Explosión en Madrid: este jueves da comienzo la demolición controlada del edificio

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

El Ayuntamiento de Madrid inicia a primera hora de este jueves la demolición controlada de las plantas superiores del edificio de la calle Toledo destruido tras la explosión registrada este miércoles, que finalmente ha dejado 4 muertos tras el fallecimiento esta madrugada del sacerdote de 36 años que estaba grave en el Hospital de La Paz.

Así lo ha anunciado el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, que ha indicado que la maquinaria de demolición de gran tonelaje acudirán a las 8 de la mañana a desmontar lo que queda del edificio situado en el número 98 de la calle Toledo, perteneciente a la Parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real.

La demolición deberá de hacerse desde fuera y «muy poco a poco», ya que acceder al interior es imposible ante el muy elevado riesgo de derrumbe. Además, será necesario revisar la pared medianera con la residencia de ancianos Los Nogales, colindante al edificio dañado.

Los hechos ocurrieron minutos antes de las 3 de la tarde de este miércoles, 20 de enero, mientras se revisaba una caldera de gas. La Archidiócesis de Madrid ha informado de que la caldera llevaba varios días funcionando mal, pero la borrasca Filomena había obligado a retrasar su arreglo. La terrible explosión ha arrasado las cuatro plantas superiores de este edificio parroquial de seis alturas, dedicadas a oficinas y salones parroquiales y a viviendas de los sacerdotes.

Se han confirmado ya 4 fallecidos (dos hombres que transitaban por la calle, un sacerdote y el electricista feligrés de la parroquia que manipulaba la caldera), 5 heridos leves y tres trasladados al hospital: un hombre de 53 años con traumatismo craneoencefálico (leve) al Hospital Ramón y Cajal; un hombre de 29 años con fractura de peroné (reservado) al Hospital Clínico San Carlos; y un hombre de 27 años con herida en el tobillo (leve) trasladado a la Fundación Jiménez Díaz para exploración completa. Además, dos agentes de la Policía Nacional han sido trasladados a la Clínica Nuestra Señora de Avenida de América con carácter leve.

La Archidiócesis de Madrid ha confirmado el fallecimiento pasadas las 01:30 horas de esta madrugada del joven sacerdote Rubén Pérez Ayala, de 36 años, que había sido trasladado al hospital por las heridas, sumándose así a las otras tres víctimas mortales ya confirmadas.

Junto al edificio explosionado hay una residencia de ancianos, del grupo Los Nogales, que fueron evacuados en buen estado y acogidos en comercios, bares y un hotel cercanos. Finalmente parte de ellos han sido realojados en otra residencia de la cadena. Además, Samur Social ha habilitado un hotel para tres familias de afectados que no han podido regresar a sus casas y para algunos de los mayores desalojados.

En la parte trasera del edificio afectado se encuentra la iglesia de La Paloma y cerca el colegio La Salle La Paloma sobre el que han caído cascotes, aunque sin causar daños personales, dado que el patio estaba aún ocupado por la nieve y los alumnos no podían salir a él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies