Cambio, ¿dónde está el cambio?

por JUAN ANTONIO FERNÁNDEZ MORENO

Cuando todavía resuenan los ecos de la celebración de las fiestas de la Comunidad de Madrid, asistimos atónitos muchos madrileños, a la palabra cambio, cambio con mayúsculas que pronunciaba la Presidenta de la Comunidad de Madrid en su discurso con motivo de la entrega de las medallas de la Comunidad a los galardonados este año en la madrileña Puerta del Sol.

Y si bien decía y podía calificar de atónitos a todos los que la escuchábamos, ante el sentir de un cambio que no se produjo y que tampoco llego en todo aquello que se refiere a la Educación Pública con mayúsculas, la derecha consolidada de la mano del Partido Popular y de Ciudadanos, sigue en su punto de mira con las continuas agresiones a la Educación en nuestros Distritos, y en concreto en el de Fuencarral El Pardo, feudo y bastión de la Derecha, que sigue manteniendo a la ciudadanía con continuos recortes en esta materia.

Por enumerar podríamos empezar por los niños del José Bergamín que tuvieron que luchar sus familias con uñas y dientes por la supervivencia de un colegio más necesario que nunca, los jóvenes del Pérez Galdós que asistían perplejos al comunicado de la Consejería en el que les decía que uno de los modulos de mayor aceptación (Tafad) se trasladaba a otro distrito, con el único objetivo de acabar con un instituto referencia en nuestros barrios, pero no podemos olvidar a las Familias del Herrera Oria Instituto, que una vez más tienen que movilizarse ante la tan arbitraria decisión de cerrar una de sus aulas de la ESO, motivos… ya los sabemos todos, primar la eficiencia antes que la prestación de un Servicio de Calidad y Público.

Pero es imposible hablar de Educación Pública y no recordar a los vecinos de Las Tablas y MonteCarmelo, vecinos que ven día si y día también incumplidas las promesas de la Consejería de Educación privándoles de Institutos Públicos, los cuales llevan reclamando desde hace mas de 12 años, si 12 años de calvario, búsqueda de parcelas, ruegos, movilizaciones y la respuesta es clara y contundente,  cual se preguntaran, no hay respuesta, no ven la necesidad no ven necesario cumplir un derecho constitucional como es la Educación; aquellos que se envuelven en la bandera y presumen de patria, a la hora de la verdad, esta se les olvida y recurren al patrimonio para olvidar las necesidades educativas.

Por todo ello, sin más Señora Cifuentes, Señor Aguado; ¿¿¿Cambio??? , donde esta el cambio, cual es el cambio, como es el cambio, no nos quedan dudas, podremos cambiar personas pero lo que si nos queda claro que las ideologías permanecen y en materia educativa, cambio no es la palabra; continuidad pura y dura…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *