Cómo enviar correos masivos sin acabar en spam

Spam hace referencia a todo el contenido que se recibe sin ser solicitado, sea por mensaje, redes sociales y, en este caso, por correo. Así que, si usas el emailing, debes interesarte en cómo enviar correos masivos sin acabar en spam.

Aunque parte del control lo tiene el usuario al determinar que un contenido es spam o no, este se basará en lo que tú le envíes en los emails. Es por eso que aquí te damos algunas recomendaciones para librarte de caer en la carpeta no deseada.

No envíes correos no autorizados

La autorización que te dará un usuario para recibir emails no debe ser interpretativa, sino clara y directa, así que siempre es importante preguntar en la web si el usuario querría recibir los correos; enviárselos si esta autorización es por definición Spam.

Otra sugerencia es que no compres bases de datos de correos electrónicos de otras fuentes por muy buena reputación que tengan, ya que puede que los usuarios hayan autorizado recibir ciertos correos, pero no específicamente los tuyos.

Tampoco es buena idea enviar emails a un cliente que se haya registrado en tu web solo para ver contenido, tampoco si ha hecho una compra, pero no autorizó recibir mensajes.

Facilita reconocer el remitente

Los usuarios desconfían de remitentes irreconocibles, algo así como kpfg173@tuweb. Este remitente no se entiende y genera desconfianza, y como seguramente reciben muchos emalis cada día, los usuarios elegirán qué correos abrir para no perder tiempo.

Por esto, en el envío masivo de emails lo mejor es usar nombre y apellido seguido de @ y el nombre de tu web, así el usuario recordará quién le escribe y qué encontrará al abrir el mensaje.

No uses las mayúsculas y escoge bien las palabras

En la cultura internauta las mayúsculas son sinónimo de gritos, así que, en lugar de incentivar y generar urgencia en abrir el mensaje, tu usuario sentirá que lo estás apurando a gritos. Así que solo usa una mayúscula en la primera palabra y el resto en minúscula, salvo las normas gramaticales normales.

A esto se le une saber escoger las palabras, ya que algunas ya se han tachado de mensajes engañosos y/o relacionadas a información inapropiada. De manera que debes buscar armar un mensaje que no sea sensacionalista, aunque quieras usar un tono que inspire a comprar, trata de no parecer demasiado entusiasta que genere sospechas.

No envíes vídeos

Este tipo de contenido multimedia puede ser inconveniente enviarlo porque los usuarios suelen tener desactivada la función de recibir vídeos porque gastan más datos, llenan su espacio de almacenamiento, etc. Si el contenido no se reproduce bien, y esto ocurre varias veces, el usuario de cansará de ti y te enviará al spam.

Utiliza una IP apropiada

Las IP para emailing se pueden usar compartidas con otros usuarios, esto es conveniente porque ayuda a mantener activa la dirección, pero también es peligroso si otro de los usuarios no la trabaja bien y la reputación decae. Así que podría ser mejor usar una IP dedicada si se tiene un volumen alto de envío para asegurar que la actividad es constante y la reputación está bajo control.

Existen varias herramientas que permiten saber el status de una dirección IP, de esta manera se puede saber si hay algo que la esté afectando negativamente; por ejemplo, si las plataformas de correo ven que se envían correos a cuentas falsas o a usuarios que ya te han marcado como spam, entonces pueden afectar la reputación de la IP.

Usa una herramienta de emailing

Las herramientas especializadas para emailing facilitan el envío de correos y evitan que estos caigan en la carpeta de spam. Tus envíos masivos estarán siempre monitoreados, por ejemplo, en el aspecto de la actividad y la reputación de las IP estos softwares ofrecen garantías y no hay que preocuparse por eso. Además, a su favor también está la gestión de las listas de contactos.

Mailrelay es una excelente solución para emailing, ofrece una versión freemium y varios paquetes de pago que permiten enviar correos masivos, administrar las listas de correos segmentándolas, tiene un editor de contenido, no agrega publicidad en los correos y con las estadísticas se puede conocer el rendimiento de los correos y de las campañas

Valida los emails de tus suscriptores

Tan solo por quitar la ventana emergente de sus pantallas, un usuario puede ingresar un correo falso y tu creerías que has captado otro suscriptor interesado. Puede que esto no parezca un problema grave, pero el servidor de correos puede bloquear el remitente si este insiste en enviar mensajes a cuentas que no existen.

Así que debes usar con frecuencia herramientas para verificar las cuentas de correo y depurar tu lista de suscriptores.

Estructura bien tu contenido

Para empezar, escoge una fuente acorde con tu marca y el tipo de mensaje, mantén ordenados los párrafos y evita poner demasiada información, salvo que sea necesario. Si vas a incluir imágenes, coloca solo una si es grande, pero si son más pequeñas la cantidad puede variar según el propósito del email.

También, asegúrate de mantener la armonía con los colores, emplea los que usas en tu web para que así el usuario identifique la marca. Las herramientas de email marketing incluyen muchos diseños de plantillas que te permitirán crear un contenido atractivo y dinámico.

Tus correos masivos no tienen que terminar en spam siempre que sigas estas recomendaciones. El éxito de tus campañas dependerá de ti.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *