El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha visitado esta mañana, en compañía del delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, y del gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Alfonso Sánchez, el nuevo Centro de Control de la EMT, desde donde se llevará a cabo el seguimiento de las 212 líneas (más de 2.000 autobuses) que componen la flota municipal.

Test de claidad del sueño

Allí, el regidor ha anunciado que, desde la próxima semana, los madrileños contarán con un nuevo servicio municipal: ‘Smart Bus Madrid’ o el bus a demanda de Madrid. ’Smart Bus Madrid’ es un proyecto piloto que el Ayuntamiento y la EMT van a poner en marcha en colaboración con Ferrovial Wondo y ViaVan.

Este bus inteligente unirá el recorrido entre el Hospital 12 de Octubre (Usera) y el Hospital Infanta Leonor (Villa de Vallecas) mediante 73 paradas de diferentes líneas de la EMT que discurren próximas a la M-30 y a la A-3, entre los distritos de Puente de Vallecas, Arganzuela (zona de la estación de Méndez Álvaro) y Moratalaz.

Este proyecto nace como experiencia de prueba a consecuencia de la crisis sanitaria de la COVID-19, con la idea de acortar distancias y tiempo entre las paradas con origen y/o destino entre estos dos centros hospitalarios. El servicio durará hasta finales de agosto y funcionará de lunes a domingo.

Comenzará sus recorridos a las 7:00 h desde ambos hospitales y terminará al filo de la medianoche con la última salida programada a las 23:00 h. La duración del trayecto será variable según el número de reservas, si bien será inferior a una hora en total.

Este innovador servicio funcionará a través de una aplicación disponible para smartphones (iOS y Android) desde la semana que viene y permitirá a los usuarios del autobús reservar su viaje eligiendo la hora y la zona de recogida o llegada dentro de la red establecida. A su vez, los madrileños podrán recibir notificaciones sobre su servicio y comprobar en tiempo real el recorrido del autobús a través de la aplicación.

Los pasajeros sólo podrán iniciar o terminar su viaje en cualquiera de las paradas de los dos hospitales, seleccionando el lugar de finalización o inicio. Un ciudadano, por ejemplo, podrá reservar un billete en la salida del Infanta Leonor y solicitar ser trasladado a una zona de Puente Vallecas, pero no comenzar y apearse en paradas intermedias de estas dos ‘cabeceras sanitarias’.

Asegura el distanciamiento de seguridad

El sistema permitirá, además, otras ventajas adicionales en este contexto de desescalada como controlar el aforo de forma automática, asegurando el distanciamiento de seguridad entre los viajeros que ha impuesto la crisis del coronavirus. También se conocerá la identidad de los viajeros al contar con un registro, una ventaja a la hora de localizar el origen de un nuevo foco de contagio de coronavirus.

En esta primera fase, se dará a conocer la información sobre este servicio a los potenciales usuarios a través de una web que estará en funcionamiento la próxima semana, dándoles la posibilidad de suscribirse al servicio. En una segunda fase, se lanzará la aplicación para smartphones y comenzará su utilización en fase de prueba.

Martínez-Almeida ha definido ‘Smart Bus Madrid’ como una innovadora apuesta que permitirá potenciar el transporte público e intermodal gracias a su tecnología y acercar el concepto de la movilidad como servicio al ciudadano. “Estamos decididos a seguir liderando las iniciativas de movilidad inteligente en la ciudad de Madrid”, ha manifestado el alcalde en su visita a la nueva instalación de la EMT.

Para esta fase piloto se emplearán dos autobuses Mercedes GNC del año 2017 a los que se han incorporado unas tabletas para que el conductor pueda seguir las indicaciones de navegación de las rutas dinámicas.

La tecnología, el epicentro de la reforma

El regidor madrileño ha sido testigo de la profunda remodelación a la que se ha sometido el Centro de Control de la EMT, con un presupuesto de superior al millón de euros. La tecnología ha sido un objetivo prioritario del proyecto y se ha efectuado una completa renovación de los equipos individuales y recursos de los puestos de trabajo destinados a la gestión del conjunto de líneas de autobuses. Todo ello durante los siete meses que ha durado la obra.

Entre las novedades, además, destaca la ampliación y nueva configuración del videowall del Centro de Control. Dividido en tres áreas, permite la visualización simultánea y en tiempo real de toda la información necesaria para la gestión del servicio de autobús.

De esta forma, las pantallas son capaces de mostrar a la vez imágenes de las cámaras de tráfico, el mapa de las líneas con la posición y el estado de cada autobús de la EMT en tiempo real, un cuadro de mando de incidencias abiertas con una representación del tráfico en directo o la demanda en tiempo real  de los viajeros transportados.

Además, las actuaciones de reforma de estas instalaciones han incidido en aspectos como la climatización e iluminación, la mejora del confort acústico, mejoras relativas a la ergonomía y el acceso físico a los diferentes puestos de trabajo.

El Centro de Control está operativo en la sede central de la EMT desde 2004. Consta de 30 puestos y regulación de toda la flota municipal en servicio. Además, incluye una zona de supervisión, integrada por cinco puestos, desde la que se atienden tanto las incidencias sobrevenidas como las planificadas y se coordina la asistencia en ruta cuando se requiere.

Está integrado por una plantilla de 100 personas distribuidas en turnos de trabajo de mañana, tarde y noche para llevar a cabo una labor fundamental: atender, controlar y gestionar el servicio de autobuses durante las 24 horas del día, todos los días de la semana.

Mejor control y gestión de la movilidad en superficie

El llamado Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) de este Centro de Control es un sistema informático de comunicaciones integradas en los autobuses de Madrid que permite realizar acciones de regulación durante el desarrollo del servicio diario de la flota que está prestando servicio en la calle. Para ello, incluye un sistema de localización de vehículos mediante GPS, sensores de apertura de puertas e instrumentos de medición para calcular la distancia, total o parcial, que recorren los autobuses.

Estos sistemas informáticos permiten conocer la situación de todos y cada uno de los autobuses y su situación con respecto al horario programado, posibilitando la información al usuario en tiempo real a través de los canales propios de la EMT como los paneles de mensajería (PMV) situados en determinadas paradas y puntos estratégicos de la ciudad, los canales de información a través de SMS bajo demanda, la web corporativa de la EMT o la información distribuida en redes sociales y aplicaciones móviles.

Todos los autobuses de la flota madrileña disponen de comunicación directa con el Centro de Control mediante voz y texto, además de sistemas de alarma para casos de emergencia que son gestionados desde un centro receptor de alarmas independiente del Centro de Control.