El vecindario de San Juan Bautista se manifiesta de nuevo por el mantenimiento de sus zonas verdes





Tras las protestas vecinales contra un plan de tala masiva de árboles en el barrio de San Juan Bautista (Ciudad Lineal), el Área de Medio Ambiente del Consistorio madrileño ha rebajado el número de ejemplares a suprimir, para satisfacción de la asociación vecinal de la zona.

Con pancartas con lemas como “No a la tala masiva” o “SOS si estoy enfermo, cúrame, no me tales”, el pasado 9 de junio varias decenas de personas del barrio de San Juan Bautista (12.300 habitantes) se manifestaron en la zona contra el plan de regeneración del arbolado que el Ayuntamiento tenía previsto iniciar esa misma semana. Según aquel, con objeto de sanear las zonas verdes, debían de eliminarse 519 ejemplares, el 45% de la masa arbórea total del barrio, una cantidad que los vecinos consideraron absolutamente excesiva e innecesaria.

Después de la marcha y del envío de una propuesta de la Asociación Vecinal de San Juan Bautista alternativa a la tala masiva, el 13 de junio el PSOE presentó una proposición para paralizar la tala en el pleno de la Junta de Distrito que fue aprobada. Tras estos hechos, el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid se reunió con la entidad vecinal para ofrecer un plan mucho menos agresivo y participado, para alegría de los habitantes de la colonia.

Según los especialistas del Consistorio, unos 180 árboles del barrio se encuentran muy enfermos, están huecos por dentro y dada su peligrosidad, urge talarlos. Estos están marcados con un punto rojo. Por otro lado, unos 300 ejemplares, identificados con un punto verde, “con alguna rama seca o secos del todo” no presentan aún peligro pero ya no van a crecer más. Los responsables municipales invitaron al vecindario a decidir cuántos de estos árboles se talan ahora y cuántos se dejan para posteriores actuaciones.

En palabras de la presidenta de la asociación vecinal del barrio, Marta Rutz, también “aseguraron que aunque no van a replantar tantos árboles como quitan, van a poner árboles y especies de un porte mediano o alto para que el barrio recupere su superficie sombreada actual”. Todo esto “suena bien, es muy razonable, y además tenemos la opción de decidir sobre los árboles marcados en verde y qué se va a replantar luego”, continúa, antes de añadir: “no dudamos de las buenas intenciones del Ayuntamiento, pero no hay que bajar la guardia ya que aún no tenemos nada por escrito”. Pero, más allá de este hecho, los vecinos desconfían de la eficiencia de la empresa que ejecutará el plan de regeneración del arbolado, OHL, la misma que desde 2013 se encarga, con unos “resultados pésimos” del mantenimiento de las zonas verdes y de la limpieza de la colonia.

Según Rutz, “hay zonas del parque que siguen sin regarse, siguen sin pasar jardineros a podar los setos y quitar malas hierbas, y la limpieza en términos generales es pésima. Por ello seguimos movilizados, no nos fiamos de cómo la contrata va a llevar a la práctica este proyecto”, remacha, antes de invitar a sus vecinos y vecinas a secundar una manifestación que esta tarde saldrá a las 19:00 del número 85 de la calle Torrelaguna para recorrer las calles José Silva, Arturo Soria y Ramírez de Arellano, antes de finalizar en el Parque Flori.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *