El Hospital Infanta Leonor de Vallecas lidera un estudio multicéntrico nacional sobre hemodiálisis

El trabajo, promovido por la Sociedad Española de Nefrología, demuestra beneficios del uso de citrato, frente al acetato, en el líquido de diálisis.

Especialistas del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Infanta Leonor coordinan un estudio multicéntrico nacional, promovido por la Sociedad Española de Nefrología, que demuestra que el uso de citrato, frente al acetato, como estabilizante del líquido de diálisis es beneficioso para pacientes con enfermedad renal crónica en tratamiento de hemodiálisis.

Entre otras ventajas, disminuye los episodios de bajada de tensión arterial, que es la complicación más importante en las personas sometidas a trata-miento de diálisis.

Los resultados de la investigación han sido publicados en Nefrología, revista de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.), en un artículo firmado por la Dra. Patricia de Sequera Ortiz, especialista del Hospital Universitario Infanta Leonor, junto al Dr. Rafael Pérez García, jefe de Nefrología del mismo centro sanita-rio hasta su jubilación en 2018.

La investigación también contó con la colaboración del personal de enfermería de la Unidad de Diálisis del Hospital Universitario Infanta Leonor y del resto de centros implicados: Hospital Santa Lucía de Cartagena (Murcia), Hospital Galdakao (Vizcaya), Hospital Doce de Octubre (Madrid), Complejo Hospita-lario de Ourense, Hospital de Guadalajara, Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y Hospital Infanta Sofía (Madrid).
Se trata de un estudio prospectivo, multicéntrico, aleatorizado y cruzado, iniciado en el año 2016, en el que participaron 56 pacientes en tratamiento de hemodiálisis, con una edad media de 65 años, que fueron observados durante 32 semanas (ocho meses).

Según se expone en el artículo, el líquido de diálisis, elemento esencial en la hemodiálisis, se fabrica in situ mezclando tres componentes: agua tratada, concentrado de bicarbonato y concentrado ácido. Existen dos tipos de concentrado ácido que ejercen de estabilizante: el que contiene acetato, más habitual, y el que lleva citrato.

Menos bajadas de tensión arterial

El objetivo de los investigadores era comparar el efecto agudo de la hemodiálisis con citrato frente al acetato sobre el metabolismo del calcio, fosforo y magnesio, el equilibrio ácido base, la coagulación, inflamación y la estabilidad hemodinámica.

El estudio permite concluir que el uso de citrato es beneficioso para los pacientes porque, entre otras ventajas, disminuye los episodios de bajada de tensión arterial, que es la complicación más importante en las personas sometidas a tratamiento de diálisis.

Esta investigación es importante porque aporta evidencia científica al uso del líquido de diálisis con citrato. Si bien su comercialización se produjo hace 15 años, son pocos los estudios realizados con ante-rioridad sobre los efectos de este ácido en pacientes renales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *