Japón investiga 2 muertes de vacunados contra el COVID con los lotes fabricados en Madrid

El Ministerio de Sanidad de Japón ha anunciado la apertura de una investigación para esclarecer la muerte de dos personas que fueron vacunadas contra el coronavirus con uno de los lotes de Moderna fabricados en Madrid y que fueron bloqueados tras detectarse contaminación en algunas dosis.

Aunque de momento se desconoce si hay relación alguna entre las impurezas detectadas y el fallecimiento de estos dos ciudadanos japoneses, de 30 y 38 años y que murieron tras recibir este mes de agosto sus segundas dosis con el suero contaminado, las autoridades del país oriental consideran ambos casos como «sospechosos» de ser una reacción a la vacuna.

«Se han registrado dos casos de fallecimientos tras la vacunación con uno de los lotes correspondientes producidos en la misma fábrica y en el mismo período», ha indicado en un comunicado el Ministerio de Sanidad japonés. «Por el momento, no tenemos pruebas de que haya relación entre la vacuna de Moderna y las muertes, pero es importante llevar a cabo una investigación formal para determinar si hay conexión», han expuesto desde Takeda Pharmaceutical, socio local de Moderna.

El Ministerio de Sanidad de Japón anunció esta misma semana la suspensión «como medida de precaución» de la administración de un total de 1,6 millones de vacunas de la marca Moderna tras haberse detectado hasta 39 viales con «materiales extraños».

Dicha partida fue fabricada en España, concretamente por la compañía farmacéutica española Rovi, con sede en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón. Según ha indicado el Ministerio de Sanidad japonés, se llevan encontrando viales con anomalías desde el 16 de agosto, localizados en ocho centros de vacunación, y el socio local de Moderna, Takeda Pharmaceutical, ha instado a las instituciones de su país a no administrar ninguna dosis de los lotes supuestamente contaminados.

Por su lado, un portavoz de la farmacéutica Moderna ha anunciado que se han retenido los lotes mientras se investiga lo ocurrido, y todo apunta a que fue producido en el centro de Rovi, socio de la marca estadounidense, que tiene en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, han insistido en que en estos lotes no se han encontrado problemas de seguridad o de eficacia contra el virus.

«Moderna confirma haber sido notificada de casos de partículas en los viales de productos farmacéuticos de su vacuna. Hasta la fecha, no se han identificado problemas de seguridad o eficacia», ha asegurado la compañía en un comunicado. «Estamos investigando los informes y seguimos comprometidos en trabajar rápidamente con nuestro socio japonés», ha expuesto en referencia a Takeda Pharmaceutical.

La propia compañía farmacéutica española Rovi ha confirmado que la posible contaminación de dosis de la vacuna contra el coronavirus que fabrica para Moderna habría afectado solo a tres lotes destinados a Japón, concretamente a 1,63 millones de viales correspondientes a los números de lote 3004667, 3004734 y 3004956.

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *