Denuncian que medio centenar de alumnos de secundaria se queda sin plaza en Butarque (Villaverde) por la mala previsión de la Consejería




En abril la Consejería comenzó la segunda fase de las obras de construcción del único instituto de Butarque, el IES Juan Ramón Jiménez

Un año más, “y ya son incontables”, los problemas de escolarización en Butarque, en el distrito de Villaverde, se repiten “por el empecinamiento de la Comunidad de Madrid de no dar una solución definitiva a la falta de equipamientos educativos en el barrio”, indica la Asociación Vecinal Independiente de Butarque (AVIB) en una nota hecha pública ayer. Después de muchos años negándose a construir un instituto y de “colocar” a los niños y niñas de Secundaria en aulas del colegio El Greco, y posteriormente en el Ausias March, debido a la falta de un edificio propio, finalmente el año pasado comenzaron la construcción del nuevo IES Juan Ramón Jiménez.

Pero en lugar de construir el instituto completo, la Consejería de Educación decidió hacerlo en tres fases, condenando a la incertidumbre a todo el barrio, que tiene que estar pendiente de que las obras estén terminadas en los plazos acordados, para poder escolarizar a sus hijos, por no hablar de que durante dos años más el alumnado tendrá que convivir con las excavadoras y otras máquinas, con el consiguiente riesgo físico y de salubridad que supone.

Las obras de la segunda fase han empezado este mismo mes de abril y deben estar terminadas para el inicio del curso o, de lo contrario, serán centenares de alumnos y alumnas los afectados. Pero además, y aunque terminen a tiempo, la mala previsión de la Consejería de Educación en el número de aulas necesarias, ha provocado que a 46 alumnos del barrio se les haya notificado la no admisión el curso que viene por falta de plazas, lo que demuestra que se equivocaban cuando aseguraban que actuaban en función de la demanda.

Especialmente grave es la situación de los alumnos de 4º de la ESO del Colegio Europa, un centro concertado que era el único equipamiento educativo que existía en el barrio en 2002 y, por lo tanto, la única opción para estos chicos y chicas cuando tenían edad para ser escolarizados. Ahora, estos alumnos y alumnas se han quedado sin plaza en ningún centro educativo donde poder continuar estudios.

Nuevas movilizaciones
La Coordinadora por la Construcción de un Instituto, formada por las AMPA y asociaciones del barrio de Butarque y la delegación de la FAPA del distrito Villaverde, lleva años luchando para exigir que todos los niños y niñas del barrio de Butarque tengan derecho a estudiar en su barrio y para ello seguirán movilizándose como lo han hecho hasta el momento.

La próxima actuación será el próximo 22 de mayo, junto a la Federación Regional de Asociaciones  Vecinales, cuando volverán a llevar a la Puerta del Sol la exigencia de contar con un instituto completo para poder escolarizar a todos los niños y niñas del barrio.

Deja un comentario