Madrid no acatará las medidas de desescalada en hostelería y de reapertura de discotecas aprobadas en el Consejo Interterritorial aunque niega «rebeldía»

La Comunidad de Madrid va a recurrir el documento aprobado este miércoles en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en el que se contemplan horarios comunes para toda España en hostelería y ocio nocturno, además de otras medidas de cara a la ‘Nueva Normalidad’, y ha anunciado que no lo acatará.

Con la mayoría de las comunidades y ciudades autónomas pero con el voto en contra de las cinco gobernadas por el PP (Comunidad de Madrid, Andalucía, Galicia, Castilla y León y Ceuta) y la abstención de Cataluña y Euskadi argumentando «invasión de competencias», se aprobó el horario de cierre de la hostelería a la 01:00 horas, siendo las 00:00 horas la hora máxima para admitir clientes, mientras que se permite la reapertura del ocio nocturno (discotecas, pubs, salas de conciertos…), con un horario de cierre a las 02:00 horas, ampliable a las 3:00 en las regiones con menos incidencia.

Además, el aforo máximo permitido será del 50% en el interior (con máximo 6 personas por mesa), ampliable al 60% en restaurantes y bares «si hay buena ventilación», y del 100% en terrazas (con máximo 10 personas por mesa). En cualquier caso, las bebidas deberán consumirse siempre sentados en las mesas, con una separación entre mesas de al menos 1,5 metros

«A la espera de recibir esa orden comunicada tengo que decir que Madrid, si llega, lo recurrirá en los conceptos que determinen nuestros servicios jurídicos», ha indicado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante la visita que ha realizado a la Unidad de Fisioterapia del Centro de Salud Arroyo de la Vega (Alcobendas).

Escudero ha subrayado que este documento es un «nuevo atropello» del Gobierno central a las comunidades autónomas, aprobado «sin ningún consenso». «A día de hoy no tiene ningún sentido ni jurídico ni social y deja entrever un ataque a nuestra economía y especialmente a la hostelería madrileña», ha incidido.

Por su lado, la presidenta en funciones madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha indicado tras visitar las obras de Metro de Gran Vía que la Comunidad de Madrid no va a acatar las medidas aprobadas, aunque ha negado “rebeldía” con Sanidad y ha acusado al presidente Pedro Sánchez de «usar la pandemia para ocultar su bochornosa gestión: es una imposición política, arbitraria y no sanitaria”.

«No es una cuestión de rebeldía porque la rebeldía significa ir contra las normas establecidas y esta norma no es de obligado cumplimiento y no se puede imponer. No estamos en rebeldía porque no estamos obligados a cumplir una norma de que no parte de un organismo que no tiene la capacidad de hacer ley algo que no lo es. No ha habido unanimidad y, por tanto, no se está obligado a cumplir algo que, a nuestro juicio, es absolutamente insensato y perjudicial», ha expuesto.

«Estamos hablando de una imposición política que no es sanitaria y sí arbitraria», ha incidido la presidenta regional. «Y quiero dejar claro que todo lo que hace este Gobierno siempre es o con imposición o con mentiras. Para que sea obligatoria, debería haberse aprobado por unanimidad, y ni estamos en un Estado de Alarma ni ha habido unanimidad».

Las comunidades autónomas «que estamos en contra de esta norma que viene tarde y que no se basa en ningún informe sanitario, nosotros juntos, representamos a más de 30 millones de españoles, díganme qué unidad es esa a la hora de intentar imponer una norma de estas características. Eso se hace en un parlamento, al menos en democracia se hace de esa manera».

«Esta imposición llega tarde y se vuelve a cebar con la hostelería, que conmigo no cuenten para arruinar a más ciudadanos, ni hosteleros ni comerciantes», ha anunciado Ayuso. «No tiene sentido a estas alturas después de no haber hecho nada durante la pandemia, ahora que las cifras son para toda España mucho mejor intenten imponer estas normas que directamente atentan contra la normalidad de un encuentro como puede ser la EBAU o las ferias de Ifema o las propias bodas. Los ciudadanos ya lo han pasado bastante mal todo este tiempo como para empezar a innovar e imponer de esta manera arbitraria no basada en criterios sanitarios».

Para Isabel Díaz Ayuso, «hay que ir a la raíz del asunto, por qué proponen esto ahora: están intentando desviar la atención mediática. Llega tarde, es insensato, no concita el apoyo de nadie y va contra los intereses de todos los ciudadanos. Esa es la realidad. Madrid ha cumplido las normas incluso cuando no estaban de acuerdo».

«Los cierres perimetrales en Madrid lo único que han provocado es que subiera el contagio. Mientras no sea obligatorio no vamos a ir contra los intereses de los ciudadanos. Mientras estemos dentro de nuestras propias competencias, sin rebeldía y buscando lo mejor para nuestros ciudadanos, tomaremos las decisiones más equitativas y productivas», ha concluido Ayuso.

Hospital

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

2 comentarios en «Madrid no acatará las medidas de desescalada en hostelería y de reapertura de discotecas aprobadas en el Consejo Interterritorial aunque niega «rebeldía»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *