El Ministerio de Sanidad deja en manos de Madrid la realización de test COVID-19 en farmacias

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

El Ministerio de Sanidad ha respondido a la Comunidad de Madrid que la competencia para la realización de test en farmacias recaería en las comunidades autónomas.

Así se lo ha comunicado a través de una carta que expone que la realización de estas pruebas diagnósticas «sólo podrían considerarse en determinadas situaciones de alta tasa de transmisión en un área geográfica determinada o en la población diana del cribado, y que solo se emplearán las pruebas rápidas de detección de antígeno si los recursos de PCR estuvieran limitados».

El Ministerio incide en que «el uso de estos test debe estar alineado con la finalidad prevista por el fabricante» y recuerda que «las propiedades del test en términos de sensibilidad y especificidad solo son esperables si se usan según el uso previsto por el fabricante».

Desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid han criticado esta respuesta y han denunciado que «el ministro sigue desorientado y sin entender como funciona este virus». Insisten en que se debe facilitar «a toda la población que se puedan hacer test y ampliar la capacidad diagnóstica».

La Comunidad de Madrid remitió el pasado miércoles, 23 de diciembre, una nueva carta y documentación complementaria para recibir la autorización para la realización de pruebas rápidas de antígenos en las oficinas de farmacia de la región.

Firmada por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y cuyo destinatario es el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se adjuntaba a un documento de 58 páginas donde se detalla la operativa para poner en marcha esta medida, que contempla que cualquier madrileño en una zona de «alta incidencia» o persona de riesgo pueda ir a hacerse la prueba la farmacia.

«Confío en que este documento resuelva todas las cuestiones concretas que pudieran haber quedado pendientes. Y, una vez conocida la disposición favorable por parte del Ministerio de Sanidad a esta petición, se conceda la autorización en el menor plazo de tiempo posible», exponía Escudero.

Por otro lado, y tal como recoge el informe, la Comunidad de Madrid mantiene la demanda de extender esta autorización a la realización de pruebas rápidas también en el segundo supuesto. Es decir, que la oficina de farmacia pueda realizar estas pruebas a cualquier persona que así lo demande.

«Entendemos razonable esta solicitud, dado que está recogida en las indicaciones homologadas para la realización de este tipo de pruebas. A ello se une la situación epidemiológica actual», ha incidido, añadiendo que «además, consideramos que es preferible que sean realizadas en un entorno controlado, seguro, y en el que se garantice la trazabilidad de los resultados».

Por todo lo expuesto, «reitero mi confianza en que se autorice, a la mayor brevedad, la incorporación de las Oficinas de Farmacia a la estrategia de detección temprana de COVID-19 en la Comunidad de Madrid, permitiendo realizar pruebas rápidas de antígenos en sus instalaciones», concluye la misiva.

El Ministerio de Sanidad autorizó la pasada semana a las farmacias madrileñas para que puedan realizar test de antígenos de COVID-19, pero con la condición de que sea en zonas de alta incidencia del virus. 

Con ello el Gobierno central accede parcialmente a la solicitud del Gobierno regional para realizar test de COVID-19 en las oficinas de farmacia, aunque quedando condicionado a cribados en zonas de especial intensidad de la enfermedad, pero nunca para cribados masivos en toda la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, el Ministerio de Sanidad ha solicitó por escrito la aclaración de algunos de detalles a la Consejería de Sanidad antes de su sí definitivo. Por ello ambas administraciones mantendrán otra reunión técnica en los próximos días para avanzar en el protocolo para la realización de estas pruebas en farmacias en zonas con alta incidencia.

El lunes de la semana pasada el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, remitió una carta al ministro Salvador Illa exponiendo que «nuestra red de oficinas de farmacia se encuentra perfectamente integrada en la estructura asistencial de la región, y preparada para sumarse de manera inmediata, con todas las garantías de seguridad y trazabilidad de resultados e información a los ciudadanos, a nuestra estrategia de detección temprana».

«En la Comunidad de Madrid defendemos que es esencial continuar sumando todos los recursos sanitarios a nuestro alcance para combatir al virus y anticiparnos a él, para cortar cadenas de transmisión y, en definitiva, para seguir protegiendo a la ciudadanía», añade Escudero.

Por ello «creemos que aumentar la capacidad de detección temprana, con la incorporación de la red de oficinas de farmacia de nuestra región, a nuestra estrategia frente al COVID-19, sería una magnífica noticia para Madrid y el conjunto de España».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies