. Además, “que la Policía Municipal, ya que aun sabiendo donde viven y pernoctan no lleva a estos menores ante su tutor legal (cometiendo un delito de dejación de funciones) por lo menos no les tiren todos los días con la colaboración del servicio de limpiezas los materiales que utilizan para guarecerse del frío por las noches (ropa y mantas que son suyas) o de los alimentos que hayan guardado para el próximo día. Algo que consideramos un ataque a la integridad física y moral de los menores”.

En resumen, los grupos vecinales, además de solicitar al vecindario “comprensión y empatía”, reclaman “una solución integral y satisfactoria para los niños que habitan el parque Clara Eugenia, ya que no podemos tolerar que se siga permitiendo que en nuestra ciudad puedan vivir niños en las calles en esas condiciones de vulnerabilidad, riesgo y exclusión social”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *