Las bandas latinas ‘Trinitarios’ y ‘Dominican Don’t Play’ elevan su actividad criminal en Madrid

En este tipo de delincuencia existe una importante “cifra negra” de delitos que no se denuncian por las características de actuación secreta y violenta de estas bandas, que impiden la denuncia, y por el miedo y temor de las víctimas a sufrir represalias si formulan denuncias.

Test de claidad del sueño

La Fiscalía Superior de la Comunidad de Madrid ha hecho público esta semana su Memoria Anual, en la que alerta del importante incremento de la actividad de las bandas latinas de dominicanos ‘Trinitarios’ y ‘Dominican Don’t Play’, con un homicidio consumado y otros nueve en grado de tentativa, frente a los 2 consumados y 5 en tentativa del año anterior.

Según ha incidido la Fiscalía, durante el año 2018 ha existido un aumento de la actividad criminal de las bandas latinas, desde el punto de cuantitativo, pues se ejecutaron 33 acciones criminales (2 más que en el año anterior), pero no tanto desde el punto de vista cualitativo, pues no han descendido en gravedad las acciones, contabilizándose 1 homicidio consumado y 9 homicidios en grado de tentativa, frente a los 2 consumados de 2017 y 5 en tentativa.

Hubo 3 consumados en 2016 y 8 en tentativa y una ausencia de homicidios consumados en 2015 con 3 intentados, cuando en los años 2009 a 2011 y 2013 a 2015, no se produjo ningún homicidio consumado, mientras que fueron 3 los intentados en 2015, 4 en 2013-14.

La Fiscalía expone que se mantiene la reactivación de la actividad criminal de estos grupos, que ya se inició en 2015, cuando la tendencia era al descenso generalizado de su actividad criminal que se había venido produciendo desde el año 2007. Dicho aumento se debe, a su juicio, fundamentalmente a la elevada actividad de los “Trinitarios” y “Dominican Don’t Play”.

El número de detenciones ha ido descendiendo desde las 139 detenciones de 2015 a las 65 detenciones del año 2018. En 2017 fueron 56 (9 menos que en 2018) y en 2016 fueron 85 (cifra superior a los dos años posteriores). De las 77 detenciones del año 2014, se pasó a las 139 de 2015. Cifra también superior en 6 detenidos respecto del ejercicio 2013 (78).

Descendió en 2018 el número de prisiones preventivas acordadas, 17, frente a las 20 del año 2017, idéntica cifra a la del año 2015, también con 20, si bien en 2016 fueron 30. En el año 2014 fueron 25. En 2013 también fueron 20 prisiones preventivas, 8 más que en los dos años anteriores que se mantuvo en 12 prisiones, que eran cifras semejantes a las acordadas en 2010 (20) y 2009 (24).

Por lo que se refiere a las cifras estadísticas de las denominadas “bandas latinas”, para la Fiscalía de Madrid «existe una enorme dificultad a la hora de abordar el análisis de la problemática, con los posibles defectos de registro, por lo que el presente estudio se apoya en datos recopilados durante todo el año 2018 de forma prácticamente manual, mediante la consulta directa de atestados y procedimientos».

«Evidentemente, en este tipo de delincuencia, existe también una importante “cifra negra” de delitos que no se denuncian, en razón a las características de actuación secreta y violenta de estas bandas, que impiden la denuncia, y en razón al miedo y temor de las víctimas a sufrir represalias si formulan denuncias», inciden.

En cuanto a detenidos y presos, en el año 2018 se presentaron, como en años anteriores, numerosos atestados en los que se apuntaba a la posibilidad de que alguno de los detenidos pudiese formar parte de una banda latina o que se tratase de hechos relacionados directa o indirectamente, con la ilícita actividad de dichas bandas. Respecto de algunos detenidos se identifica a los mismos por la policía como miembros acreditados o “probados” de la banda, con informes policiales muy laboriosos y de gran precisión.

En otras ocasiones es la propia policía la que, atribuyéndose muy fundadamente al detenido la comisión de otros delitos (amenazas, lesiones, etc…), no considera plenamente acreditada la pertenencia a la banda respectiva, sino que dicha inclusión queda en fase de estudio, lo que, en principio, salvo que otra cosa resulte de la instrucción de la causa posterior, impide formular acusación por pertenencia a organización criminal.

En relación con los atestados y detenidos presentados durante la guardia en 2018, se pueden considerar como supuestos más claros de actividad criminal relacionada con las bandas latinas los siguientes, los cuales permiten hacernos una idea muy aproximada de cuáles son las bandas latinas más activas, así como la naturaleza de los delitos cometidos como consecuencia de su pertenencia, también delictiva, a una banda, según aparece en el siguiente cuadro:

En el año 2018 se formularon un total de 15 escritos de acusación, apreciando en todos ellos el delito de organización criminal junto a otros delitos de los que se acusaba a algunos o a todos los investigados (nunca se acusó exclusivamente por pertenencia a organización criminal), en la forma que sigue:

Ello supone el siguiente número de acusados en 2018 por su concreta pertenencia a alguna de estas organizaciones criminales, quedando fuera el resto de acusados no miembros de las mismas:

– DDP: 9 acusados miembros activos

– Latin King: 2 acusados miembros activos

– Ñeta: 5 acusados miembros activos

– Trinitarios: 5 acusados miembros activos

En cuanto a las sentencias dictadas en 2018, son 8 las dictadas, 4 apreciaron el delito de organización criminal y 4 absolvieron por dicho delito.

Gacetín Madrid

Somos un medio de comunicación digital de actualidad de acceso gratuito e independiente de la ciudad de Madrid. Informamos de las últimas noticias que suceden en los 21 distritos y los diferentes barrios o zonas de Madrid, así como todas las noticias de interés para los madrileños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *