Arranca este viernes la campaña de vacunación en la sede del Colegio de Médicos de Madrid

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

Cuando se cumple un año del primer caso positivo confirmado en Madrid, este jueves han llegado las vacunas contra la COVID-19 a la sede del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM). Se trata de 500 vacunas Pfizer y 1.000 de AstraZeneca.

Con estos envíos, a las 09:00 horas de este viernes dará comienzo una campaña de vacunación sin precedentes en el ICOMEM, gracias a la actuación solidaria de más de 200 médicos voluntarios, además del personal sanitario organizado por el propio Colegio.

La campaña “ICOMEM vacuna” está destinada a vacunar inicialmente a todos aquellos médicos que no tienen posibilidad de ser vacunados en sus centros de trabajo, para lo cual, el ICOMEM ha dispuesto un registro en el que se han inscrito ya más de dos mil médicos desde el mes de enero.

La vacunación incluye al personal socio sanitario y del propio ICOMEM, en conformidad con lo dispuesto por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, y la ampliación de la vacunación a la población madrileña.

Gracias al acuerdo con ACESIMA (Asociación de Clínicas y Entidades sin Internamiento de Madrid), se ha podido llegar a muchos más médicos. La campaña tendrá una duración de seis meses, en la que está previsto que se pueda llegar a vacunar a 54.000 personas, a un ritmo de 300 al día en jornadas de 12 horas, de lunes a domingo.

La Dra. María Cordón, vocal de ejercicio libre, ha explicado que “la iniciativa de vacunar en el ICOMEM surge ante la necesidad en primer lugar de vacunar a los médicos, para posteriormente proceder a la vacunación de toda la sociedad. La junta del colegio de médicos decidió poner al servicio de la comunidad y de la sociedad un punto de vacunación y, además, de manera extraordinaria hacer dobles y triples turnos para que las vacunaciones se produzcan en el menor tiempo posible.”

“La campaña —relata—va dirigida a médicos del ámbito privado que tienen sus pequeñas consultas o sus pequeños policlínicos. Son médicos que hasta este momento nadie se había preocupado por ellos puesto que los que trabajan en hospitales públicos ya se han vacunado y los centros de primaria o los hospitales privados también. Pero esos médicos de a pie. Que tiene su consultorio, o su policlínica, se habían quedado en un limbo en donde no sabían donde acudir. De ahí sale esta propuesta del colegio de vacunarlos”.

La doctora Cordón ha aclarado, por último, cómo se procederá a la vacunación: “Vamos a hacer 12 horas diarias de vacunación incluidos también los fines de semana e incluso algún turno de noche, con lo cual estaremos vacunando a unas 300 personas al día”.

Por su parte el Dr. José Antonio Valero, tesorero del ICOMEM ha relatado cómo “a partir del día 20 que salió en el BOCAM la autorización de determinadas instalaciones para ser centros de vacunación, nos reunimos bajo la dirección de la Dra. María Cordón. La junta directiva llegó a un acuerdo para lanzar esta campaña de vacunación a contra reloj. Nos hemos volcado con todos los recursos tanto humanos como materiales que contamos para ponerlos a disposición de la salud de los médicos”.

Así mismo, asegura que “los médicos que acudan a vacunarse se van a encontrar un colegio que les recibe con el corazón, con los brazos abiertos y que nos preocupamos por su presente, por su salud y nos solidarizamos con lo que han vivido”.

La experiencia de la vacunación

El ICOMEM ha acondicionado su histórica sede de la calle Santa Isabel transformando parte de su espacio en un centro de vacunación. El objetivo es que las personas se sientan acogidas por la institución que representa al colectivo médico madrileño y que vivan la experiencia de la vacuna como un momento especial de sus vidas conscientes de que al vacunarse están ayudando al resto de la población.

Para ello, el ICOMEM ha organizado dos exposiciones fotográficas: una del fotógrafo Álvaro Ybarra Zabala, “Coronavirus, una amenaza invisible”, situada en la llamada sala de orlas; y “Tiempo de Cura” de la doctora Emilia Brandâo, retratos realizados como homenaje a los sanitarios madrileños en la sala Ramón y Cajal.

Además, en la zona destinada a la vacunación se han preparado paneles informativos destinados a ensalzar la épica hazaña histórica protagonizada por el doctor Francisco Javier Balmis y su equipo médico, encabezado por José Salvany y la enfermera Isabel Zendal.

El homenaje a la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna impulsada por el rey Carlos IV en 1803 pretende poner en valor este hito histórico que cambió los designios de la humanidad al conseguir transportar a América, Asia y África la vacuna contra la viruela, el virus más mortífero de la historia. Y de esta manera, salvar millones de vidas en lo que se considera como la primera campaña de expedición sanitaria internacional y primera campaña de vacunación de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *