Para ti, que estudiaste primaria en una prefabricada

por Aida dos Santos

No me gusta utilizar mis experiencias para dar lecciones, pero al parecer se presupone en los socialistas una casta que por mi casa, nunca vimos.

He ido a varios colegios, he ido de aquí para allá tanto como mis padres, trabajadores, de esos trabajadores que echan 14 horas en una cocina de seis metros cuadrados con otros seis trabajadores.

En la Comunidad Valenciana, donde la paella y la corrupción la bordan, fui a tres colegios y a un instituto.

En el Poble Nou de Benitatxell, donde sólo se daba clase en valenciano (así soy ahora una bilingüe de pro y cobro un plus que nada tiene de plus en un trabajo precario) estudiaba en una prefabricada (porque nosotros no lo llamábamos barracones).

Allí en invierno con las lluvias teníamos goteras, el sistema de muro cortina que se estilaba en las ventanas dejaba pasar poca luz y teníamos que estar con el fluorescente todo el día, y de ventilación poquita, por no decir que el aire acondicionado sólo valía para hacer bonito porque no recuerdo que se encendiese nunca.

Comíamos a medio día en un bar con quien se había hecho una subcontrata. Así teníamos primaria y Formacion Profesional “esto queremos para vosotros”.

Cuando pasé a Teulada, iba a un cole de los de verdad, pero según crecías te curtían, te pasaban al patio de arriba, a las prefabricadas. Por suerte esas sólo las pisaba mi clase cuando íbamos a Francés, como teníamos una compañera que necesitaba una silla de ruedas y un andador para moverse pues nos pusieron en el almacén, que le pones la pizarra y ni te enteras de que eso no es un aula.

El instituto de Benissa era de estreno, por eso nos extrañaba que tuviese grietas y que los coches de los profesores ocuparan medio patio.

Años ha de aquellos, no muchos por suerte, me queda mucho de joven todavía. Pero no de gilipollas, ni a mi ni a muchos de aquellos compañeros que estudiaron conmigo en los barracones. Gracias a facebook podemos saber que ha sido de nosotros, y la verdad, es que nos vengamos bien del Partido Popular que iba dopado a las elecciones gracias a nuestras prefabricadas.

A través del Diario.es y de la Cadena Ser ahora sabemos que las campañas electorales que se hacían en el Puerto quizá tengan algo que ver con nuestros colegios. Se adjudicaron contratos a ofertas temerarias en precios bajísimos que luego se multiplicaban hasta un 40 por ciento y pasaban a las arcas del Partido Popular, supongo que a la Arca B prima, ya no nos dejan que Bárcenas nos lo explique y Rita aún no se atreve a contarlo, Camps todavía sigue buscando la factura del traje que se olvidó en el tinte.

https://twitter.com/iescolar/status/704282271235358720

No nos querían en las aulas, nos querían poniéndoles cañas y gambas.

Quizás no hayamos conseguido entrar en un Consejo de Administración, tener el ultimo modelo de Audi, o una hipoteca a 40 años que nos permita un piso con tarima flotante y ducha efecto lluvia. Pero les hemos ganado la batalla. Nos sacaron de las aulas y nos dejaron sin bibliotecas, y aún así les vencimos, incluso hay por ahí algunos que salvan vidas al rededor del mundo, diseñan nuevas ciudades, se preparan para los cuerpos técnicos del Estado, y han alcanzado la excelencia educativa en las universidades públicas españolas a base de becas cada vez más antisociales.

Incluso el chaval de 23 años que va con el voto el PP valenciano preparado de casa, también le ha ganado la batalla a la administración Zaplana/Camps, si chaval, a ti también te querían gilipollas y les has dicho que no lo vas a ser.

Por mí y por todos mis compañeros, por ellos primero, porque no se rindieron, os merecéis mucho más de lo que nos han ofrecido.

Para ti, para todos aquellos que estudiasteis primaria en un barracón, enhorabuena.

PD: y también a los de la secundaria, los de la FP, los que no tuvisteis nunca biblioteca, y a los que los engañaron con el dinero rápido de la construcción y os dejaron sin futuro pero os habéis apuntado a la escuela de adultos, enhorabuena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *