46 ayuntamientos de la Comunidad de Madrid mostraron la bandera arcoíris durante el Orgullo 2017

46 corporaciones municipales madrileñas han mostrado la bandera arcoíris de alguna forma, el 25% de los municipios de la región. El 75% no han realizado ninguna acción por el Orgullo; algunos, como Boadilla del Monte, se negaron a colocar la bandera.



Desde 2015, Arcópoli solicita a los 179 municipios de la Comunidad de Madrid que realicen alguna acción de visibilidad del colectivo LGTB en su término municipal con motivo del Orgullo en el mes de junio. Este año la Federación de Municipios de Madrid también ha instado a las corporaciones municipales a realizar acciones para el fomento de la igualdad. El resultado ha sido que el 25 % de los municipios, según la información de Arcópoli, han tenido algún guiño al colectivo LGTB.

La gran mayoría de municipios más alejados de Madrid (salvo Aranjuez) y los pueblos de la sierra norte constituyen el mayor déficit de iniciativas y gestos por la igualdad. Las mayores ciudades, prácticamente todas, han realizado alguna acción. Fuentidueña de Tajo es el municipio con menos población que colgó la bandera. Los mayores municipios que no realizaron ningún tipo de acción fueron Pozuelo, Majadahonda y Collado Villalba, los tres de más de 50.000 habitantes y con casos recientes denunciados al Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia: una formación en ocio y tiempo libre con material discriminatorio en Majadahonda y sendas agresiones durante este Orgullo en los otros dos municipios.



En el lado negativo destaca especialmente Boadilla del Monte, único municipio de la Comunidad de Madrid que se negó a colgar la bandera pese a la solicitud específica de Arcópoli y de casi toda la oposición. Finalmente se aprobó una moción sobre igualdad LGTB. Alcorcón, que nunca había colocado la bandera, finalmente optó por ponerla en el interior del consistorio, poco visible, y un portavoz de Arcópoli leyó una declaración institucional antes del Pleno el propio 28 de junio.

En términos de partidos políticos, la mitad de los municipios gobernados por el PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos (teniendo en cuenta que estos dos últimos solo gobiernan en cuatro municipios cada uno) realizaron una acción de este tipo. Asimismo, el 13% de los municipios madrileños del PP y el 26% de los pertenecientes a otros partidos, en su gran mayoría en la órbita de Podemos, han querido tener un gesto por la igualdad LGTB.

Para Arcópoli los gestos por la igualdad LGTB “son fundamentales. Estos detalles transmiten un mensaje muy positivo para aquellas personas que viven con dificultades su realidad LGTB. Que tu propio ayuntamiento te mande un mensaje de compromiso con la igualdad, te da seguridad y confianza a la hora de acudir a las instituciones, algo fundamental para luchar contra los delitos de odio y la discriminación”.



“Pero no solo son importantes los gestos, las políticas LGTB municipales son la forma más rápida y contundente de llegar a la ciudadanía, por ello -desde Arcópoli- “nos hemos ofrecido a dar formación para las policías locales, charlas en centros educativos, campañas en instalaciones deportivas y otras medidas como zonas LGTB en las bibliotecas municipales para poder dar acceso para todos a una cultura inclusiva”.

En palabras de Eduardo García, vocal de municipios de Arcópoli, “uno de los grandes retos del movimiento LGTB es frenar la emigración LGTB a grandes ciudades. Nuestro objetivo es que cada persona pueda vivir en su municipio, sintiéndose totalmente integrado independientemente de su orientación sexual o identidad de género y para ello es fundamental la acción municipal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *