Podemos denuncia la colocación «por sorpresa» del Monumento a la Legión en Madrid

La escultura gigante de bronce de Salvador Amaya de más de 6 metros de altura para conmemorar el centenario de la Legión Española, celebrado el pasado año 2020, fue colocada la semana pasada frente al Cuartel del Estado Mayor del Ejército, en la esquina de la calle Vitruvio y el Paseo de la Castellana.

Desde Podemos Madrid han denunciado la colocación «por sorpresa» de un monumento que «representa a un legionario de 1921, con el que el Ayuntamiento de Madrid exalta uno de los episodios más salvajes y racistas de la monarquía de Alfonso XIII y la dictadura de Miguel Primo de Rivera, la guerra colonial del Rift». El alcalde, José Luis Martínez Almeida, «vuelve atacar la Memoria Democrática de Madrid con esta glorificación», critican.

«En ese conflicto, la Legión, creada ad hoc para combatir a los rifeños que luchaban legítimamente contra el invasor colonialista, fue responsable de terribles crímenes de guerra contra la población civil, usando de forma indiscriminada el gas mostaza y otros gases letales-prohibidos por el Tratado de Versalles- contra la población civil rifeña. Las fotos del conflicto, en las que soldados y oficiales de la Legión se presentaban orgullosos con miembros mutilados como cabezas u orejas de rifeños son muestra de la barbarie que dominó la práctica de esta unidad militar durante la guerra del Rift», señalan desde la formación morada.

La colocación del Monumento junto al Cuartel general del Estado Mayor de la Defensa y el Museo de Ciencias Naturales «revela otro dato. Desde ese lugar se ve la Plaza de San Juan de la Cruz, el lugar donde estaba la estatua ecuestre de Franco, que fue retirada durante el gobierno Zapatero con la oposición del entonces alcalde, Alberto Ruíz-Gallardón, cuya policía trató de impedir sin éxito, dada la propiedad estatal de la estatua y el permiso de obras en regla. Instalar el monumento en ese mismo lugar parece responder a la revancha», exponen desde Podemos.

«Esta exaltación del crimen colonialista se produce además mientras otros países europeos, como Italia y Alemania, han reconocido el daño causado y han pedido perdón a los países africanos que colonizaron. La política de Memoria del Ayuntamiento de Madrid debe ser respetuosa con la verdad y con los derechos humanos, y debe ser resueltamente antifascista», concluyen.

Escultura de Salvador Amaya

La escultura, de más de 20 toneladas de peso, es una creación del escultor Salvador Amaya, a partir de un boceto del pintor Augusto Ferrer-Dalmau. Amaya ha diseñado también las estatuas de Blas de Lezo y la del Teniente Martín Cerezo, homenaje a los Últimos de Filipinas, en la Plaza Conde Suchil.

Se trata de un coloso de 2,82 metros de altura que, junto a su pedestal, alcanzará los 6,32 metros en total. La obra representa a un legionario veterano, de la etapa fundacional de la Legión, ataviado con la uniformidad de la época, agarrando el fusil con las dos manos y con la bayoneta calada.

Bajo sus pies, se representa un terreno pedregoso, queriendo recrear la intervención legionaria en África. Según ha podido saber Gacetín Madrid, el promotor de la escultura, la Fundación Amigos del Museo del Ejército, sería la que correría íntegramente con su financiación.

Foto: Twitter de @PeioHR

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *