Más Madrid entrega al TSJM un informe pericial que constata el «grave perjuicio para el vecindario y el entorno» de los vertidos del Este en Valdemingómez

Puedes seguir todas las noticias de actualidad que publicamos desde Gacetín Madrid a través de nuestro canal en Telegram >> enlace

Más Madrid ha presentado hoy ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el escrito de demanda por el recurso contra el convenio para el traslado de residuos de la Mancomunidad del Este al Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV), acompañado de un informe pericial que acredita el aumento de olores. Precisamente, este documento constata «los perjuicios que estos vertidos están ocasionando a la salud de miles de personas que viven en los distritos de Puente y Villa de Vallecas».

La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, y los concejales Paco Pérez, José Luis Nieto y  Esther Gómez han acudido al TSJM para completar el paso dado el pasado mes de julio, cuando Más Madrid impugnó el citado convenio (el Tribunal lo admitió a trámite y es ahora cuando se presenta la demanda correspondiente). El acuerdo, que tenía una duración de diez meses, acaba de renovarse por otros tres meses más a pesar del rechazo del Pleno del Ayuntamiento el pasado día 24 de noviembre.

La demanda

Rita Maestre ha explicado que la demanda obedece a que el grupo municipal de Más Madrid considera que este convenio “produce un grave daño a los vecinos y vecinas de Madrid, especialmente a las que residen en Vallecas”. También que “es fraudulento, ya que no responde a una auténtica colaboración entre Administraciones y no beneficia por igual a todas las partes, sino al contrario, la capital está siendo muy perjudicada, sobre todo los distritos de Villa y Puente de Vallecas”.

El vertido de las 230 toneladas de residuos -ha denunciado la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento- ha supuesto un daño adicional a la salud, como el estrés psicológico, la frustración, la exposición a compuestos químicos indeseados, la alteración de hábitos…, “que son parte también del concepto intimidad/inviolabilidad de los vecinos y vecinas de Vallecas”.

Pese a la justificación dada por el Ayuntamiento y la Comunidad para firmar el convenio, “no se ha garantizado la seguridad ni la no afección a la salud y al medio ambiente en el entorno del Parque Tecnológico de Valdemingómez”, ha asegurado Rita Maestre, que también ha subrayado que su gestión debe orientarse a la economía circular y al residuo cero. Es decir, ir hacia la  reducción del volumen de residuos, no a su incremento, tal y como exigen las Directivas de la UE y la normativa nacional de aplicación que ha sido invocada en la demanda.

Indemnización por inviolabilidad del domicilio 

Por su parte, el concejal Paco Pérez, que presenta la demanda en su condición de persona física -junto a Más Madrid- por daños, va a solicitar que se le indemnice con una cantidad simbólica de un euro en base a la inviolabilidad del domicilio (hay precedentes judiciales, la jurisprudencia viene entendiendo que los olores atentan contra los derechos como la intimidad y la inviolabilidad del domicilio).

En caso de prosperar la demanda, esta petición abriría la puerta a que todas las personas afectadas puedan reclamar por los daños ocasionados por el traslado de residuos desde la Mancomunidad del Este a Valdemingómez.

Informe pericial

Respecto al informe pericial, el concejal José Luis Nieto ha detallado que en el control realizado de julio a septiembre, confirma que el PAU de Vallecas ha soportado olores que superan ampliamente los criterios de contaminación odorífera más actuales, “lo que confirma al PAU de Vallecas como una Zona de Olores de Régimen Especial (ZORE) con una capacidad odorífera superada y una calidad socioambiental muy degradada”.

El también edil del grupo municipal mayoritario en la capital ha explicado que dicho análisis pericial constata un aumento de los olores, coincidiendo con la entrada de más de 200.000 toneladas de residuos de la Mancomunidad del Este a Valdemingómez respecto a 2019 y 2018. Entre los datos enumerados figuran los siguientes:

  • De los formularios de quejas registradas en el formulario de la Asociación de Vecinos del PAU, adoptado por el Ayuntamiento como sistema de seguimiento social del impacto de Valdemingómez, se deduce que las quejas han crecido un 42% entre enero y agosto en 2020 respecto a 2019. Son 819 quejas, casi las mismas que en todo 2019 (949).
  • De estos formularios también se extrae un aumento del 37 % del número de días diferentes con contaminación odorífera procedente de Valdemingómez respecto a 2019.
  • Con la técnica de detección del perito también se ha comprobado un incremento del 34 % del promedio olfatométrico global en 2020 respecto a 2017 en el PAU de Vallecas (último año con mediciones con esta técnica).
  • También se observa una subida de horas/año de episodio de olores respecto a 2017, 2016 y 2015.
  • El convenio ha implicado una reducción de cuatro meses respecto a la vida útil del vertedero de Valdemingómez.

Oposición total a la prórroga y recogida de firmas

Más Madrid se opone frontalmente a aceptar la prórroga aprobada de tres meses para que la Mancomunidad del Este continúe vertiendo los residuos,  pese a que el Pleno de noviembre la rechazó. El grupo municipal ha iniciado una recogida de firmas aquí: https://masmadrid.org/valdemingomez-stop-incineradora-2025/ 

El actual Gobierno municipal autorizó hace un año la llegada de 230.000 toneladas anuales de residuos de la Mancomunidad del Este a Valdemingómez, que han empeorado la vida de miles de personas en Vallecas, para proteger así una dejación de funciones del Gobierno regional desde hace una década, cuando ya se sabía que el vertedero de Alcalá se iba a colmatar.

El Ayuntamiento de Madrid, desoyendo entonces -igual que acaba de hacer ahora- la decisión del Pleno, que se había manifestado mayoritariamente en contra, concedió seis autorizaciones provisionales a la Mancomunidad del Este para traer sus residuos a Valdemingómez en diciembre de 2019, cuando en esa fecha ya estaba prácticamente acabado el vertedero de Loeches y a falta de las autorizaciones correspondientes para su puesta en marcha. Pero en un año las Administraciones han sido incapaces de agilizar las autorizaciones Loeches.

Durante el mandato anterior, ha concluido Rita Maestre, “dejamos prevista la reducción de olores y el cierre de la incineradora de Valdemingómez en 2025. Pero con el Gobierno del PP, Vallecas continúa expuesta a miles de toneladas de basura durante otros tres meses, sin contrato de olores, ya que se anuló, y sin fecha de cierre para la incineradora”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Este sitio web cumple con la política de cookies y las utiliza para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando por este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello.Para más información consulte nuestra Política de cookies y Política de privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies