Las urgencias de los hospitales de Madrid a punto de colapsarse por falta de enfermeras y de espacio, denuncia SATSE

“Las urgencias, a punto de bloquearse por la falta de enfermeras y de espacio”. Esta es la denuncia del sindicato de enfermería SATSE Madrid, que ha expuesto una serie de ejemplos de esta situación ocurridos ayer.

“La situación empieza a ser preocupante -afirman desde SATSE Madrid-, ya que los hospitales aún no han cerrado las camas previstas y son pocas las enfermeras que han cogido sus vacaciones de verano. Lo que sí sabemos es que se está presionando para que las enfermeras doblen su jornada de trabajo y que se están suspendiendo libranzas ya que las cuentas no cuadran: hay menos enfermeras de las necesarias y los usuarios están acudiendo masivamente a las Urgencias, hecho que repercute en el resto del hospital”.

A las 10 de la mañana ya había 30 pacientes pendientes de ingreso en el Hospital Infanta Leonor de Vallecas, una cifra que se irá incrementando a lo largo de la mañana ya que este hospital atenderá a lo largo del día entre 700-800 pacientes, demasiados para sus dimensiones y enfermeras.

En otro hospital, el Severo Ochoa de Leganés, también a las 10 de la mañana, la situación era similar, con una treintena de pacientes pendientes de ingreso y con poco espacio libre para atender más pacientes. La demora para poder ingresar en la hospitalización es de, al menos, 24 horas. En la Observación, que tiene una ocupación de 14 pacientes, de 16 posibles, llevan 48 horas de espera.

En el Hospital Gregorio Marañón, también a las 10 horas, ya había 85 pacientes pendientes de ingreso y, según informan los delegados sindicales de SATSE, han tenido que abrir una sala de espera de familiares para alojar a más pacientes para intentar que no estén en los pasillos por no tener ya más huecos donde ubicarlos.

En el Hospital Gómez Ulla informan que diariamente se está atendiendo entre 350 y 400 personas, teniendo los fines de semana una mayor afluencia. “Los ingresos son pocos, hay bastante retraso para ingreso que puede alargarse 24/48 horas, en algunos casos”. En el Hospital de Getafe, la afluencia, según explican los delegados de SATSE, es un 30% superior a lo habitual, empezando a quedarse sin espacio en la Urgencia.

En La Paz, ya hay varias salas por encima de su capacidad. En la 3, diseñada para 32 camas, a las 10 de la mañana ya había 39 pacientes en cama y uno en el pasillo. En la 5, sala COVID, había 17 pacientes, dos de los cuales estaban ubicados en el pasillo. La capacidad de esa sala es para 13 camas. En la sala 6, también COVID, que tiene una capacidad para 12 había 15.

En otro de los grandes hospitales de la red pública del SERMAS, el 12 de Octubre, a las 10 horas apenas había huecos libres. En agudos había 39 pacientes siendo su capacidad de 42; en observación hay 31 espacios y ya había 29 pacientes.

«La realidad es que las Urgencias de los hospitales públicos del SERMAS empieza a dar síntomas de agotamiento», denuncian. «No hay enfermeras y las que hay están cansadas, agotadas y con elevados síntomas de estrés. Muchas, están cogiendo bajas porque ya no pueden aguantar más y la Consejería sigue sin reaccionar».

Desde SATSE se ha reclamado un Plan de Contingencia que «lleve incorporado, además de más contrataciones de enfermeras y enfermeros, un desembolso económico por parte de la Consejería de Hacienda para paliar la situación de la sanidad pública, tanto en Atención Hospitalaria como en Primaria». «Llevamos años sin invertir en Sanidad y se está notando”, finalizan desde SATSE Madrid.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *