UGT califica el curso escolar 2015/16 como un nuevo año negro para el profesorado, las familias y el alumnado de la escuela pública





Teresa Jusdado Pampliega, Secretaria del sector de Enseñanza de FeSP-UGT Madrid, ha comparecido en la comisión de Educación de la Asamblea de Madrid para valorar el desarrollo del curso escolar 2015/2016 en la Comunidad de Madrid.

La compareciente ha detallado los problemas que, según UGT Madrid, ha tenido el curso escolar 2015/2016 desde su inicio: “asignación tardía del profesorado; falta de cobertura de las bajas hasta pasados, incluso, catorce días naturales; ratios disparatadas; contratación por tercios de jornada para el profesorado interino; escasez de plazas de formación profesional; escasez de horas de tutoría para el seguimiento de la formación en centros de trabajo del alumnado de FP y falta de una evaluación del nuevo modelo de FP, que está generando un gran descontento entre los profesionales y la comunidad educativa en su conjunto”.

En definitiva, “una total falta de planificación y una alta tasa de interinidad (superior al 20%), como en años anteriores, lo que ha supuesto un nuevo año negro para el profesorado, las familias y el alumnado de la escuela pública”.

Teresa Jusdado ha realizado además una mención específica a los presupuestos educativos presentados para 2016 pues “no han resultados suficientes para dar solución a la situación de los centros públicos de nuestra Comunidad”. Las partidas destinadas a gastos de personal docente descendieron a pesar del aumento de alumnado en centros públicos; decreció el programa de Gestión de Infraestructuras Educativas en 20.408.913€ “pese a la necesidad de un plan de construcción, rehabilitación y mantenimiento de los centros para que no se queden obsoletos y puedan estar a la altura de las exigencias de la educación del siglo XXI”.

Ha señalado que, “pese al compromiso adquirido por el Consejero de Educación de proceder a la construcción de varios centros más, finalmente, dicha actuación parece haber quedado pospuesta para cursos venideros”.

Respecto a las principales dificultades de la educación pública en la Comunidad de Madrid, ha explicado las incidencias como consecuencia de la masificación, altas ratios y reducción del profesorado, cifrando en más del 20% la pérdida de este desde 2011, lo que ha supuesto en torno a unos 8000 docentes, que han sido expulsados del sistema.

La representante de UGT ha añadido que “no se puede intentar abordar problemas de convivencia escolar (bullying…) si no existen tutorías con alumnos y familias, si no existe coordinación entre los equipos docentes y si no se establece un tiempo para la formación y el diagnóstico de la acción educativa en la búsqueda de una mejora de la calidad de la enseñanza. Para ello es necesaria la dotación de horario y recursos humanos suficientes, así como la disminución de la ratio alumno-aula, que este año ha sido disparatada”.

Jusdado ha mostrado además su preocupación por la situación del colectivo de interinos “pues el acuerdo firmado con la Administración, si bien ha permitido reordenar las listas conforme a un baremo que equilibra la experiencia docente y la nota del proceso selectivo y mejora alguna de las condiciones laborales del colectivo más desfavorecido del profesorado, quedan por resolver aspectos tan importantes como el pago de los meses de verano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *