Izquierda Unida denuncia el cierre de la Oficina de Derechos Humanos del Ayuntamiento de Madrid

“Que las mismas Naciones Unidas denuncien el hecho de cerrar la Oficina de Derechos Humanos certifica que este paso atrás es el pago de una medida sectaria, como parte del apoyo de la extrema derecha de VOX y dar la vuelta a las políticas de vanguardia llevadas a cabo por el gobierno de Ahora Madrid”, ha afirmado Mauricio Valiente, exconcejal de Derechos Humanos y Memoria del Ayuntamiento de Madrid, y portavoz de IU Madrid.

El Informe Anual del Alto Comisionado de las Naciones Unidas ha reconocido expresamente el papel del Ayuntamiento de Madrid con su Plan de Derechos Humanos, como «una buena práctica a seguir para otros municipios y administraciones locales».

De este modo, desde IU Madrid, de la mano de su portavoz y exconcejal de Ahora Madrid, Mauricio Valiente, se ha denunciado “el grave incumplimiento de los compromisos que toda administración debe llevar con el derecho internacional, y con el avance de una sociedad abierta y respetuosa con los Derechos Humanos.”

El informe destaca «el esfuerzo para priorizar el cumplimiento de los tratados internacionales con políticas sociales y el ejercicio de derechos básicos para el conjunto de la ciudadanía, así como el desarrollo de estas políticas con un amplio proceso de participación ciudadana a través del Foro de Derechos Humanos». En este aspecto, se cuenta con la participación de organizaciones de derechos humanos, así como de la ciudadanía de forma directa y los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid.

El reconocimiento de Naciones Unidas, hecho expreso en el Consejo de Naciones Unidas, contrasta con que una de las primeras medidas del nuevo gobierno de PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madri, sea el cierre de la Oficina de Derechos Humanos y Memoria, «que es el organismo encargado de ejecutar el Plan de Derechos Humanos, alabado por la comunidad internacional como un buen ejemplo», critican.

Según ha indicado Valiente, «Izquierda Unida va a trabajar en una alternativa, defendiendo el proyecto de Derechos Humanos y las reivindicaciones que tendría que cumplir el gobierno de Martínez-Almeida, más aún con el apoyo expreso de un órgano del prestigio del Consejo de Derechos Humanos y el alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas».

«El ejercicio de priorizar a la extrema derecha frente la puesta en marcha de políticas sociales, lo pagan todos los vecinos y vecinas de Madrid. Vamos a trabajar desde ya por defender un modelo de ciudad inclusivo, y una alternativa que haga posible que estos señores de derechas abandonen el gobierno de la ciudad y se pueda continuar la senda de garantía de derechos para garantizar una ciudad de Madrid abierta y prestigiosa, precisamente por estar a la vanguardia de cumplir los derechos de la mayoría social», ha afirmado el que fuera Tercer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *